Accidente en una piscina privada en Carrascal de Barregas

- en Sucesos
Curso de socorrista en Salamanca

El socorrista y el taquillero de las piscinas municipales de Carrascal de Barregas, Diego Valiente y Álex Asensio, han tenido que actuar en la mañana de hoy para salvar la vida a un niño de 15 meses que había caído accidentalmente en la piscina de su domicilio.

La madre del niño se lanzó a la calle para pedir ayuda porque su niño se había precipitado a la piscina que tienen instalada en el jardín y no respondía a los estímulos de los padres. Las llamadas de socorro llegaron hasta las piscinas y fue el taquillero el que dio la voz de alarma, desplazándose con el socorrista hasta el domicilio.

Al llegar al domicilio comprobaron que el pequeño presentaba síntomas de ahogamiento y se encontraba sin pulso ni respiración. Fue Diego el que rápidamente realizó la RCP, maniobra de reanimación cardiopulmonar, consiguiendo que el pequeño volviera a respirar.

Una vez estabilizado, con la ayuda del enfermero del Centro de Salud del municipio, el niño fue trasladado ya consciente hasta el Hospital de Salamanca, donde se le están realizando las pruebas para valorar su estado.
El alcalde de la localidad, Guillermo Rivas, ha estado en todo momento en contacto con la familia para conocer el estado del pequeño y ha comentado «la importancia de tener servicios y personas con una valía personal y profesional altísima, como es el caso de Diego«. El primer edil también ha recordado que «es la segunda vez que Diego salva la vida a una persona, ya que la temporada pasada tuvo una situación similar cuando un pequeño estuvo a punto de morir asfixiado cuando comía una golosina».

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios