El Ayuntamiento inicia una experiencia piloto para prevenir la exclusión social en la ciudad

- en Local
  • Esta iniciativa arranca en Garrido con un programa de refuerzo escolar familiar que se desarrollará con la Asociación YMCA, entidad con dilatado arraigo en el barrio

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha un pionero programa en la ciudad encaminado a prevenir la exclusión social en la ciudad, coordinado con la intervención que se realiza desde los Centros de Acción Social con diversas familias en los diferentes barrios.

Este programa ha comenzado a desarrollarse en el barrio Garrido con la colaboración de Asociación YMCA, muy arraigada en esta zona. A través de esta iniciativa, las familias que se encuentran en situación de riesgo de exclusión social y que tienen dificultades en la integración social y en el acceso a recursos comunitarios consigan una atención individual y familiar encaminada a la mejora del refuerzo educativo en menores, así como facilitar su inclusión social a través de actividades culturales, educativas y de ocio.

Con este programa, las familias con menores entre 5 y 18 años que presenten un bajo rendimiento escolar y/o dificultades de integración en el sistema educativo, pueden obtener los recursos necesarios para conseguir los resortes para la inclusión social necesaria en sus barrios, de modo que puedan alejarse de factores de riesgo que puedan desencadenar en exclusión social.

El programa se desarrolla desde el pasado mes de marzo y la intervención se llevará a cabo hasta finales del curso escolar en diferentes ámbitos de actuación: atención individual y familiar (acogida, valoración e intervención); coordinación con otros profesionales y otros recursos para favorecer la intervención con la familia y con los menores a nivel educativo; atención a nivel grupal con talleres teórico-prácticos con especial atención a técnicas de estudio tanto para los progenitores como para los menores; atención a nivel comunitario para la inclusión de la familia en su entorno; y sesiones de refuerzo educativo familiar.

En proyecto se realiza con el objetivo de favorecer el bienestar social y la igualdad de oportunidades entre los niños, niñas y jóvenes independientemente de su situación socio económica. Un objetivo que se lleva a cabo a través de servicios orientados al desarrollo social y personal de los menores para contribuir a su integración en la sociedad, pero teniendo en cuenta a la familia como elemento básico para conseguir esa integración. Y todo ello a través de una intervención integral por medio de factores que contribuyen a la calidad de vida de cada una de las personas que conforman la unidad familiar. Así, se busca la implicación de las familias en el contexto escolar de sus hijos/as, favoreciendo un entorno óptimo para la participación en actividades que fomenten su aprendizaje así como la adquisición de valores personales y sociales.

El programa arranca con una valoración previa realizada por los servicios del área de Bienestar Social en los Centros de Acción Social (CEAS). Posteriormente se plantean las líneas de trabajo individual con la familia a través de un profesional de referencia, que se encargará de orientar y acompañar a la familia en todo el proceso, siempre en coordinación con los profesionales de las distintas áreas de Bienestar Social del Ayuntamiento. A través de un sistema de tutorías familiares o individuales se consensuarán los objetivos a conseguir, se determinarán las acciones a realizar y los recursos a emplear para conseguir la integración de la unidad familiar en su entorno. La formación en técnicas de estudio para los menores, así como el refuerzo educativo familiar tendrán posteriormente una evaluación para la mejora de los objetivos y la mejora de la gestión de calidad del programa.

Junto a estos asuntos, el programa también incide en la concienciación sobre aspectos claves en nuestra sociedad como la igualdad de género, la igualdad de oportunidades y la sostenibilidad del medio ambiente.

Esta experiencia piloto se desarrolla con diez unidades familiares desde marzo hasta junio de 2022 y tras su evaluación se analizará su extensión a otros barrios de la ciudad, valorando en cada uno de ellos la idiosincrasia de cada zona y los factores que determinan el riesgo de exclusión social.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios