Unionistas, a ‘pensar en verde’

- en Deportes

Era un día importante ayer para Unionistas y para Salamanca y, un servidor, quizá por deformación profesional, aprovechó para volver al Reina Sofía. Al ‘nuevo’ Reina Sofía. Un campo coqueto, para unos 5.000 espectadores, de hierba natural y que, poco a poco, va siendo dotado con una infraestructura importante. Ayer se celebraba el primer partido con el nuevo césped y algunos teníamos expectación por asistir y por ser testigos de ello después de un verano movido en torno al recinto.

El caso es que al final hubo ‘entente’ cordial entre Unionistas, Monterrey y Ayuntamiento y las mejoras en el campo hacen que Salamanca cuente ya con un campo de fútbol municipal bastante ‘apañado’. La campaña del club blanquinegro dio sus frutos, consiguió una importante recaudación y pudo colaborar con el Consistorio sufragando la implantación del césped, algo que hay que alabar. Un césped que ayer lució de forma brillante tras el importante trabajo de la empresa encargada de la adaptación y del mantenimiento.

Nunca llueve a gusto de todos, pero ahora Salamanca tiene esa instalación que tanta gente demandaba. ¿Qué podía ser mejor? Seguro. ¿Qué en otros sitios tendrá mejores dotaciones? Seguro también. Lo importante es darle un uso correcto y adaptado a lo que debe ser una instalación municipal

Ahora lo que está claro es que Unionistas ya sólo puede pensar ‘en verde’ y que tiene que hacerlo tras un complicado arranque liguero. Lo cierto es que ayer mereció un mejor resultado, pero la ‘ley del fútbol’ se acabó imponiendo y, cuando perdonas acabas pagándolo. El conjunto charro, que llevaba un punto de nueve salió a por todas ante un recién descendido de Segunda. A medida que avanzaban los minutos el Fuenlabrada le tomó el pulso al choque, pero, al borde del descanso, Unionistas ponía el 1-0. En la segunda mitad, cuando parecía que el cuadro madrileño iba a salir a por todas a por el empate, los salmantinos tuvieron sus mejores minutos. Controlaron la situación, evitaron el peligro y gozaron, sobre todo, de dos clarísimas ocasiones, una de ellas que se estrelló en la madera y la otra en la que el meta visitante se lució en un mano a mano con un rival. Esos fallos hicieron crecer y, sobre todo creer, a los visitantes que, en la recta final ponían el empate.

No registró el Reina una de sus mejores entradas y, aunque tras el gol visitante el desánimo cundió en parte de la grada, lo cierto es que la afición charra ‘arreó’ hasta el final. Su aliento, sobre todo en el feudo charro, tiene que ser parte importante en la trayectoria del equipo y lo tiene que ser en positivo. Unionistas demostró que tiene algunas carencias y es probable que se vea obligado a hacer algunos cambios en el mercado invernal, algo lógico por otra parte en muchos equipos. Pero hasta que el club realice algún movimiento en la plantilla, el apoyo de los aficionados unionistas será clave, sobre todo en casa, en ese nuevo ‘verde’ que luce desde ayer el Reina Sofía.

A veces es difícil no flaquear cuando no salen las cosas. Es lógico el enfado cuando los errores son continuos, pero las aficiones están para eso. Están para exigir, también para buscar culpables, pero están para ser el soporte que, en ocasiones necesitan los equipos.

Fue un fin de semana intenso de fútbol y con el color verde como denominador común. Verde el del estreno del césped natural del Reina Sofía, verde el del color del Helmántico, que también tuvo una buena imagen y parece que los nuevos responsables de su cuidado le van cogiendo el pulso y verde el del Guijuelo, que va como un tiro y, con su tercera victoria seguida, se coloca líder de su grupo en Segunda RFEF.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios