Gabino Sánchez Esteban, In Memoriam

- en Deportes
Gabino Sanchez Esteban 2

Hace apenas un suspiro nos enterábamos del fallecimiento de Gabino Sánchez, que fuera administrativo de la Unión Deportiva Salamanca en 1964 y gerente desde 1965 a 1992. Como él mismo nos confesaba hace poco más de dos años, “toda una vida”. Una vida, sin duda, apasionante y fundamental para el club de sus amores, pues durante todo ese tiempo vivió etapas históricas como el traslado de El Calvario al Helmántico, la primera etapa en Primera y varios ascensos a la máxima categoría. Además, fue protagonista directo de fichajes también históricos, fichajes frustrados, negociaciones infinitas, relaciones con los más grandes clubes, con Santiago Bernabéu o con Vicente Calderón, con la Federación. Una vida intensa, sin duda y una época para recordar.

Sin duda, la de Gabino Sánchez es una de las figuras fundamentales para entender el crecimiento del fútbol en Salamanca. Bajo su gestión y la de Tito Reyes el Salamanca pudo dar el salto cualitativo que le llevó a lo más alto. Siempre defendió que la cesión de jugadores era necesaria para que el Salamanca pudiera sobrevivir evitando problemas económicos. En 1992, con Mariano Rodríguez de presidente, dejó el club tras recibir un homenaje con saque de honor en el Helmántico incluido.

Hace dos años, con la intención de escribir un libro sobre los 50 años del Helmántico, lo citamos en la que fue su casa. A pesar de que el Parkinson ya hacía mella en él, presentaba una planta espléndida y una gran memoria. Insuficiente todo ello para que evitara emocionarse y soltar unas lágrimas recordando algunos de los momentos más felices de su vida.

Nacido en San Esteban de la Sierra el 11 de febrero de 1932, llegó al Salamanca procedente de la Sociedad de Cazadores. Con 88 años nos dejaba un testimonio único y emotivo que ahora, con motivo de su fallecimiento, compartimos con los lectores de www.noticiassalamanca.com.

“He tenido risas y llanto, pero es la vida que, en mi caso, se consume. Pero qué alegría pisarlo (el Helmántico), qué alegría recordar al Real Madrid, al Barcelona, al Atlético, al mismo Oviedo, al mismo Gijón… ¡Cuántas alegrías y lloros hemos echado! ¡Cuántas horas he vivido aquí en el Helmántico, mi Helmántico! Le preguntaba a Don Augusto que cómo lo íbamos a pagar y él me decía que las cosas se hicieran. Ya lo pagaremos Gabino, pero el campo se hace… Y se hizo y aquí está para disfrute de Salamanca. Nos las teníamos que ingeniar para fichar, pero conseguimos hacer una familia”, nos contaba en aquella ocasión.

“Hace falta que se construya un equipo de verdad, que se puede hacer con los chavales, buscando por los clubes grandes donde te puedan ceder, suplicando si hace falta. Hoy en día está muy interesado el fútbol. Hay que buscar donde se pueden traer jugadores que aunque alguno tenga algún vicio luego sea noble y en el campo lo de todo como en nuestra época. Qué ejemplo daba aquel Juanito Ginebra. Me decía: Gabino tranquilo que a partir del viernes no bebo ni una copa y luego se mataba en el campo. Cuantos jugadores recuerdo, D’Alessandro, Rezza, Enrique, Huerta. Aquello era una familia que, a lo mejor estábamos chateando por la mañana con los jugadores y luego saltaban por la tarde al Helmántico y lo daban todo. Nos faltaban esos dos o tres jugadores que tenían la experiencia. Recuerdo a Lobo Diarte y a otros futbolistas con esa calidad. Lo cierto es que para fichar era muy difícil. Nosotros no podíamos fichar con esas cantidades como luego se ficharon y que trajeron problemas económicos. El Salamanca no podía fichar de esa forma. Tenías que coger como antes decía jugadores que tenían algún vicio. Venían con experiencia se adherían al grupo y así sobrevivíamos”, confiesa.

“Para mí ha sido todo. Si alguna cosa hice mal no fue intencionada. Mi corazón siempre ha estado con el Salamanca y siempre, hasta que me muera, lo estará”, relata, a la vez que nos recuerda que en su etapa tenía la ayuda de otros históricos que le ayudaban como ojeadores, recordando Piqui, Juanito Pablos o Ros Cabezas, que también fallecía hace apenas unos días.

Por último, nos dejó pistas para el futuro: “El Salamanca tiene lo principal, el campo y una afición extraordinaria. Ver ayer un segunda B (2020) y cómo chillaba el fondo sur. Esto es afición. Llegamos a tener una muy buena afición, pero estábamos en Primera, pero ver que ahora no tienen figuras y tener esta afición. Esta afición no la supera ni el Valladolid, ni el Zamora ni el Palencia ni ninguna ciudad de esta categoría, y Salamanca la tiene. Se tenía que juntar un grupo coherente, con sensatez y ver qué necesita Salamanca desde la categoría que sea, pero unidos y llevar esa política lo que vaya sacando de la cantera y juntarle dos o tres jugadores”.

Descanse en Paz.

*Fotografías: Álex Lorrys.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios