Corazón partido o más bien dividido

- en Deportes
Escuela de Atletismo de Alba 2

Es la segunda vez que nos pasa en estos años, qué nos coinciden en el mismo día y franja horaria dos competiciones de la Escuela de Atletismo y de nuevo han sido pista y duatlón. Así que había que organizarse y yo iría a las pistas del Helmántico con los infantiles y juveniles y los padres (y algún abuelo) se desplazarían hasta Lumbrales con todos los que querían participar en el segundo duatlón de juegos escolares.

Lo primero es dar las gracias a todos los que han acompañado a los pequeños al duatlón porque se han encargado de todo y porque era un desplazamiento largo del que han vuelto casi a las cinco de la tarde y además en el día del cambio de hora con lo que han tenido que madrugar. Imagino que para los pequeños ha sido como siempre, una excursión, pero entiendo que para los acompañantes el estar casi ocho horas fuera para una prueba de poco tiempo, salvo en el caso de María que hacía el recorrido de los mayores, ha tenido que ser un poco pesado. Espero que sea algo que se repita poco. Así que a las ocho y cuarto ya estaba esperando a que fueran bajando con las bicis al autobús y he de decir que aunque la hora se había adelantado no hacía el frío que esperaba. Nos pusieron un autobús con un maletero enorme con lo que no hubo problema ninguno para llevar las bicis y así no tuvimos que andar desmontando ruedas como nos ha sucedido en otras ocasiones. Otra cosa será para la final de mayo en Ciudad Rodrigo porque allí irán todos los niños clasificados y seremos bastantes más personas y sobre todo bicis que transportar.

Solo voy a decir una cosa sobre la organización del duatlón porque de lo demás como no he estado prefiero no hablar y que lo hagan los padres. Entiendo los problemas que acarrea preparar todo, pero si después no hay personal y voluntarios que estén en el recorrido pasa lo que pasa, que a los niños los sacan por caminos fuera del pueblo y si no los conocen y no hay nadie controlando se pueden despistar y perder como así le pasó a más de uno. Con lo fácil que es preparar un recorrido urbano en el que tengan que dar algunas vueltas y así en todo momento están controlados por si surge algún imprevisto.

Por lo demás y por lo que me han contado se lo pasaron bien y los que subieron al podio más, aunque ya os digo que se les terminó haciendo muy larga la mañana (y parte de la tarde). Además, que los que no habían participado en el anterior ya están clasificados para la final a la que nos desplazaremos con bastantes más efectivos. Por cierto, de juegos escolares creo que los únicos que compitieron fueron los de la escuela de atletismo de Alba de Tormes e imagino que la razón ha sido el largo desplazamiento que había que hacer y en lo que respecta a los nuestros, que van por el interés que ponemos los padres y yo en que participen en los duatlones a pesar de los inconvenientes que suele haber.

Y en cuanto a la jornada de pista, decir que la mañana estuvo estupenda. Una verdadera mañana primaveral en la que disfrutamos de las pruebas y además volvimos a casa antes que nuestros compañeros. Como la salida estaba programada a las 9, me quedé esperando en la zona del pabellón. Unos paseos y pronto empezaron a llegar los atletas que iban a participar, este domingo les tocaba a las categorías infantil y juvenil. Estos ya han hecho el trabajo de cara a la final y ahora tenemos algo más de un mes para que todos aquellos que se han clasificado se centren en sus pruebas y a la vez podamos programar alguna actividad más durante los meses de abril y mayo porque solo quedan por tener lugar la segunda jornada de pista para alevines y cadetes el próximo domingo y en mayo las finales de pista y duatlón. Nos han concentrado todo en estas semanas y a partir de ahora estaremos más `descansados´ y sobre todo los padres se tomarán un respiro de tantos domingos con actividades. Además, de cara a las finales y a falta de esa jornada que resta, las sensaciones son buenas y esperemos que el trabajo hecho de su resultado.

El sábado quedamos para salir con las bicis de montaña e hicimos un recorrido un poco más largo que las últimas veces. He de decir que me encontré mejor, lo cual no quiere decir que no sufriera un poco al final, y puede ser porque el martes de la semana pasada me obligué a hacer una hora de rodillo a pesar de tener poco tiempo y menos ganas. A ver si poco a poco voy recobrando el nivel de hace unos meses y que se fue al `garete´ con todo lo ocurrido y las prioridades que tuve.

Llegando a Alba nos cruzamos con Carlos Parra y David Sánchez, de Ledrada y por supuesto que los saludé pero como íbamos todos tan rápido no pensaba que se iban a parar, tiré para adelante y al cabo de casi un kilómetro me di cuenta de que solo íbamos dos y que los otros cinco se habían parado a hablar con ellos. Ya no volví porque al haber hecho una salida más larga llegaba con el tiempo un poco justo, pero me hubiera gustado saludarles. De todas formas luego en Facebook me disculpé por no haber parado con los demás, pero de estas veces que no te das ni cuenta de que se han parado detrás y sigues por inercia.

Y este lunes, aprovechando el cambio de hora, quedada con el grupo de iniciación a la carrera para hacer una hora y además cambiando el recorrido. Novedades que trae la primavera.

Autor

Corredor, ciclista y nadador aficionado. Técnico de la Escuela de Atletismo de Alba de Tormes, impulsor del grupo de iniciación a la carrera promovido por el ayuntamiento de Alba de Tormes y monitor de gimnasia para mayores. Entrenador auxiliar de natación, socorrista acuático y monitor de gimnasia en el agua. Formación como monitor de socorros y emergencias por Cruz Roja. Miembro desde sus orígenes del club Alba Running, del Club Ciclista de Alba de Tormes y desde hace un año del Club Deportivo Cádiz Costa de la Luz.