Falta de etiquetas medioambientales en el parque automovilístico de Castilla y León.

- en Castilla y León
Etiquetas medioambientales

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha emitido datos sobre la presencia de etiquetas medioambientales en el parque automovilístico de Castilla y León. Según un informe proporcionado por Faconauto, la patronal que integra a las asociaciones de concesionarios oficiales de marcas automovilísticas, vehículos industriales y de maquinaria agrícola, el 35,4 por ciento de los vehículos en esta comunidad autónoma carece de cualquier distintivo medioambiental otorgado por la DGT. Esta cifra se traduce principalmente en vehículos más antiguos y menos eficientes.

En cuanto a la distribución de etiquetas medioambientales presentes en el parque automovilístico, se observa que la etiqueta B abarca el 34,11 por ciento del total de turismos de la región, con un registro de 462.412 vehículos. Por su parte, la etiqueta C comprende el 27,61 por ciento, contando con 374.161 vehículos.

En contraste, las tecnologías más eficientes y los vehículos más jóvenes presentan los menores porcentajes de penetración de etiquetas medioambientales. Los vehículos con etiqueta Cero representan apenas el 0,36 por ciento del parque automovilístico de Castilla y León, contando con 4.922 unidades, mientras que los vehículos con etiqueta ECO alcanzan el 2,51 por ciento, sumando 34.096 vehículos.

A nivel provincial, se han identificado las mayores carencias de etiquetas medioambientales en las siguientes regiones: Zamora, con un 40,9 por ciento de vehículos sin distintivo; Ávila, con un 29,3 por ciento; León, con un 38,4 por ciento; Palencia, con un 37,3 por ciento; Segovia, con un 36,4 por ciento; Salamanca, con un 36 por ciento; Soria, con un 34,8 por ciento; Burgos, con un 33 por ciento; y Valladolid, con un 29,5 por ciento.

Además, Faconauto también ha analizado la edad media del parque automovilístico de Castilla y León durante el año 2022, la cual ha alcanzado los 15,7 años de antigüedad, superando significativamente la media nacional situada en 13,9 años. Esta diferencia se atribuye en parte a la debilidad del mercado y la crisis de matriculaciones a raíz de la pandemia, lo que ha generado problemas de stock y un contexto de consumo desfavorable, ralentizando así el cambio de vehículos tanto para particulares y familias como para flotas y empresas.

Faconauto ha instado a un replanteamiento de las medidas fiscales vinculadas a la movilidad ciudadana como una solución eficaz y directa para lograr los objetivos de descarbonización. Entre las propuestas se encuentran la exención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en las ayudas públicas, una deducción total del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) para vehículos electrificados y una amplia deducción del Impuesto de Sociedades en inversiones para la compra de vehículos industriales y comerciales.

Es imperativo que las autoridades tomen medidas concretas para promover el uso de vehículos más sostenibles y avanzar hacia un futuro más respetuoso con el medio ambiente en Castilla y León.

 

Autor

Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.