25 cosas que no sabías de Gema Martín

- en Deportes

¿Quién es Gema Martin Borgas?

La verdad es que me parece complicado presentarme a mi misma. No sabría que decir, así que voy a intentarlo… Soy una mujer vitalista, que ha dedicado prácticamente su vida al deporte de alto rendimiento, a la formación social, ya que he elegido todos mis estudios con ese enfoque y que actualmente, después de un giro de 180 grados profundo y vital, vuelve a salir al mundo con una sonrisa para encontrar que puedo aportar y hacerlo de la forma más eficaz y eficiente posible.

¿A qué te dedicas?

Ahora mismo me estoy preparando para dar el salto al mundo laboral, con un enfoque directo en las personas de la tercera edad.

¿Por qué te pusieron ese nombre?

Era el que más le gustaba a mi padre, lo tenía claro, hay una localidad con este nombre en la provincia de Salamanca, perteneciente a Yecla de Yeltes, por el cual pasaba mi padre en muchas ocasiones por motivos laborales, le gustó y lo eligió para mí.

¿Qué querías ser de pequeña?

Mil cosas…recuerdo que esta pregunta me la hacían mucho en mi niñez y siempre repetía una retahíla de al menos 10-12 profesiones. Algunas variaban pero jamás falto ser deportista.

¿Extrañas algo de tu niñez?

Jugar en las calles de mi pueblo a un juego llamado «el rescate», los bocadillos de pan de pueblo con media tableta de chocolate dentro, ir a coger motas con mi madre, ir a buscar a mi padre al trabajo y correr hacia él cuando le veía, ir a la biblioteca de mi pueblo y sacar libros escribiendo mi nombre en una tarjeta en la que ponía el día en el que lo tenía que devolver. Echo de menos mi niñez en particular. Me gustan las etapas de la vida y crecer, pero tengo muy buenos y bonitos recuerdos de mi niñez.

¿Qué adjetivo crees que te define mejor?

Necesito pensarlo… El que más me repiten las personas que me quieren es que soy fuerte…pero a mi me genera algo de discordia, ya que soy fuerte por necesidad. Antes de otras muchas cosas que he pasado en mi vida, dudo que hubiera elegido concretamente ese.

¿Tienes algún ídolo o persona que te inspira?

Me inspira la gente normal que veo por la calle, lo digo de verdad, me inspira ver a un persona que se le cae un papel en la calle y lo recoge para metérselo en el bolsillo y tirarlo después donde corresponda. Me inspira quien ayuda a cruzar a otra persona un paso de cebra, quien cede su puesto en una cola, quien habla con respeto a desconocidos, me inspira lo cotidiano, lo real, lo que veo con mis ojos. No me inspiran deportistas, ni famosos/as, ya que desde mi punto de vista hacen, lo que deben hacer, lo cual, por supuesto que es un ejemplo, pero a mi me inspira lo que me llega al corazón.

¿Cuál es la lección más importante que has aprendido en la vida?

«Se llora todo lo que se tenga que llorar y después se sigue adelante«. En la vida a algunas personas nos tocarán vivir cosas terribles, que nos destrozaron en muchos sentidos, por lo que las mayores lecciones que he aprendido son: pedir ayuda cuando sea necesario, no descargar mi dolor con las personas que quiero y a respirar para tener calma.

¿Cuál es el trabajo más gratificante que ha hecho?

Cualquiera en el que otra persona se haya sentido gratificada con mi actuación. Me gustan las personas y no hay nada más bonito que sumar en la vida de otras personas.

El momento del día que más me gusta es…

Las 6.00 de la mañana, es la hora a la que me levanto cada día, y me gusta tener una hora de paz y silencio, sin ningún tipo de influencia para poder desayunar en paz, leer y meditar, además de poder escribir en mi diario de gratitud.

¿Cuál es tu mayor manía?

Me obsesiona un poco el orden. Por eso he decidido tener menos cosas materiales o hacer una buena elección.

Si pudiera tener un súper poder, ¿Cuál elegirías?

Tener la capacidad de regalar años de vida a quien me los pidiera. Para mi, el tiempo es el mayor tesoro del mundo.

¿Cuál es tu lugar favorito de Salamanca o de su provincia?

Mi lugar favorito de la ciudad es todo el centro. No puedo quedarme con un lugar concreto, porque desde los miradores hacia el río, hasta sus calles comerciales llenas de vida me apasionan. Amo Salamanca, y me gustaría seguir creciendo en ella por mucho tiempo.

¿Campo o ciudad?

Una ciudad con campo. Sé que es una respuesta algo «tramposa» pero realmente es lo que me gusta, y pudiendo responder libremente me quedo con ambas.

Mi comida favorita es…

Me encanta comer. Esta pregunta es difícil porque además mi alimentación ha variado mucho en poco tiempo…me voy a quedar con garbanzos con curry.

¿Practicas algún deporte?

Si, atletismo, desde los 6 añitos, comencé por temas familiares, ya que mi madre era mi entrenadora y sigo en la actualidad por temas familiares. Comparto la misma pasión con mi pareja y mis padres me siguen acompañando a las competiciones.

¿Qué libro has leído que debamos de leer nosotros?

«Pensar rápido, pensar despacio» de Daniel Khaneman. Es sencillamente espectacular.

¿Qué tipo de música escuchas?

Mis grupos favoritos son: Rayden, Blake (por cierto, rapero de Salamanca) Izal, y la música electrónica sin letra.

Mi película favorita es…

No tengo película favorita. Dedico poco tiempo a la televisión.

¿Ves series en la tele o plataformas digitales? ¿Cuál te ha gustado más?

After Life en Neflix, En ella se habla de muchos temas cotidianos con un toque de humor ácido pero realista.

¿Cuál es tu prenda de ropa favorita?

Cualquier prenda que no apriete el cuerpo, holgada, cómoda y de tacto suave.

¿Qué país te gustaría visitar?

Sin duda recorrer Francia entera, o Perú, o esperar…¿o quizá mejor Australia? Quiero ir a tantos sitios…

¿Cuántos idiomas hablas?

Por desgracia solo bien español, pero he estudiado inglés, italiano y portugués. Los dos últimos los sigo estudiando por mi cuenta, y bueno, no se me dan genial pero entre mi poca vergüenza y lo que aprendo, no dudo en arrancarme cuando estoy en alguno de esos países.

Dinos un refrán que creas ideal.

Con los refranes hemos topado… No me gustan mucho, pero uno de mis lemas de vida es «no te metas donde no te llamen» así que podríamos cambiarlo por «en boca cerrada no entran moscas«.

Un consejo para hacer de este mundo un lugar mejor…

Más amor, más respeto y menos presuponer. Todas las personas del mundo estamos tratando de encajar en él, por lo que ser pacientes y ayudar en lo que podemos a las demás personas sería un buen comienzo.



0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
1 Comentario
Más antiguos
Más nuevos Más votados
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios
JGR
4 Meses hace tiempo

No la conozco personalmente, pero me parece una gran deportista y una gran persona por las respuestas, que además muchas aluden (o eso entiendo) a una situación bastante complicada. Un abrazo de un amigo de tu hermano, que siempre estará entre nosotros al ser recordado