¿Es suspirar la fuerza para respirar?

- en Firmas
02 gallery106

Casi nunca buscamos doble sentido a palabras simples como suspirar. Pero lo tiene porque, a veces, es la fuerza que nos llena de coraje para seguir luchando en esta vida tan peculiar e incluso en momentos oscuros. Aunque quizá también es un grito silencioso que no nos atrevemos a exteriorizar, causado por el cansancio que en épocas de nuestra existencia sentimos.

Suspirar no es malo cuando nos llena de aliento.
Suspirar evita que nuestras lágrimas recorran nuestra tez.
Suspirar consigue que brote en nuestro rostro la sonrisa que se hallaba perdida.
Suspirar no es una simple palabra, es ese diario que escribimos en silencio por temor a que nuestros familiares, amigos, etc. Sean capaces de descifrar la lectura de nuestros miedos y preocupaciones.

No omitáis nunca un suspiro en el aire, es la fuerza que no dejará que caigamos.
No dejéis nunca de suspirar, porque es el susurro que nuestra alma necesita.

Un lamento es el vacío de nuestros sentimientos y el arresto que en ocasiones necesitamos. No os hablo de cobardía, no somos cobardes. Sin embargo, cuando nuestras emociones nos confunden, suspiramos sin llegar a sollozos indeseados. Es ahí, cuando creo que debemos voltear nuestra historia y agarrarnos con fuerza a ese suspiro inesperado de la mañana.

No se trata de que no suelten nuestras manos, se trata de que nosotros mismos no nos soltemos de esa cuerda imaginaria de la vida, que evita que caigamos.

¿Es suspirar la fuerza para respirar?

Sinceramente, opino que sí, pero solo parte de ella. Tampoco es un milagro, ni la solución de todos los problemas, pero no veo nada malo en suspirar para poder respirar frente a esos obstáculos que nos encontramos algunos días.

Este gesto silencioso que nos lleva a comprender una soledad buscada, es la solicitud que nuestra alma nos hace a cada uno de nosotros. No la rechacéis, porque estaréis cerrando una salida, que tal vez es la felicidad que buscabais.

«Suspirar para respirar, solo así entenderéis que el doble significado de algunas palabras, es la misión que ha cambiado nuestro destino»

Autor

Almudena Merino nació en Barcelona. Sin embargo, reside actualmente en Salamanca, ciudad que la vio nacer como escritora. A pesar de su corta andadura literaria, la avalan varios títulos publicados: Reflejos de una sonrisa, Secretos de un alma callada y El escondite de una Rosa.