El CD Guijuelo sigue abriendo el camino para seguir adelante en Copa del Rey

- en Deportes
CD Guijuelo Deportivo La Coruna 098

Antes de nada debemos recordar que el Deportivo, juegue en Primera, en Segunda o en Tercera y que nadie olvide que en su palmarés reza un título de Liga, dos de Copa (uno de ellos el famoso ‘centenariazo’ en el Bernabéu) y tres Supercopas de España. Recordar que por sus filas han pasado jugadores del nivel de Fran, Rivaldo, Bebeto, Djalminha, Mauro Silva y un largo etcétera de futbolistas de primera talla mundial en su momento.

En la actualidad, el conjunto coruñés trata de reinventarse para volver al sitio que le corresponde tras una larga travesía por el desierto y eso, en ocasiones, conlleva procesos largos en los que el ‘acierto-error’ es una constante.

Ayer, se medían dos equipos históricos, cada uno en su nivel. Uno en lo más alto del fútbol de élite, el otro, ejemplo de tesón, humildad, de unión. Deportivo y CD Guijuelo se veían las caras en la Copa del Rey. Quizá el hecho de que para unos fuera obligación clasificarse y para otros fuera una ilusión influyó en la acumulación de nervios, transmitido a los errores. Lo cierto es que, al final, el Guijuelo emuló a sí mismo, se volvió a poner aquel traje de ‘matagigantes’ que le llevara a vivir hace ahora seis años una noche mágica en el Helmántico ante el Atlético de Madrid, y acabó apeando de la competición a los coruñeses. Tiempo para soñar con un equipo del máximo nivel y repetir aquel sueño que no disfrutaron sólo los guijuelenses, sino que, en un acto de generosidad, pudo disfrutar Salamanca entera.

Son dos años en los que bajo la batuta de Jonathan Martín en la dirección deportiva/secretaría técnica y de Mario Sánchez en el banquillo, el Guijuelo ha vuelto a la normalidad tras un pequeño bache que le llevó a los infiernos del fútbol nacional.

Dos tormesinos de pura cepa que han vuelto a juntar sus caminos para, sin hacer ruido y con el apoyo total de directiva-gobernantes-pueblo-plantilla han devuelto al equipo a su lugar natural durante más de tres lustros, la tercera división del fútbol nacional. Soñando con lo que haya que soñar, pero teniendo siempre los pies en el suelo y anteponiendo lo que simboliza el municipio por delante de todo lo demás. La industria chacinera que, en gran medida, aporta su granito de arena, así lo merece. El club verdiblanco, además, ha dado acomodo a muchos jugadores salmantinos, con calidad de sobra para llevar al equipo a lograr sus objetivos. Qué gusto daba ver a los Coque, Piojo, Caramelo, Garban, Totti, incluso a los ‘adoptados’ Willy y Carmona. Un equipo sin grandes alharacas, pero que con tesón y sabiendo donde tienen que estar va cumpliendo metas. Con un técnico que sabe lo que hace y que, allí donde ha estado, ha obtenido siempre importantes méritos. La verdad es que me gustaría verlo algún día en un equipo de superior categoría, porque lo que hizo en Santa Marta, en la selección Castilla y León UEFA y lo que está haciendo en el Guijuelo es de matrícula de honor. Y lo hace desde la modestia, desde conocer el lugar mediático de su club y de su equipo. Y lo hace él y lo hacen los que le rodean, sin quejarse, sin exigir. Primero trabajar y luego recibir la recompensa, y jamás son egoístas a la hora de compartir sus éxitos. Ojalá el futuro les de parte de lo que merecen. De momento, vamos a disfrutar de la siguiente ronda copera, a ver qué depara el destino y ojalá les depare el mejor rival posible porque seguro que demostrarán una vez más que, desde la humildad, desde el trabajo bien hecho, devolverán a Salamanca al primer plano y disfrutaremos todos del fútbol sin más, sin apellidos. De ese espectáculo que, durante dos horas, te llena de emociones y de sentimientos viendo, como se suele decir, a veintidós tipos detrás de una pelota. Pero qué dos horas pasamos ayer, con una grada prácticamente llena, entre ellas decenas de seguidores gallegos, esa mezcla de la afición chacinera de gente de toda la vida, que tiene la memoria llena de recuerdos de partidos en tierra, con un grupo de jóvenes que podían estar en otro lado, pero que apuestan por apoyar al equipo, con ese alcalde volcado en su apoyo al equipo del que un día defendió los colores, qué bonito ver a esa María Caamaño disfrutando del deporte que le gusta en primera fila. ¡¡¡FÚTBOL!!!

Ojalá mantengan la buena trayectoria en la Liga y en Copa puedan seguir creciendo. Yo lo tengo claro, que les toque un grande, que lo rentabilicen económicamente y que los disfruten, porque si ellos lo disfrutan, estoy seguro que lo disfrutaremos todos los salmantinos de bien. Por lo menos, el camino, lo siguen mostrando año tras año. Gracias y suerte.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios