Los empleados públicos de Castilla y León pierden un 15% de poder adquisitivo desde 2010 ante la “inacción” de las administraciones

- en Castilla y León
  • CSIF llama a la acción a los más de 160.000 empleados públicos de la Comunidad con la convocatoria de una movilización, de carácter nacional, ante las Delegaciones del Gobierno este 22 de junio

Frente a la “inacción” del Gobierno, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, llama a la “acción” a los más de 160.000 empleados públicos de Castilla y León con la convocatoria de una movilización, de carácter autonómica, el próximo día 22 de junio ante la Delegación del Gobierno, en Valladolid.

El presidente de CSIF Castilla y León, Benjamín Castro, ha apuntado que “se trata de exigir al Gobierno que no rehuya de la negociación colectiva y se siente a hablar ya de la recuperación salarial y de la mejora de las condiciones laborales, congeladas desde que en 2010 los empleados públicos sufrieron los primeros ‘tijeretazos’ para hacer frente a la crisis económica y que les ha supuesto hasta hoy una pérdida de poder adquisitivo del 15 por ciento”.

“No consentimos que continuemos siendo los paganos de las malas praxis de los sucesivos gobiernos, que han consentido que los empleados públicos sean hoy más pobres que en 2010, ni tampoco que seamos el chivo expiatorio de la actual crisis económica”, ha expuesto Benjamín  Castro, quien ha recordado que todos ellos llevan contribuyendo de hecho al pacto de rentas desde hace más de diez años.

CSIF reclama al Gobierno que responda con el mismo “compromiso» y la misma «responsabilidad» que muestran los empleados públicos para dar la mejor prestación de servicios a los ciudadanos, pese a que sus salarios y sus condiciones de trabajo “se devalúan día a día”. “Estamos hablando de esos sanitarios que lo dieron todo durante la pandemia; de esos profesores que hicieron ‘malabares’ durante el confinamiento; de esos bomberos que apagan nuestros fuegos, de esas fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado que nos defienden…”, ha apuntado Castro, para quien “estos profesionales se merecen un trato digno”.

Ante esta situación, CSIF reivindica un acuerdo a varios años que incluya una “subida justa de los salarios”, que permita recuperar el poder adquisitivo perdido en un plazo razonable, y que se produzca una equiparación salarial entre diferentes comunidades y administraciones.

Pero las reivindicaciones no solo son salariales. CSIF exige que se reduzca una temporalidad que “está desbordada», que haya más oferta de empleo público, que se supriman las tasas de reposición, que se mejoren las condiciones de la jubilación, que se garantice el derecho a la movilidad, a la carrera administrativa, a la promoción interna, a la estabilidad; y recursos suficientes para que las administraciones sigan prestando su servicio con calidad.

De lo contrario, el presidente autonómico de CSIF advierte de que las movilizaciones serán recurrentes. “Frente a la inacción de las administraciones, nuestra acción en las calles se va a mantener”.

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios