Un paseo para descubrir los fósiles que esconden las estructuras urbanas de Salamanca

- en Local

Lo han llamado la Paleo Ruta y consiste en una vuelta a la ciudad pasando por algunos puntos clave donde, tanto las paredes como los suelos de algunos edificios y calles, esconden fósiles, organismos muertos que han sido petrificados a través de procesos químicos y geológicos.

El proyecto ha sido desarrollado por el Grupo de Geociencias Oceánicas de la Universidad de Salamanca.

La época de estos especímenes se remonta a la Era de Cretácico (que comenzó hace 145 millones de años y terminó hace 66 mllones de años), la Era del Eoceno (cuyo principio tiene cabida hace 66 millones de años y su fin hace 34 millones de años) y la Era del Mioceno (desde los 34 millones de años hasta hace 5 millones de años).

Hoy vamos a contarte cuáles son las paradas del itinerario, de fósil menos antiguo hasta el que más.

La primera parada la protagonizan las calles de Filiberto Villalobos 1 y el Paseo de San Vicente 16, en las que podremos encontrar mimetizadas con las paredes, restos de moluscos bilvalvos (con dos caparazones).

La esquina que une a la calle Edison con Juan Picornell 20 cobija una roca bautizada como Bateig Fantasía, datada de la Era del Mioceno y procedente de Novelda, en Alicante.

La denominada Crema Marfil, que viene de Pinoso, también en Alicante, tiene una de edad de 50 millones de años aproximadamente y esconde nummulites (organismos unicelulares que vivieron en el fondo de los mares y océanos). Los podrás encontrar en el ángulo que enlaza la calle Peña Primera con Íscar Peyra.

Y es que estas dos calles esconden más fósiles. En el número 15 de Íscar Peyra, el viandante se puede topar con la piedra Arenisca de Villamayor, datada en la Era del Eoceno Medio. En su interior se pueden observar restos de animales, concretamente gusanos y artrópodos, y concreciones de raíces.

La roca Travertino Oro está albergada en la fachada del edificio de la Cuesta del Carmen número 2 y proviene de las canteras de Almería. Cobija impresiones de musgo petrificado.

En la calle Concejo 16 se sitúa la Gris San Vicente, una roca de Sant Vicenç de Castellet, en Barcelona y que cuenta con más de 50 millones de años de edad.

Por último, la roca más esperada se llama Gris Deba Rosa Duquesa. Su protagonismo se debe a encabezar los fósiles del itinerario como la más antigua, pues data de la Era del Cretácico, lo que supone una edad de más de 100 millones de años. Procedente de Deba, en Guipúzcoa, acoge moluscos bivalvos de tipo rudista (aquellos que están formados por una valva fija al sustrato y otra a modo de opérculo en la parte superior). La podrás encontrar en el hall de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca.

Otros puntos para visitar son el edificio de Correos, en Gran Vía 25; en calle Peña Primera 11 o en la Avenida de Villamayor número 40.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios