Cómo puede el vidrio bajo emisivo mejorar la eficiencia energética

- en Empresas
vidrios control solar

Hoy es más importante que nunca tratar de ser lo más sostenible posible. Con el aumento del calentamiento global, la situación de nuestro planeta ha empeorado rápidamente. Y por si fuera poco, cada día se consumen más recursos y energía. Por tanto, es la responsabilidad de todos cuidar del planeta, pero, ¿cómo se puede conseguir?

Un primer paso es tomar decisiones inteligentes al crear los diseños arquitectónicos de nuestras casas y edificios para lograr la eco-sostenibilidad. Con el avance de la tecnología y las innovaciones ecológicas, ahora podemos reducir drásticamente nuestros índices de consumo de energía. Una de estas innovaciones tecnológicas es el vidrio bajo emisivos.

Empresas como Tancaments (tancaments.cat) puede instalar vidrios bajo emisivos con control solar para hacer de tu hogar un lugar vivo y luminoso, al tiempo que recibes protección contra los dañinos rayos solares y mejoras la Eficiencia Energética.

¿Qué son los vidrios bajo emisivos?

El vidrio tiene una alta emisividad superficial de forma natural. La emisividad es la capacidad relativa de una superficie para absorber y emitir energía en forma de radiación.  Con un revestimiento de baja emisividad en la superficie del vidrio se consigue reducir esta capacidad.

El vidrio bajo emisivo tiene un revestimiento invisible en su interior que crea una cámara de aire dentro del doble acristalamiento, gracias a la cual se reflejan las radiaciones infrarrojas de onda larga que inciden en las ventanas del edificio. Esta es la razón por la que este tipo de vidrio puede reflejar la mayor parte del calor.

¿Qué tipos de vidrios bajo emisivos existen?

Según el aislamiento que necesites para tus ventanas, se pueden distinguir dos tipos de vidrios bajo emisivos principales.

Vidrio para zonas cálidas

Cuando la instalación de las ventanas de vidrio bajo emisivo se hace en zonas más cálidas, se colocan de tal forma que el lado del cristal tratado enfoque al exterior de la vivienda. Así se consigue que la difusión energética disminuya, manteniendo el interior más fresco.

Vidrio para zonas frías

En cambio, cuando se vive en zonas frías el vidrio tratado se posiciona hacia el interior del inmueble, de forma que el aire cálido que puede salir de los radiadores o los dispositivos calefactores se refleje de nuevo a la estancia.

¿Cómo pueden ayudar a la Eficiencia Energética los vidrios bajo emisivos?

A continuación te contamos algunas de las ventajas sobre la Eficiencia Energética que obtienes cuando instalas vidrio bajo emisivo en tus ventanas.

Sirve de barrera contra los daños de la luz solar

Una habitación bien iluminada por el sol siempre es muy reconfortante. Tu espacio vital necesita ser luminoso para que te sientas enérgico y productivo. Sin embargo, una exposición excesiva a la luz solar puede provocar problemas cutáneos y de visión. El deslumbramiento solar también puede alterar la temperatura de tu espacio vital y causar incomodidad.

Las ventanas de vidrio bajo emisivo pueden ayudarte a encontrar un buen equilibrio entre recibir una dosis diaria de luz diurna y mantener alejados los peligros para la salud. Gracias a este tipo de vidrio se reflejan, absorben y transmiten los dañinos rayos UV para un mejor control solar, a la vez que puedes experimentar una temperatura interior constante, que te proporcionará un mayor confort visual y térmico.

Se optimiza el aislamiento térmico

No puedes controlar el clima, pero puedes tomar medidas para controlar la temperatura del interior de tu inmueble. Invertir en un vidrio bajo emisivo garantizará que tus ventanas estén bien aisladas para soportar los cambios del clima durante todo el año. Se impedirá que el calor excesivo entre en tu espacio y se evitará que el interior se caliente; sobre todo, durante los largos y agotadores meses del verano. Además, como no necesitarás usar tanto el aire acondicionado, ahorrarás energía.

Por otra parte, el vidrio bajo emisivo conservará el calor en el interior durante el invierno. El cristal transparente permitirá que la luz del sol penetre en el interior y proporcione calor. Un aislamiento adecuado también mantendrá a las plantas de tu casa y minimizará los duros efectos de la luz solar directa.

Reduce tus facturas mientras cuidas del planeta

Para una elección de vidrio económica y eficaz, deberías pensar en el vidrio bajo emisivo. Como ya hemos dicho, proporciona un control solar y un aislamiento térmico mejorados, gracias a los cuales no se experimentan grandes diferencias de temperatura. No tienes que ajustar constantemente los dispositivos de refrigeración y calefacción de la habitación para estar cómodo. Esto también te ayuda a reducir el consumo de energía y la dependencia de los aparatos eléctricos, cosa que tus bolsillos agradecerán.

En cierto sentido, cuando ahorras dinero reduciendo las facturas de energía, estás contribuyendo a un futuro sostenible. Depender de la luz natural en lugar de las bombillas eléctricas es una opción mejor para nuestro planeta y, este vidrio, te ayuda a conseguirlo sin comprometer tu salud. Recibes protección contra la dañina radiación infrarroja y, a cambio, puedes contribuir a proteger el planeta. Instalar un vidrio bajo emisivo es una inversión con la que todos salimos ganando en todos los aspectos.

Como ves, las ventanas de vidrio bajo emisivo tienen una alta eficiencia energética y son capaces de controlar el paso de los rayos solares. Con estos vidrios podrás mantener el interior de tu hogar más fresco en verano y más cálido en los meses de invierno; disminuyendo el coste en tus facturas energéticas.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios