La novena de San Juan de Sahagún se celebra del 3 al 11 de junio

- en Local
  • El último día tendrá lugar una eucaristía y la ofrenda floral al santo, a las 19.30 horas en la iglesia titular

La parroquia de San Juan de Sahagún se prepara para celebrar la fiesta de su titular y patrón de la ciudad y Diócesis de Salamanca, el próximo 12 de junio. Del 3 al  11 de junio se celebrará una novena en honor a San Juan de Sahagún, a las 10.30 de la mañana, con exposición del Santísimo seguido de la santa misa, a las 11.00 de la mañana.

El último día de la novena, el 11 de junio, tendrá lugar una eucaristía y la ofrenda floral al santo, a las 19.30 horas en la iglesia titular.

Finalmente, el sábado 12 de junio, se celebrará la fiesta solemne con una eucaristía, a las 12.00 del mediodía en la Catedral Nueva, en cuyo altar mayor se encuentran los restos mortales del santo patrón en una urna de plata.

Y por la tarde, el programa contempla una misa, a las 20.00 horas en la iglesia de San Juan de Sahagún, así como un concierto de órgano, a las 20.45 de la tarde, según informa la Diócesis de Salamanca.

Juan de Sahagún, el gran devoto de la eucaristía

Juan González Martínez, que así se llamaba el Santo, nació el 24 de junio de 1430 en la localidad leonesa de Sahagún, donde se educó con los benedictinos. Su férrea voluntad y personalidad causó admiración al obispo de Burgos D. Alonso de Cartagena, que le apadrinó en los primeros estudios teologales. Fue párroco de Santa Águeda, la más pobre de la ciudad de Burgos. Allí ejerció su ministerio durante unos años hasta que llegó a Salamanca para estudiar Teología. Se consagró como fraile agustino el 18 de junio de 1463, fecha que adopta el nombre de Fray Juan de Sahagún. De los 23 años que pasó en Salamanca, 16 los vivió como eremita de San Agustín.

Fray Juan fue un hombre carismático que consagró su vida a la eucaristía. Rezaba horas y horas y sus largas homilías, en las que gustaba recrearse pues veía a Dios en sus eucaristías, causaban honda impresión en la feligresía. Visitaba enfermos, unía a familias desarraigadas, asistía a moribundos y ayudaba a los pobres. Además de ser conocido por sus predicaciones, su mayor logro fue conseguir apaciguar la querella que enfrentó durante cuarenta años a dos bandos de familias nobles de la ciudad, con muchas muertes por ambas partes.

Cuentan que hizo más de doscientos milagros en su vida, en la que fue un firme defensor de los derechos de los humildes y trabajadores.

Falleció en Salamanca el 11 de junio de 1479 con fama de santidad. Fue beatificado por el papa Clemente VIII en 1601 y canonizado por Alejandro VIII en 1691. Desde entonces su festividad se conmemora el 12 de junio.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios