Restaurantes salmantinos: Restaurante Valencia

- en Hosteleria

Historia y buena cocina es lo que ha hecho que el Restaurante Valencia, Casa Valencia se haya convertido en un lugar único en la ciudad. Casa Valencia abre sus puertas el 17 de abril de 1954 en la calle Álvaro Gil, sus fundadores fueron Don Faustino Valencia y Doña Florencia Hernández que unos años más tarde deciden acercarse a la Plaza Mayor y trasladan su negocio al “Callejón de la Bomba” (llamado así por la caída de un proyectil durante la Guerra Civil).

En el restaurante Faustino y Florencia servían un mínimo de 120 comidas diarias sobre todo a militares y representantes, gente de paso que quedaba encantada con la buena comida que se servía y que iban hablando maravillas de Casa Valencia. Las comandas que se servían se caracterizaban por ser comidas tradicionales, con sabor charro y fundamentalmente de cuchara, haciendo que el éxito estuviera asegurado entre todos sus clientes.

José Luis Valencia padre entra a trabajar en Casa Valencia sus 14 años después de acabar sus estudios obligatorios y por decisión de su padre. Una vez que pisa el restaurante para ayudar a sus padres ya no saldría de allí, se enamora de la profesión, del ambiente que se respira, empatiza a diario con los clientes y compañeros, y le llena de satisfacción ser parte fundamental del equipo. Él se hace cargo de ir al mercado cada mañana, José Luis entraba en la cocina si necesitaban ayuda, se ponía su chaquetilla y servía detrás de la barra, todo esto le hacía sentirse completamente feliz y hace de ello su futuro y su vida.

En 1968 José Luis Valencia con un amplio bagaje profesional, comienza una nueva andadura dando un giro al restaurante. Amplia sus espacios y lo convierte en un fantástico lugar por el que pasarán todo tipo de celebridades e ilustres personajes de la historia nacional e internacional.

El paso de catedráticos, escritores, pensadores, rectores, periodistas, toreros, ganaderos, empresarios de todos los sectores, políticos, prestigiosos doctores hicieron que el Restaurante Valencia se convierta en ese lugar donde encontrar un espacio, un rincón y a veces un psicólogo como bien me comentaba José Luis padre con quien poder hablar, exteriorizar sentimientos, comentar, charlar y ponerse al día de la actualidad del momento.

José Luis padre recuerda con emoción y mucho cariño a un cliente fiel como fue Don Ricardo Espinosa, catedrático de griego que desde que entrase al Valencia por primera vez ya no dejaría de acudir ni un solo día, hacía acto de presencia a la hora de comer y cenar. Lo recuerda como un hombre serio y cabal, inteligente, amigo fiel y con el que cualquier cliente podía mantener una fantástica conversación y aprender mucho sobre cualquier tema interesante que se preciase.

El primer cambio generacional se produce en 29 de octubre de 1972 con la incorporación al negocio de Luci esposa de José Luis Valencia, destacar que ha sido una de las grandes maestras de la cocina en la ciudad, decir sobre ella que es una gran persona, su sonrisa la hacía especial, sin duda, ha sido el 50% del negocio. Lucía Sandoval no se imaginaba la gran fama y renombre que, con el tiempo, conseguiría con su deliciosa cocina tradicional. Su dedicación, esfuerzo, trabajo diario y superación en los fogones la hizo conseguir encumbrarse y posicionar al Restaurante Valencia en lo más alto de la gastronomía tradicional.

José Luis y Luci han formado una maravillosa familia formada por 4 hijas y 1 hijo, estos niños crecieron entre estudios y la visita diaria por el restaurante, siempre estuvieron a la vera de sus padres y abuelos, y por supuesto rodeados de personajes de máxima actualidad.

Del Valencia debemos resaltar el aire taurino que se respira en todas sus estancias, por allí pasaron todo tipo celebridades, pero, hay que destacar por encima de todo que fueron las máximas figuras del toreo las que dejaron su impronta y arte por todos los rincones del restaurante. Arte que se respira nada más pisar el Valencia y que corre por las venas de padre e hijo, estos han vivido y disfrutado de horas y horas de tertulias taurinas, festejos taurinos y de amistades que hoy en día conservan con respeto y mucho cariño hacia el mundo del toro.

Los clientes muchas veces se convertían en amigos e incluso hoy en día la cuarta generación sigue visitando el restaurante y saboreando los mismos platos que sus padres, abuelos y bisabuelos.

José Luis y Luci consiguen consagrar el éxito del restaurante a base de esfuerzo diario, mucha dedicación, dar buen comer y beber, trabajar al límite y tener todo controlado con la formación excelente de un equipo de 8 personas con los que todo encaje como un guante. Es hora de empezar a tomar decisiones importantes como son las de darse una merecida tarde de descanso a la semana. Esto no fue bien entendido, pero era la única manera de tomarse un respiro en su andadura profesional y disfrutar de sus hijos.

Familia con 3 generaciones que han formado parte fundamental de la gastronomía charra, profesionales que sienten pasión por los productos frescos, elaborando creaciones únicas para que sus clientes disfruten. El Valencia es el lugar perfecto para satisfacer los cinco sentidos porque la tradición se apodera de cada uno de sus rincones y de cada uno de los platos que componen su carta.

José Luis Valencia (hijo), quien desde muy pequeño estuvo ligado al negocio de manera especial, decide formarse en la Escuela de Hostelería de Salamanca y de esta manera poder seguir los pasos de sus anteriores generaciones, ahora en la actualidad reconoce que es la profesión que siempre amó y que tantas satisfacciones le ha dado. El restaurante de alta cocina cuenta con una carta de temporada con platos tradicionales, con recetas con años de historia, entrar en el Valencia es saber que entras en unos de los templos gastronómicos de Salamanca.

En sus principios se decantó por el servicio en sala y sumillería, pero al llegar la jubilación de sus padres 1 diciembre de 2005, toma las riendas de la cocina, y se convierte en el corazón del Valencia. La incorporación de su esposa Beatriz Gómez aporta una visión fantástica en la restauración, transmite ese poder de evolución, ver como una mujer lidera uno de los restaurantes más emblemáticos de la ciudad es todo un orgullo y satisfacción. Es el nuevo 50% del nuevo Restaurante Valencia. Este fantástico tándem que formar busca cada día inspiración para engrandecer la “historia de este restaurante familiar”.

El restaurante de alta cocina cuenta con una carta de temporada con platos tradicionales, con recetas con años de historia, entrar en el Valencia es saber que entras en unos de los templos gastronómicos de Salamanca. En su carta no faltan los platos tradicionales como son: estofado de rabo de toro, lengua al vino tinto, carrilleras, capón en pepitoria, perdiz, asados, pescados frescos de temporada y la deliciosa tarta de higos.
La cocina del Restaurante Valencia con José Luis al frente y con un equipo de 10 profesionales hay que destacar que, 8 de las personas que conforman el equipo son mujeres, todas ellas fantásticas en cada una de las facetas que desarrollan en el restaurante.

Enhorabuena a la familia Valencia por conseguir que en un oficio tan complicado para la mujer como es el de la restauración entren a formar parte en su mayoría a formar parte del equipo profesionales mujeres. Decir que es el único restaurante en la ciudad que cuenta en su plantilla con un 80% de trabajadoras femeninas y que los gerentes y sus clientes están encantados con el servicio que prestan en el Valencia.

Los fogones del restaurante engloban los mejores secretos del negocio, sus comidas y cenas requieren un aporte extra de atención y eso hace que José Luis tenga bajo control la salida de todos sus platos en tiempo y forma, su pasión es la cocina, y le encanta trabajar con ese equipo que atiende y entiende a sus clientes a la perfección. Para José Luis trabajar en su restaurante, es la mejor cantera para aprender a trabajar en equipo. Reconoce abiertamente y es realista, sabe que un negocio no se lleva sólo y menos aún en su gremio, de ahí la importancia de crear grupos profesionales sólidos y un ejemplo lo tenemos en Tere que lleva en la cocina del Valencia 35 años y que es alma del restaurante. Este equipo es el que día a día es lleva al restaurante a mantener el éxito.

El Valencia cuenta con una carta a medida, toma como base la cocina de siempre con propuestas que sorprenden, son elegantes y nunca fallan entre sus comensales, también encontrarás toques de innovación con los que José Luis intenta sorprender a sus clientes, y es por ello, que este lugar se haya convertido en una de las paradas gastronómicas imprescindibles en la ciudad. Una experiencia que acompañarás con el mejor maridaje para cualquiera de las opciones que elijas de su exquisita carta, no dejes de probar sus postres caseros que harán las delicias de los paladares más exigentes.

Hay que destacar que en época de pandemia la situación fue complicada para todos, pero el Restaurante Valencia supo reinventarse y mantener el servicio a sus clientes atendiéndoles de la mejor manera posible. El servicio a domicilio y su fantástica terraza acondicionada tuvo tan buena acogida entre todos aquellos que la visitaban que el Valencia tuvo que ampliar las instalaciones para poder dar el mejor servicio y comidas todos sus clientes.

Os deseo que el éxito os siga acompañando, que sigáis manteniendo esa maravillosa disposición, educación y buen servicio que os caracteriza, sois una familia fantástica que ha conseguido elevar la cocina tradicional a su máximo exponente. Enhorabuena a la tercera generación por su buen hacer.

Autor

Personal Shopper y organizadora de eventos como el próximo XVIl Sweet Market Salamanca que tendrá lugar el 28 de noviembre, de 12h a 21h en el Hotel Alameda Palace.
0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios