Las medidas para reforzar la seguridad vial reducen un 43% los atropellos de peatones en la ciudad

- en Local
  • Hasta julio de este año se registraron 39 atropellos, frente a los 69 de 2019, último ejercicio con un tráfico similar al actual, antes de que se iniciara la pandemia de Covid-19

Este miércoles, 17 de agosto, se conmemora el Día Mundial del Peatón, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 1897, cuando se produjo el primer incidente de tráfico con una víctima peatonal. El Ayuntamiento de Salamanca reafirma su compromiso con la seguridad vial de los salmantinos con medidas que han permitido una reducción del 43% en los atropellos a peatones.

Hasta julio de este año se registraron 39 atropellos, frente a los 69 de 2019, último ejercicio con un tráfico similar al actual, antes de que se iniciara la pandemia de Covid-19, que durante el año 2020 obligó a establecer un confinamiento domiciliario y durante meses redujo la presencia de vehículos en las calles de Salamanca.

Entre las medidas adoptadas para mejorar la seguridad de peatones en las vías públicas destacan, en primer lugar, la reducción de los límites máximos de velocidad a 30 kilómetros por hora en la mayoría de las calles de la ciudad y la creación de zonas residenciales, con un límite máximo a 20 Km/h en más de 200 calles donde la prioridad es para el peatón. También se ha procedido a la semaforización de pasos de peatones, la instalación de pulsadores y de señales luminosas de pasos de peatones con detector.

El Ayuntamiento de Salamanca también puso en marcha una nueva regulación de las operaciones de carga y descarga, consensuada con los sectores implicados tras la evaluación del plan piloto que entró en vigor a mediados del año 2020. La ciudad queda dividida en dos áreas en las que se contemplan diferentes limitaciones y prohibiciones en relación con este tipo de operaciones, a fin de garantizar la compatibilidad entre esta actividad y los derechos de los peatones.

A mayores, se han habilitado más espacios para el peatón junto a la ribera del Tormes, integrando al río en la ciudad para que sea un espacio disfrutable por los ciudadanos. La construcción de una nueva pasarela peatonal entre Huerta Otea y los Huertos Urbanos se suma a la ampliación de otras dos en Tejares, dentro de un itinerario global que se completará con los corredores verdes para habilitar 13 kilómetros de recorrido peatonal junto al río Tormes entre Santa Marta y La Salud.

Refuerzo de la seguridad vial durante la última década

El Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha durante el año 2014 un decálogo de medidas de tráfico (de prevención y control; de educación y sensibilización; y de coordinación, participación y colaboración) que logró reducir el número de accidentes y su gravedad. Con el objetivo de continuar en esta senda, en 2017 se elaboró y aprobó un amplio Plan de Seguridad Vial en Salamanca (156 páginas de diagnóstico y 154 páginas de propuestas), fruto del consenso entre grupos políticos, agentes económicos y sociales de la ciudad, asociaciones y colectivos ciudadanos.

Este plan se basa en un amplio diagnóstico del tráfico en la ciudad, analizando la estructura urbanística, parque de vehículos, movilidad, semaforización, señalización, oferta de aparcamiento y accidentalidad. A partir del análisis realizado, se establecía una serie de propuestas, entre las que destacan nuevas plazas de estacionamiento gratuito de vehículos en el extrarradio de la ciudad para favorecer el desplazamiento a pie hasta el centro y el mayor uso del autobús urbano, entre los mejor valorados de España por las asociaciones de consumidores por su bajo precio y calidad del servicio.

Al mismo tiempo, se buscaba pacificar el tráfico con la instalación de cajas de radares, repartidas por toda la ciudad, estableciendo límites de velocidad a 30 Km/h en las inmediaciones de todos los colegios de la capital. Además, se han adaptado todos los pasos de peatones de la ciudad para personas con discapacidad o movilidad reducida, se han instalado avisadores acústicos en todos los pasos de peatones con semáforo, se han iluminado por la noche pasos de peatones y se han instalado luces en la calzada para avisar a las personas adictas al teléfono móvil que siempre miran hacia el suelo. Al mismo tiempo, se están ensanchando aceras y ampliando las zonas peatonales dando prioridad al bienestar y la protección de los vecinos y quienes visitan la ciudad.

A todo ello se añaden propuestas a petición de los vecinos referentes a controles de velocidad, colaboración con otras entidades, poda de árboles y arbustivas de medianas, o reubicación de contenedores, entre otras medidas adoptadas en su correspondiente época del año y siguiendo criterios técnicos.

Por otro lado, la educación vial y la sensibilización ciudadana son una parte fundamental del Plan. De forma periódica se imparten charlas y talleres a los centros escolares a través de la programación de la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, y también a los mayores a través de sus asociaciones y de la programación de actividades de los centros municipales de mayores.

El Plan de Seguridad Vial del Ayuntamiento de Salamanca tiene como principales objetivos reducir el número de accidentes de tráfico entre vehículos, su gravedad, y el número de atropellos a peatones y ciclistas, cuya cifra se había incrementado de forma progresiva durante los primeros años del siglo XXI.

Estos objetivos se están logrando mediante la reducción de la presencia de vehículos privados en el centro de la ciudad, el fomento del transporte público en autobús o en bicicleta (privada o a través del sistema municipal de alquiler de bicicletas) y la reducción de la velocidad media de circulación de los vehículos a motor. Unos datos positivos que son también fruto de la simbiosis entre el Plan de Seguridad Vial y el Plan de Movilidad Urbana Sostenible.

Peatonalización de calles

El Ayuntamiento continuará ampliando los espacios para los peatones con el proyecto para la implantación de Zonas de Bajas Emisiones, de manera que los salmantinos y turistas dispongan de más lugares seguros para poder disfrutar de Salamanca, siguiendo el modelo de ciudad con espacios abiertos que demandan los ciudadanos como consecuencia de la pandemia de Covid-19 y en el que el Ayuntamiento ya trabaja desde hace una década.

La peatonalización se llevará a cabo con una plataforma única, renovando el alumbrado público con tecnología LED para que sea energéticamente eficiente y ejecutando algunas canalizaciones para el futuro soterramiento de servicios. En algunas, a mayores, se procederá a la sustitución de la red de distribución y a la renovación del pavimento.

A la calle Ancha, cuyas obras ya se han ejecutado, se sumarán de forma paulatina la calle Correhuela, parte sur de Pozo Amarillo, Plaza del Mercado, Plaza de Poeta Iglesias, calle San Pablo hasta Juan de la Fuente, Quintana, Juan del Rey, Prado, Íscar Peyra, Cuesta de Carmen, Condes de Crespo Rascón entre Peña Primera y Cuesta del Carmen, Miñagustín, Cuesta, San Justo, Consuelo, Varillas, Doña Gonzala Santana, Plaza de San Juan Bautista, calle de la Fuente, Santa Teresa, Perdones, Madre Bonifacia Rodríguez de Castro, Vaguada de la Palma desde la calle Ancha hasta el Palacio de Congresos, Cuesta de Oviedo, Santos Jiménez, Luis Hernández Contreras, Pozo Hilera, José Jáuregui y Villar y Macías hasta Santos Jiménez.

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios