5 claves que convierten a los parques científico-tecnológicos en una oportunidad de futuro

- en Empresas
CLPU - Universidad de Salamanca
  • Fomentar el intercambio de conocimiento y la colaboración empresarial, y promover la construcción de entornos que propicien el asentamiento del talento para el impulso de la innovación, son algunas de las claves principales.

Los parques científico-tecnológicos y los ecosistemas innovadores han demostrado ser entornos resilientes a la crisis derivada de la pandemia. Gracias a su carácter innovador, así como al entorno colaborativo que rige estos espacios, los parques científico-tecnológicos españoles se han posicionado como verdaderos viveros de innovación. De hecho, según la APTE (Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España), en 2020, el empleo en los parques creció un 3,3% respecto al año anterior, lo que se traduce en 184.508 empleados y la necesidad de nuevas instalaciones.

Pero ¿qué es lo que hace que, en España, parques científico-tecnológicos como este sean concebidos como enclaves esenciales para nutrir el tejido empresarial e impulsar proyectos innovadores?

  • Facilitan la relación entre empresas. Este tipo de ecosistemas ofrecen un espacio único en el que el networking entre empresas y profesionales de distintos sectores es uno de los principales atractivos. En el caso concreto de la Milla del Conocimiento de Gijón, estas sinergias son posibles gracias a unas instalaciones que promueven la creatividad y la investigación para que empresas de distintos sectores puedan asentarse y desarrollar su actividad. De este modo, se actúa a través de distintos espacios concebidos para el desarrollo de proyectos empresariales, brindando apoyo financiero al proyecto o empresa correspondiente con subvenciones y otras herramientas de financiación. Además, también se ofrecen múltiples servicios de ayuda al emprendimiento, como son los programas para la transferencia de conocimiento, asesoramiento legal, tecnológico y fiscal, jornadas técnicas, programas de formación para emprendedores, entre otros. Todo esto hace que estas conexiones entre profesionales y expertos se producen de manera natural y eficiente.
  • Constituyen un lugar donde se asienta el conocimiento. La colaboración y el intercambio de conocimiento entre empresas garantizan un beneficio doble para aquellas que se localizan en parques. Las razones las encontramos, por un lado, en la capacidad de atracción de talento cualificado; y, por otro, en la configuración de un entorno de generación de nuevas oportunidades que garantizan que estos parques sean un polo de impulso empresarial con un alto valor añadido.
  • Son espacios abiertos a la ciudadanía. La presencia de núcleos empresariales puede ir mucho más allá de la actividad laboral y el desarrollo profesional. También garantizarán que los nuevos espacios construidos sean abiertos a la ciudadanía para que ésta pueda disfrutar de los mismos y formar parte de la evolución económica y social de la ciudad.
  • Respetan el entorno en que se ubican. Los parques empresariales deben ser un claro ejemplo en cuanto a sostenibilidad y respeto por el entorno en el que estén ubicados. Trasladar estos valores tanto a nuevas empresas como a las que ya tienen recorrido es esencial para el que el conjunto del parque sea respetuoso con el medio ambiente.
  • Funcionan como engranaje para la innovación. La convergencia de empresas, instituciones, centros tecnológicos, universidades y centros de formación generan un entorno en el que la innovación es la protagonista en ámbitos como la ciencia, la tecnología, la cultura y el arte.
0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios