Berenguela “La Grande”

- en Historia
18

Berenguela I de Borgoña, “la Grande”, reina de Castilla, nació en Segovia el 1 de julio de 1180 y murió en el Monasterio de las Huelgas el 8 de noviembre de 1246.

Primogénita entre los diez hijos del Rey de Castilla Alfonso VIII y de su esposa, Leonor Plantagenet, gobernó Salamanca mientras estuvo casada con Alfonso IX rey de León y tio de Berenguela. El matrimonio, que fue el segundo de Alfonso, se celebró en el 1197 pero en 1204 la iglesia lo anuló (como había hecho con el primero) por consanguineidad y Berenguela regresó a Castilla, junto a sus padres.

Al morir el rey Alfonso VIII (5 de octubre de 1214), heredó la corona de Castilla el último hijo varón del rey que quedaba vivo, Enrique I, de 10 años de edad, por lo que ejercieron la regencia su madre, hasta su muerte (31 de octubre de 1214), y luego su hermana Berenguela, y al morir Enrique accidentalmente a los 13 años de edad (tres años más tarde, en 1217), heredó Berenguela, la cual abdicó inmediatamente la corona en su hijo, habido con Alfonso IX de León, que reinó como Fernando III.

Más tarde (1230), al morir el rey de León, Alfonso IX, dejó el trono a su hija mayor, Sancha, habida del primer matrimonio de Alfonso con Teresa de Portugal, pero Berenguela negoció con Sancha y su hermana Dulce la renuncia a sus derechos, lo que consiguió en lo que se llamó Tratado de las Tercerías, mediante una cantidad de dinero y cesión de unas tierras que volverían a la corona cuando ellas murieran, de modo que Fernando heredó también el reino de León, uniendo los dos reinos.

Villares de la Reina debe su nombre a que doña Berenguela tuvo un palacio en esta localidad.

Autor

Redacción
Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.

Noticias relacionadas