The Creator: esperanza en medio de la tempestad

- en Cultura
the creator

Este año la humanidad se ha enfrentado al que creo yo, es uno de los grandes retos en la última década. Me refiero a la inteligencia artificial; un sistema de códigos, fórmulas y demás engranajes de la programación que han venido para quedarse y de alguna manera reemplazar al hombre y la mujer en algunas funciones dentro de los diferentes estratos que cohabitan en la sociedad.

Las inteligencias artificiales si bien pueden representar un peligro —en las manos erróneas— también debemos aclarar que siendo utilizadas para fines positivos pueden tener un aporte muy positivo a la humanidad y darnos ese plus que nos ha hecho falta para mejorar lo poco que nos va quedando de vida en la tierra y ayudar a sensibilizar esta posmodernidad que a diario nos arrastra por lugares inadecuados y caminos de destrucción.

Desde éstas premisas, creo yo, surge la película «The Creator» del cineasta de origen británico Gareth Edwards. Una cinta que ha dejado un par de luces y sombras en este sendero de las inteligencias artificiales y su lucha por ganar un cupo muy grande dentro de la humanidad. La obra nos cuenta la historia de un ex—agente de las fuerzas armadas y su lucha por detener a quienes manejan los hilos de las IA y que también amenazan con devastar lo poco que queda de la humanidad.

Entrando en materia podemos decir que la fotografía no es un aspecto que destaque mucho en la película ya que su tono ciberpunk no permite apreciar la paleta de colores y los ángulos de manera concreta pero, eso es de alguna manera entendible ya que estamos frente a una película apolítica y siendo el caos su espina dorsal es aceptable que sus colores no destaquen puesto que la destrucción en raras ocasiones se suele embellecer.

Un elemento en el que si destaca es el guion ya que es aquí en donde Gareth Edwards entra con mucha potencia y nos deja ver escenas no solo desgarradoras sino que, nos invita a generar conciencia sobre el uso y abuso de las IA en un futuro lleno de locura, deshumanización y total control de la violencia. Esto último me parece bastante interesante ya que la narrativa cala bien fuerte con el miedo que se nos ha ido dando sobre el abuso de las IA y es ahí cuando el cineasta utiliza ese terror psicológico para llegar a los televidentes y mostrar que de alguna forma lo que se ve puede no estar tan alejado de la realidad.

Hay otro aspecto que también me gustaría mencionar y ese es el de los paisajes. Si bien ya hemos dicho que es una película caótica y llena de rupturas Gareth Edwards se vale de mostrar en su película la belleza de la naturaleza y las montañas en Tailandia (país donde se grabó la cinta) para darnos un poco de calma en medio de la fría y terrible tormenta. Siento que usar este elemento de la naturaleza y su belleza ha sido un acierto, ya que se siente como una bocanada de aire para tanto caos y acción en una película tan llena de escenarios ciberpunk.

«The Creator» es una película que nos invita a pensar sobre la importancia de las tecnologías posmodernas (no solo las IA) y las terribles y quizá enfermizas consecuencias que nos puede traer el abuso de la tecnología. La humanidad y la ciencia avanzan, pero cada días sentimos menos y las IA no están para llenar esos vacíos al contrario pueden llegar a hundirnos sino existe el debido uso y cuidado en su manejo.

«The Creator» también nos enseña que el amor es un arma muy poderosa, capaz de unificar sociedades cuando éstas de dividen. Siento que con esta película Gareth Edwards pudo hacer más, pero al estar las IA en desarrollo tuvo que improvisar y dejar un mensaje en el aire; hay que despertar humanidad, el momento es ahora.

Autor

Hondureño de nacimiento. Estudiante de Periodismo y Antropología, Autor del poemario: "Hologramas de ayer, hoy y para siempre…" (Atea Editorial, 2019). Sus artículos y poesía han sido publicados en revistas de México, Argentina, Colombia, Venezuela, Honduras, Guatemala, España, Costa Rica, Panamá, Perú, República Dominicana e Italia.