Bares salmantinos: Plus Ultra

- en Hosteleria

El post que os presento hoy tiene mucho de nostalgia y cariño hacia la familia Seisdedos Mayoral o mejor dicho “Plus Ultra”. El local del Bar Plus Ultra es adquirido en 1926 por Don Agustín Seisdedos que opta por dar este nombre en conmemoración a la gran hazaña de la aviación española en el mismo año. Podemos ver escrito el nombre de nuestro afamado Bar Plus Ultra en el libro que escribió el Coronel de Aviación Ayuso, comentando que es el único que sigue en la actualidad con su nombre de origen.

En 1940 Agustín lo convierte en una taberna castiza que a día de hoy sigue manteniendo su tradicional y llamativa fachada. Don Agustín acoge a su sobrino Manuel Seisdedos como un hijo y es en 1955 cuando este comienza su andadura en el Plus Ultra, una vez finalizados sus estudios de comercio y música en Salamanca.

El Plus Ultra, es un lugar mítico en nuestra ciudad, en él se pueden degustar pinchos calientes y fríos del momento, cada uno de sus aperitivos cuenta con décadas de historia y se sienten únicos por sus recetas exclusivas, excelente elaboración y combinación con productos de primera calidad.

Manuel Seisdedos más conocido como Manolo Plus, era un señor al que su empaque detrás de la barra le hacía desarrollar su profesión de manera impecable, la sabiduría adquirida durante tantos años al lado de su tío Agustín hizo que el Plus Ultra se posicionase durante décadas en los primeros puestos como el bar de actualidad. A día de hoy, sigue manteniendo el prestigio y consideración de todos los salmantinos y foráneos que por él han pasado. Los clientes que frecuentaban el bar eran fans de sus pimientos y sus cañas tiradas por un sinfín de camareros que no daban abasto a la hora de servir.

La calle Concejo, donde se sitúa el famoso bar Plus Ultra siempre se encontraba atestado de clientes que formaban corrillos en los que se conversaban de los temas más importantes de la actualidad o se reunían para cerrar negocios. La historia del bar gira alrededor de la visita de todo tipo de celebridades, futbolistas de la UDS, ganaderos, toreros, artistas nacionales e internacionales, políticos, paisanos y clientes de todos los sectores del mundo empresarial.

En 1963 contraen matrimonio Manolo y Teresa, pareja que se conocía desde la juventud y que su gran amor hizo que ambos se enamorasen desde que se vieron por primera vez. Teresa solía pasear en su tiempo libre por la zona centro y si pasaba por la puerta del Plus, allí estaba Manolo para piropearla con hermosas palabras de las que antaño era un honor escuchar.

Una vez que contraen matrimonio Teresa se incorpora al Plus Ultra y se hace con las riendas de la cocina, logrando la pareja formar el tándem perfecto, Manolo en la barra y Teresa en los fogones haciendo las delicias de los paladares más exigentes.

El 8 de septiembre de 1964, Manuel Seisdedos se hace cargo del Bar Plus Ultra y lo primero que hace es conceder su primera recaudación a la Cruz Roja, esto dice mucho de la gran persona que era.

En 1969 Manolo decide comenzar una reforma del bar y transformarlo en lo que podemos apreciar en nuestros días.

Bar tradicional que lleva casi 80 años sirviendo pinchos estrella, el esfuerzo, dedicación, buen hacer, atención impecable al cliente y el ofrecimiento de productos de primera calidad hacen que recoja infinidad de premios por su excelencia empresarial en este difícil mundo de la restauración.

Manolo y Teresa tienen 5 hijos y de ellos dos han sido parte importante para que la continuidad del Plus Ultra.

Su andadura de décadas hace que el bar se consagre en lo más alto, y deja una difícil tarea a su hijo Lolo que coge las riendas del negocio en 2012.

Teresa cuelga su mandil blanco impoluto dejando un sin fin de fantásticas vivencias y de buen comer a tantos clientes, su hija Mercedes recogió el mandil y se hizo cargo de la responsabilidad de mantener en lo más alto la cocina tan característica del Plus Ultra. Hace unos meses se ve obligada a dejar la cocina porque el destino le tiene preparado otra aventura que desea afrontar fuera de nuestra ciudad.

Manolo padre cede toda su sapiencia a su hijo Lolo que siempre estuvo a su lado aprendiendo el oficio, desde bien joven estuvo detrás de la barra conociendo al detalle como atender al cliente, como llevar una cocina donde sus fogones no paraban y una barra atestada de público esperando sus excelentes productos. Lolo lleva en la sangre la profesión sabiendo mantener la base primordial para mantener el negocio en el más alto nivel y seguir con ese gran conocimiento adquirido al lado de su padre y gran maestro.

Entrar en el Plus Ultra es todo un lujo, todos aquellos a los que les guste el buen comer y beber, sin duda, disfrutarán de una buena caña o doble de cerveza de barril bien tirada, de un buen vino acompañado de exclusivos pinchos.

El pimiento rebozado con casi un siglo historia y con una receta que guarda la familia como un auténtico secreto, fue traída por Agustín el tío de Manolo Plus desde Navarra. Esta receta se mantiene intacta a día de hoy, el pimiento se ha convertido por méritos propios en el aperitivo más demandado por todo el público que entra en el bar.

El “Plus Ultra” es un bar lleno de historia y que por mucho garito moderno que se nos ponga delante en Salamanca este nos sigue enamorando por su clasicismo, por ser tan castizo y porque el sabor antiguo de sus paredes, barra y mobiliario nos traslada a otras épocas.

Os recomiendo que probéis en barra y os deleitéis con ese fantástico mostrador de tapas. Sus principales especialidades son expuestas de manera impoluta y se ofrece un gran surtido de pinchos calientes y fríos, aparte de tener el mejor embutido de la provincia para todo aquel que lo quiera degustar.

No dejéis de probar los pinchos calientes, mis preferidos son los pimientos, gambas, calamares y el bacalao y fríos el bonito, el huevo con gamba, la patata cocida, la endivia con salmón…y no sigo porque lo que quiero es que entréis y disfrutéis de todos ellos.

Sin duda, el Plus Ultra se caracteriza por dar calidad y nada es caro cuando se entiende que lo que prima es un buen servicio y un excelente producto.

Nada más ponerte delante de la puerta, ya sabes que estás ante un establecimiento con una larga historia, de inconfundible estilo que denota muchas campañas, infinidad de clientes y diferentes generaciones que han pasado por ella. Podemos presumir en Salamanca que tenemos un lugar que ha mantenido durante tres generaciones la tradición del buen comer y su estética de regreso al pasado. Es el Plus considerado un lugar de encuentro de toreros y taurinos, intelectuales, chacineros, empresarios, ¡vamos! que es un pedacito de la verdadera historia de Salamanca.

Lolo te deseo que sigas cosechando tantos éxitos como lo hicieron tus padres y que sigas manteniendo esa sonrisa que te caracteriza al entrar en el bar.

Dar la enhorabuena al Plus Ultra porque es un lugar donde se toma la bebida en el recipiente adecuado, clave para que el continente y el contenido viajen de la mano. Por eso, no dudéis nunca en que en este tipo de bares encontraremos esa experiencia sensorial del sabor que los hace únicos.

Mi respeto y admiración hacía el Plus Ultra es inmenso, lo siento cerca desde mi niñez, en definitiva, toda la familia son buena parte de mi vida.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios