España, entre los países que menos apoyan la legalidad del aborto

- en Salud
Fertilidad embarazo
  • 7 de cada 10 españoles poyan la legalidad de la interrupción voluntaria del embarazo frente a un 16% que se opone a ello, un porcentaje que sitúa a nuestro país entre los europeos que menos apoyan la legalidad del aborto

El pasado 24 de junio de 2022, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos revocó la sentencia que dictaminaba que un gobierno no puede interferir en decisiones personales de la persona, tales como la procreación o el matrimonio, poniendo así en tela de juicio, por tanto, el derecho al aborto en el país. De esta forma, se reactivaba un antiguo debate a nivel mundial sobre si debe ser o no legal el aborto, ya sea en cualquier supuesto o solamente en determinadas situaciones. De hecho, países como Francia, después del revuelo causado en el país norteamericano, han declarado que integrarán este derecho dentro de su constitución y, por ende, protegerlo por ley.

Con un clima de opinión actual muy polarizado internacionalmente, el estudio anual que Ipsos realiza para conocer más de cerca la opinión de la población de 27 países sobre este tema adquiere más relevancia que nunca.

En este sentido, el estudio señala que, de media, un 59% a nivel mundial está a favor de que este derecho sea reconocido por ley en todos los supuestos o en una mayoría de los casos, frente a un 26% que indica que no debería ser legal.

A nivel nacional, un 70% de la población española respalda que este derecho sea legal en todos los casos o en una mayoría de situaciones, y solo un 16% se decanta por la ilegalización. Por países, aunque Europa es la parte del mundo que más a favor está respecto a la legalización del aborto, encontramos importantes diferencias. En este estudio se han analizado 11 países europeos, siendo Suecia (86%) y Francia (83%) donde mayor apoyo encontramos y Rumanía (64%) y Polonia (60%) donde menos.España se situaría entre los cuatro países de la región donde más población se muestra en contra de legalizar el aborto, junto con Polonia (26%), Rumanía (20%) y Alemania (17%).

Las mujeres, más a favor que los hombres

El estudio también revela que las mujeres están más a favor que los hombres en cuanto a la interrupción voluntaria del embarazo, ya que un 61% de ellas se mostraría a favor de que sea legal, en contraposición de un 57% de los hombres.

Por edad, el análisis desvela que la población comprendida entre 50-74 a nivel mundial es la que se muestra favorable a que tenga un estatus legal. Además, si tenemos en cuenta el nivel educativo, la población que dispone de una educación superior es la que respalda en mayor medida la legalización del aborto.

La amenaza a la vida de la mujer

Las leyes de algunos países que permiten el aborto lo hacen solo en ciertos supuestos concretos y situaciones definidas. Por ello, y este sentido, el estudio ha querido analizar el nivel de apoyo de la sociedad al aborto en tres circunstancias: si el embarazo amenaza la vida o la salud de la mujer, si el embarazo es el resultado de una violación y si es probable que el bebé nazca con discapacidades o problemas de salud graves.

En el caso de la premisa de que un embarazo pusiese en riesgo la vida o salud de la mujer, obtiene un apoyo entre la población mundial de un 80%. Por su parte, España, en línea con sus países vecinos, respalda con un 86%, de media, el realizar un aborto si se da esta situación, superando en 6 puntos la media mundial.

En cuanto a la premisa de si el embarazo es resultado de una violación, un 76% de la ciudadanía mundial sería favorable a permitir realizar un aborto. Un apoyo a este supuesto que en España se eleva al 85%, pero que en países como Suecia o Bélgica alcanza un 90% de respaldo.

Por otra parte, en el caso de que el bebé nazca con discapacidades o problemas de salud grave, un 67% de la población mundial apoya que se realice un aborto en esta situación. El 79% de la ciudadanía española respalda esta tesis, situándose así en el cuarto puesto del ranking, entre los países que más apoyo recibe el aborto en esta situación, junto con Francia (85%), Bélgica (82%), Hungría (81%) y Suecia (también con un 79%).

España, entre los países que más apoya la legalidad del aborto

En cuanto al plazo en el que se permite la terminación voluntaria del embarazo de manera legal, el que más consenso mundial aglutina es el de hasta las 6 primeras semanas desde el comienzo de la gestación. Un 62% de la población mundial está de acuerdo en permitirlo en ese periodo, mientras que, a nivel nacional se eleva hasta un 71%.

Menor apoyo internacional obtiene el realizar un aborto durante las 14 primeras semanas del embarazo. En este caso solo la mitad (45%) de la población mundial comparte esta opinión. Sin embargo, en los países del entorno europeo consigue un respaldo mayor, aunque es cierto que pocos países consiguen que más de la mitad de su población lo apruebe, entre ellos Suecia (70%), Gran Bretaña (65%) y Holanda y Francia (63%). España por su parte alcanza un 56%.

Por su parte, el plazo de las 20 semanas es el que menos apoyo recaba entre la ciudadanía mundial. Únicamente el 27% de la población cree que debería ser legal terminar con un embarazo en este periodo de tiempo. En España este plazo obtiene un 37%, 10 puntos más que la media mundial, situándose entre los países que más apoyo muestra tanto a nivel mundial como europeo, ocupando el cuarto puesto en el ranking tras Suecia (44%), Gran Bretaña (40%) y Holanda (38%).

Sancionar a la mujer por abortar cuando no es legal

El estudio también ha recogido la opinión sobre posibles penalizaciones a aquellas partes implicadas en un aborto, ya sea la propia mujer como la persona que lo realiza o la que lo organiza. En este caso, si el derecho al aborto no fuese legal en un determinado país, un 32% de la ciudadanía mundial, de media, estaría de acuerdo con que se penalizase a la mujer que ha abortado, un 44% sería favorable a sancionar a la persona que ha realizado ese aborto y un 42% a quien lo haya organizado.

En clave española, la aplicación de penalizaciones no es respaldada de manera mayoritaria, puesto que solo un 22% estaría a favor de castigar a la mujer que aborta si fuese ilegal hacerlo en España. Si comparamos este dato con el resto de los países europeos analizados, vemos como la cifra oscila considerablemente, encontrando a Francia como el país menos a favor de sancionar a la mujer, con un 17% y en el extremo opuesto, a Italia, donde más apoyo encuentra, con un 33%.

A nivel sociodemográfico vemos como la idea de sancionar a la mujer por abortar de forma ilegal, encuentra más apoyo entre los hombres con un 36% frente al 27% de las mujeres y entre los más jóvenes (menores de 35 años) con un 34% frente al 27% de los mayores de 50.
Según Paco Camas, Director de Investigación de Opinión Pública y Estudios Sociales de Ipsos en España, “el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo sigue siendo hoy por hoy un tema discutido, pese a que su legalidad cuenta con un respaldo ciudadano mayoritario sostenido a lo largo del tiempo, al menos en España y otros países de nuestro entorno, según se extrae del completo informe de Ipsos. El tratamiento jurídico y político es desigual y cambiante desde una perspectiva global y el debate es de profundo calado porque apela a la moral individual. En este sentido, la resolución política de distintas posiciones morales sabemos que es siempre un asunto complejo. Ante la despenalización del aborto se enfrentan dos valores: por un lado, la libertad y la autonomía de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo y, por otro, el respeto absoluto a la vida humana desde su concepción. Lo que recientemente se ha podido atestiguar en EEUU, una sociedad mucho más dividida que la nuestra frente a esta problemática, revela la trascendencia social, política y jurídica de este conflicto y recoloca en la agenda pública un debate no resuelto: en el mes de junio la Corte Suprema estadounidense derogó la garantía del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo en todo el país; apenas dos meses después, la ciudadanía del estado de Kansas ha aprobado mayoritariamente en referéndum que el aborto continuara siendo legal. Una de cal y otra de arena”.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios