Cuentos populares salmantinos: las tijeras del cura robadas

- en Firmas

Ehta era una muher que se fue a confesar. Y el señor cura pueh tenía unah tijerah para recortar lah hohtiah, y lah traia siempre colgadah.

Con que s’ehtuvo confesando y le dijo el señor cura que si había robao algo. Y le dijo que sí, qu’había robao unah tijerah. Y dice:

-Pueh mire uhté, pueh esah tijerah lah tiene uhté que devolver, porque si no lah devuelve, pueh el pecao no se le quitará.

Con que ella le dice:

-Pueh téngalah uhté.

Dice:

-No, no. Se lah tiene uhté que devolver al amo.

-Pueh téngalah.

Mah el señor cura, como, claro, como no sabía qu’eran suyah,

-no había echao de menoh lah suyah —pueh no se lah cogió.

Cuando el señor cura va a echar mano para… de lah tijerah para recortar lah hohtiah, y no lah tiene.

Y dice:

-Venga la del tijeril.

Dice:

-Haberlah cogido, cuando te la di.

Y lah tijerah, pueh ya no se lah devolvió.

 

Miranda del Castañar

Victoria Coca. 24 años

 

Autor

Jubilado. Ex-trabajador de la Librería Cervantes. Aficionado a la fotografía y la historia de Salamanca.
0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios