NEXUS, la startup que cuida las raíces de las plantaciones agrícolas

- en Campo

En estos días Salamanca acoge la séptima edición de la Startupolé de manera presencial donde miles de asistentes, corporaciones, startups, inversores y universidades públicas se reúnen para asegurar oportunidades de financiación para el impulso de la transformación digital a través de diferentes actividades como mesas redondas, networking y matchmaking.

Entre las startups participantes está la castellanoleonesa Nexus formada por Mario García Jiménez y Pablo Jiménez Pascual, ideólogos del proyecto que tiene como finalidad actuar como ”pegamento” entre las nuevas tecnologías y la tradición, es decir, el campo, la agricultura y por tanto, las raíces.

Nexus nace de una necesidad insatisfecha por parte de los pequeños y medianos agricultores en el tratamiento de sus tierras para el cuidado de sus cosechas. Pero también de la inquietud de los jóvenes integrantes del equipo por el bienestar de sus familias. Ellos provienen del campo y entienden las dificultades y el sacrificio que todos los factores, naturales o no, conllevan. Por ello, buscan ofrecer un servicio que les brinde una mejora en sus cultivos, así como una reducción de sus costos, y darles una mejor calidad de vida.

Gracias a un sensor y la visión de los drones, se recogerán datos sobre el cultivo en cuestión en una plataforma que se puede consultar fácilmente para conocer de manera exacta qué necesidades requiere el cultivo.

Tras la toma de decisión sobre qué tipo de sensor es el mejor para instalar, este se conectará a la plataforma de manera que, desde la web o el dispositivo móvil, y a tiempo real, se visualice y acceda a los datos del cultivo. Por tanto, su principal fortaleza es ofrecer un ambiente favorable para innovar tecnológicamente en los procesos de los agricultores y eso mismo asociarlo a la capacidad de flexibilidad de las plataformas virtuales con las que cuentan para llegar más rápido al cliente.

Como propuesta de valor, cabe destacar que Nexus pretende contribuir a un desarrollo rural más sostenible con el medio ambiente, revitalizando el ámbito social y económico de las áreas rurales, desmitificar que la agricultura es un modelo antiguo de economía. Un empresario agrario se preocupa por la investigación de las nuevas tecnologías y por ello, también se preocupa de convertirse en alguien más competitivo y con mayor producción.

Ganadores de la edición 2021 del Concurso Santander Explorer y Ávila 1.131 (Fundación Tatiana Pérez de Guzmán), estos jóvenes son el ejemplo que juventud y campo no son antónimos, sino sinónimo de emprendimiento, esfuerzo y mejora.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios