Empezamos la temporada de juegos escolares

- en Deportes
carrera popular finca castro enriquez

Llego el día, primera jornada de campo a través de juegos escolares. Como viene siendo habitual era en la finca Castro Enríquez de la Diputación de Salamanca. Bajé pronto al pabellón porque había que preparar las camisetas de la nueva equipación para repartir cuando fueran llegando a la salida del autobús.

El tema de las equipaciones es un punto y aparte. No podemos hacer el pedido hasta que sabemos los niños que van a estar inscritos en la escuela y sus tallas. Después hay que esperar a que vayan llegando las distintas prendas y me temo, que tal como el año pasado, esa espera va a ser más larga que antes de la pandemia. De hecho en la última temporada tuvimos que renunciar a los anoraks que faltaban porque llegaba la primavera y no sabían nada de ellos.

Parece mentira, pero es así, no es que no se compren cosas, es que lo que se compra tarda en llegar muchísimo. No sé cuál es la causa, pero es un problema sobre todo para los nuevos integrantes porque tardaremos tiempo en tener a todos equipados. De lo malo tenemos las camisetas de manga corta para la mayoría y nos podrán distinguir en las carreras.

Una vez repartidas las camisetas y ya con el autobús esperando, fuimos montando en él y llegó el segundo tema, las mascarillas. ¡Mira que lo había recordado el día anterior!, pero dio igual, unos cuantos se presentaron sin ellas y menos mal que Valeria y Elisa tenían algunas de más y pudimos repartir para todos. Vas a ver como dentro de 15 días nos pasa lo mismo.

Lo de las mascarillas en el autobús es nuevo, pero lo de la ropa que se queda sin recoger después de la carrera y lo de no guardar los dorsales, que son los mismos para todas las carreras de campo a través, es un clásico y si algún día no sucede me va a parecer raro.

Pero volvamos a la jornada de carreras. Recogimos a los componentes del equipo en distintos puntos del recorrido y al llegar fuimos rápido hasta la zona habilitada porque llegábamos con el tiempo relativamente justo ya que el primer día hay que repartir los dorsales y la chavalería, sobre todos los nuevos, con la novedad no paran y hay que estar detrás de ellos. Eso con algunos, porque otros tan relajados que hasta estaban de paseo por la zona y había que estar pendiente de ellos para que no se olvidaran de que habían ido a correr, no de excursión.

Debo dar las gracias a los mayores del grupo porque me ayudaron a montar la carpa y a repartir los dorsales con lo que me quité parte del trabajo de encima, y es que pasar de 40 atletas para un solo monitor es algo que requiere mucho trabajo.

Eso sí, lo bueno de esta temporada es que como no tenemos benjamines pude aprovechar el rato en el que corrían para coger un poco de aire y hasta para ir al servicio. Es una pena no tener ningún benjamín, pero con el cambio de edades de las categorías no estoy dispuesto a trabajar con niños más pequeños porque no sería capaz de hacerme con todo el grupo. Hay que saber hasta dónde llega uno y en mi caso ya estoy prácticamente en el límite.

En cuanto a las carreras muy buenas sensaciones y espero una temporada emocionante y más sabiendo que siempre vamos a más según van pasando las semanas. Llevo ya unas temporadas que digo exactamente lo mismo y pienso que no va a poder ser mejor que la anterior, pero quien sabe, esta promete.

Por cierto, y a este respecto, la primera sorpresa positiva y que es muestra de lo motivados que están me la dieron el jueves. A la salida del grupo de iniciación a la carrera se presentaron una buena parte de los componentes de las categorías de cadetes y juveniles y hasta algún infantil y alevín. Además me han contado que tienen hecho un grupo de whatsapp entre ellos para quedar a correr. Lo dicho, es el comienzo de una buena y prometedora temporada.

Y una vez acabadas las pruebas de juegos escolares, recogimos y esperamos a ver la salida de la carrera absoluta para volver de regreso a Alba. Venían muy contentos y ya pensando en la segunda jornada que será en Peñaranda el domingo 27 de este mes. Hasta entonces la tarea es ir aumentando distancias de entrenamiento ya que en cada nueva jornada de juegos escolares correrán una media de 500 metros más.

Y en cuanto a mis actividades deportivas particulares, decir que de nuevo he salido el sábado con la bici en grupo. Un poco más de intensidad que en la anterior ocasión y más con el aire dándonos de cara todo el recorrido de vuelta por la vía verde, llegué fundido, para que voy a decir otra cosa. Y el lunes no iba a salir a correr, pero a las siete y pico no tenía otra cosa mejor que hacer y me calcé las zapatillas y a trotar una hora. Al llegar ducha, cena y a escribir este artículo.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios