Impulso a la divulgación investigadora en Salamanca con la creación de la Casa de la Ciencia ‘CSIC-María la Brava’

- en Local
2022 09 14 ACUERDO CASA DE LA CIENCIA1
  • Contará con una programación anual que incluye exposiciones permanentes, muestras temporales, y acogerá eventos nacionales e internacionales

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Junta de Castilla y León, Unicaja Banco y el Ayuntamiento de Salamanca han unido sus fuerzas para crear la Casa de la Ciencia ‘CSIC-María la Brava’, según un acuerdo firmado este miércoles con el objetivo de impulsar la divulgación investigadora en la ciudad de Salamanca. Este proyecto, de gran alcance y relevancia,  pretende convertirse en motor de la cultura científica en la región y en un modelo de gestión a nivel nacional e internacional.

El nuevo centro se ubicará en un histórico edificio del siglo XV, denominado Casa de María la Brava, cuyo uso ha sido cedido al CSIC por Unicaja Banco. Con un moderno y remodelado interior, la nueva Casa de la Ciencia tendrá entre sus objetivos crear un nuevo espacio cultural para la sociedad y servirá como punto de encuentro para los investigadores.

Este proyecto ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento de Salamanca en un acto en el que han participado el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco; el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo; el presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga; y la presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Eloísa del Pino.

El objetivo principal de la nueva sede y Casa de la Ciencia es crear un referente internacional de divulgación científica desde Salamanca, una ciudad de tradición humanista que destaca por su patrimonio histórico y su oferta cultural. Esta meta se suma a los retos con los que nace este nuevo espacio de ciencia y cultura como son, entre otros, crear una oferta cultural para el público general, aumentar la visibilidad del CSIC, acercar el trabajo de los investigadores a la sociedad, favorecer la internacionalización de los proyectos o servir como punto de unión entre los diferentes centros de investigación.

Para trasladar la ciencia a la sociedad, el nuevo centro contará con una programación anual que tomará protagonismo en la planta baja de la Casa de María la Brava, con una sala para exposiciones permanentes de 200 m2. Las exposiciones permanentes se combinarán con muestras temporales ubicadas en la primera planta, donde un espacio de más de 150 m2 acogerá eventos nacionales e internacionales, como el “Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia” o el “Día Internacional de la Cultura Científica”, entre otros.

A todo ello se sumarán programas transversales de calidad que perseguirán conectar con públicos más concretos, como la labor del “Árbol de la Ciencia” que acerca los proyectos del CSIC a la ciudadanía; y alcanzar propósitos específicos, como el programa de “Fomento de Vocaciones Científicas”, que busca despertar el interés por la ciencia entre los más pequeños.

Declaraciones

El presidente de la Junta de Castilla y León ha manifestado que esta Casa es un nuevo motor para la vocación científica e investigadora de Salamanca. “La investigación y la innovación son caminos de progreso y modernidad”, según ha añadido el Presidente, quien ha destacado que Castilla y León está en el top 5 de España en gasto en I+D en relación al PIB, a la vez que ha asegurado que desde la Junta trabajan con el objetivo de generar, captar y retener talento, y de favorecer su retorno. Asimismo, ha agradecido la participación de todas las entidades y ha subrayado que colaborar, dialogar y aunar esfuerzos es siempre el camino.

Por su parte, el Alcalde de Salamanca, ha señalado que la creación de la Casa de la Ciencia en Salamanca “nos dota de un instrumento que le aporta una gran visibilidad a la labor investigadora que se lleva a cabo en nuestra ciudad y que goza de un enorme prestigio nacional e internacional”. Según ha comentado, este nuevo recurso supondrá una “ventana abierta a la promoción del valor científico de Salamanca, que tiene la enorme suerte de albergar institutos de investigación del más alto renombre”, así como un reclamo que atraerá visitantes, gracias a una oferta científico-cultural que será de “excelente nivel”.

El Presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, ha reiterado  el arraigo de la entidad con Castilla y León y Salamanca, “en el ejercicio de nuestra Responsabilidad Social Corporativa y del mantenimiento del compromiso en los territorios de influencia como sello distintivo, entre ellos Salamanca y el conjunto de Castilla y León”. Azuaga ha resaltado que en 2019 se iniciaron las conversaciones con el Ayuntamiento para dar un uso cultural al edificio de María La Brava.  Y destacó que el proyecto ahora presentado ha sido posible “gracias a la unión de voluntades”, a la vez que mostró la importancia de “la colaboración público-privada,  que permite multiplicar capacidades para acometer actuaciones que requieren importantes esfuerzos y dedicación de recursos”. Finalmente, el Presidente de Unicaja Banco manifestó que “este nuevo centro aspira a convertirse en motor de la cultura científica en la región”.

Este proyecto refuerza la relación de Unicaja Banco con la ciudad, que se ha plasmado en los últimos años con otras iniciativas, como la cesión al Ayuntamiento de Salamanca del Centro Cultural de la Plaza de Trujillo y de  un céntrico solar en el Patio Chico, junto a la Catedral Vieja.

Finalmente, la Presidenta del CSIC, Eloísa del Pino, ha destacado que este nuevo espacio «nace con la vocación de servir como motor de la cultura científica en Salamanca y en Castilla y León, y fundamentalmente como lugar de encuentro para la toda la sociedad castellano-leonesa» y además permitirá «reforzar la presencia del CSIC en esta región». Asimismo, ha subrayado que la intención del CSIC es que esta nueva iniciativa, la Casa de la Ciencia María la Brava, «se convierta en un referente a nivel nacional e internacional, aportando valor añadido a una ciudad como Salamanca, que ya destaca por su patrimonio histórico y cultural, para favorecer su desarrollo como creadora de conocimiento y como polo de atracción científico y económico”.

Historia de la Casa de Doña María la Brava

La Casa de Doña María la Brava se trata de un inmueble  del siglo XV, situado en el número 5 de la Plaza de los Bandos, en pleno casco antiguo y a unos 250 metros de la Plaza Mayor. Es un monumento histórico-artístico, rehabilitado en el 2008 por Unicaja Banco para uso museístico, tras su adquisición.

El edificio, de cuatro alturas, tiene una superficie útil de 1.282 metros cuadrados y su interior se encuentra plenamente remodelado. Se trata de un gran ejemplo representativo de las casas de la nobleza española de la segunda mitad del siglo XV.

Durante bastantes años del siglo XX la casa acogió un liceo escolar y  las dependencias del Colegio Farmacéutico Salmantino.

Doña María Rodríguez de Monroy, la Brava, perteneció a una familia importante del siglo XV, que luchó en una guerra casi infinita por obtener la hegemonía absoluta de la ciudad de Salamanca, en un periodo conocido como “Guerra de los Bandos”, por el enfrentamiento entre diversas facciones. En una de esas luchas sus hijos murieron, por lo que ella se encargó de buscar a los asesinos, mandarlos  matar y  decapitar. Posteriormente depositó  sus cabezas en la tumba de sus hijos. Este hecho hizo que la historia la recuerde con el nombre de Doña María La Brava.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios