Lo intenté

- en Firmas
gimnasia mayores Salamanca

Llevaba dando sesiones de mantenimiento físico en Pedrosillo de los Aires desde Julio dentro del programa `depende de ti´ de la Diputación de Salamanca. También las imparto en Santa Teresa, Ejeme y Portillo, en estos dos últimos municipios de forma conjunta o mejor dicho una vez a la semana en cada uno de ellos porque Portillo es pedanía de Ejeme.

Pues bien, el caso es que en todos la actividad continua hasta noviembre, excepto en Pedrosillo, que al parecer pudiendo solicitar cinco meses solo se pidieron tres de actividad. Llegando el final, me puse en contacto con la empresa que lo organiza y con la propia Diputación para ver si se podía ampliar dos meses más como en los otros pueblos. Pues no, mira que he insistido, pero por cuestiones administrativas y burocráticas no ha sido posible. A veces pienso que porque me meto en estas cosas, pero es que me gusta involucrarme en lo que hago y para mí los participantes no son números, son personas.

Me parece mal, que queréis que os diga, no sé quién tiene la culpa de que solo hayan tenido tres meses, pero es ahora cuando más necesario es que siguieran en el programa. Durante el verano hay más gente en los pueblos, tienen a la familia que va de vacaciones, pero ahora se quedan solos y es una pena que las 7 mujeres (misión imposible los hombres de esas generaciones, que pena) que estaban acudiendo a la actividad, durante los meses de verano han sido algunas más con las que estaban de vacaciones,  se queden sin ella y sin un aliciente para salir de casa un par de tardes a la semana, charlar entre ellas un rato, hacer gimnasia y después al acabar irse a dar un paseo juntas o como mínimo seguir un rato con la charla. Como digo, lo intenté, pero no ha sido posible.

Este viernes pasado me iba a despedir de ellas y no tenía previsto nada especial porque quería que aprovecharan el día para una última sesión de gimnasia. Al llegar me percaté de que la indumentaria no era la de adecuada al efecto, y es que habían encargado un chocolate con bizcochos en el bar de la localidad. Allá que nos fuimos, pasamos un rato agradable y nos despedimos hasta una próxima vez que me envíen allí o hasta cualquier día que coincidamos porque alguna vez paso con la bici y como ellas dicen, ya sé dónde viven.

Desde aquí darles las gracias porque no nos conocíamos y hemos acabado teniendo una buena relación y han hecho muy fácil mi trabajo. Por cosas como estas es por lo que me gusta ir a dar gimnasia a los pueblos a pesar del esfuerzo que a veces me supone, como era el caso pues estaba a casi 30 kilómetros pero este verano no encontraban monitor para ir allí.

Así que en la siguiente sesión, en Santa Teresa, estaba yo como para dar gimnasia a cuenta del chocolate y los bizcochos (me gusta hacer todo igual que los participantes, no me quedo mirando y eso es una de las cosas que les gusta, además de que me adapto sobre la marcha a como estén ese día) y les dije que íbamos a dar la sesión entre todos y hay que decir que acabamos pasándonoslo muy bien y riéndonos bastante. Ni se acordaron de pedirme un descanso a la media hora como suele ser costumbre.

Luego tocaba Portillo y ya con la digestión bien hecha y pasamos un buen rato en el que, antes de irme, acabé haciendo de fontanero y arreglándoles la cisterna del baño del multiusos que perdía agua. Allí, como en Santa Teresa, nos conocemos de otras veces y de vernos por alba y con algunas tengo muy buena relación. Al final es lo que tiene, que terminas llevándote bien y conociendo a un montón de gente de toda la comarca y últimamente hasta de más allá.

Y cambiando de tema. En un momento de locura transitoria, o algo así, me inscribí hace unos días a la media maratón de la Diputación, la clásica que antes era Babilafuente-Santa Marta y desde hace un par de ediciones empieza y acaba en esta última localidad. No me preguntéis el motivo del cambio porque no lo sé. Es cierto que es más cómodo que empiece y acabe en el mismo sitio, pero ya estábamos acostumbrados a lo otro y tenía su encanto la salida desde Babilafuente.

El caso es que como os digo me inscribí, aun a sabiendas de que no estaba preparado en absoluto y de que solo iba a tener tiempo para tres tiradas largas preparatorias.

Pues tres no, solo dos porque la semana pasada, entre unas cosas y otras no pude salir a correr más que la media hora de `iniciación a la carrera´ del jueves. El sábado tocaba bici, pero en otro `cruzamiento de cables´ decidí que había que intentarlo y lo cambié por una tirada larga sin un recorrido totalmente predeterminado, hasta donde pudiera. Aldeaseca, Navales, por un camino hasta la carretera de Piedrahíta y a Alba por los Reparadores, haciendo 17 kilómetros justos.

Me queda otra posibilidad de tirada larga el próximo fin de semana, que esperemos no se malogre y si el resultado es bueno haré la media del día 16 y si no pues al menos podré decir que lo intenté.

El domingo debería haber descansado, pero me encontraba bien y salí a pedalear un rato a media mañana. Con la de carretera hasta Galinduste muy tranquilo y por cierto, que buena mañana. De hecho me crucé con bastantes ciclistas y por la zona de Alba con corredores que imagino estaban preparando también la media, pero seguro que no tan `achuchados´ como yo.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios