CES exige ayudas urgentes para evitar el deterioro progresivo del empleo y sostener la economía

- en Local
Foto Antonio Rollan nuevo presidente de CES
  • La patronal de empresarios demanda un plan económico integral de apoyo a pymes y autónomos ante una inflación desorbitaba y un incremento notable de los costes 

La Confederación de Empresarios de Salamanca (CES) demanda con la mayor celeridad un plan económico integral de apoyo a las pymes y autónomos, por un lado, para ayudarles a mantener y crear empleo y, por otro lado, para salvar de la ruina a muchos negocios que en estos momentos ya se encuentran asfixiados por el exceso de cargas económicas. Y es que a fecha de hoy el sector empresarial se encuentra muy preocupado por la inflación, el aumento de los costes laborales, los precios de consumo, y los costes energéticos y de las materias primas.

Por tanto, este nuevo escenario que vive el empresariado debido a todos estos factores tiene que venir acompañado, según CES, de un plan urgente de ayudas y medidas económicas efectivas adaptadas a los diferentes sectores empresariales, para evitar el deterioro progresivo del empleo y sostener la economía, dado que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del 2022, dados a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística, reflejan 900 personas más desempleadas en Salamanca entre julio y septiembre de este año. Por tanto, se pasa de los 16.100 parados del segundo trimestre a los 17.000 actuales.

En palabras del presidente de CES, Antonio Rollán, en estos momentos el sector empresarial tiene que hacer frente a importantes desafíos económicos y necesitamos responsabilidad institucional y que se adopten medidas firmes y valientes, que pongan el foco en las necesidades reales del tejido empresarial. “Porque somos los empresarios los que creamos empresas y generamos empleo y riqueza en nuestra ciudad y en nuestra provincia. Somos el motor del desarrollo y bienestar de Salamanca. Si nos va bien, Salamanca crecerá y atraerá inversiones y retendrá talento. Y si nos va mal, se van a pasar serias dificultades para que Salamanca progrese”.

La inflación se ha disparado a niveles no vistos desde los años 80, en las últimas semanas el precio del gas se ha triplicado, nos amenaza la subida de los tipos de interés y en la prima de riesgo, así como una nueva posible subida salarial”, explica Antonio Rollán. “Estamos ante muchos obstáculos que ponen en riesgo la viabilidad de muchos negocios y que ya están permitiendo ver una desaceleración del mercado laboral. Por todo ello, urge la búsqueda de soluciones a la escalada de precios y potenciar más la cooperación público-privada para buscar soluciones consensuadas”.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios