Los usuarios de los Puntos Limpios del Ayuntamiento aumentan un 14% entre enero y abril

- en Local
66
  • El depósito de escombros se duplicó, el de madera aumentó el 89%, el de metales el 40%, el de residuos eléctricos y electrónicos el 36% y el de tóxicos el 26%

En el Día Mundial del Reciclaje, el Ayuntamiento de Salamanca refrenda sus políticas de respeto al medioambiente con el objetivo de incrementar la concienciación social para hacer de Salamanca una ciudad más limpia, sostenible y saludable.

Los datos estadísticos del primer cuatrimestre de este año así lo reflejan, pues el número total de usuarios a los Puntos Limpios aumentó el 14,43%, hasta 13.497 en total. En concreto, el Punto Limpio de La Aldehuela aumentó un 6,77% sus usuarios, hasta 3.916; el de Capuchinos un 23,47%, hasta 4.334; el de Chinchibarra un 7,07%, hasta 3.450; y el de El Zurguén un 23,48%, hasta 1.797 usuarios.

Cabe destacar también el incremento en el depósito de escombros en los Puntos Limpios del Ayuntamiento de Salamanca, que se duplicaron entre enero y abril, hasta 333,98 toneladas, y el de madera, un 89%, hasta 207,5 toneladas. Por su parte, el depósito de metales aumentó un 40,21%, hasta 13,6 toneladas; el de voluminosos un 28,08%, hasta 517,8 toneladas; el de residuos eléctricos y electrónicos un 36,71%, hasta 47 toneladas; y el de tóxicos un 26,35%, hasta 2.964 kilos.

Por su parte, la recogida selectiva se mantuvo en cifras similares a 2020 pese a las restricciones durante los primeros meses de este año sobre la hostelería, uno de los sectores que más residuos aporta al sistema de reciclaje. En concreto, se recogieron 833,5 toneladas de envases, un 0,51% menos; 1.273,8 de papel y cartón, un 3,3% menos; y 694,16 de vidrio, un 5% menos.

Horario de apertura de los Puntos limpios

En los Puntos Limpios, abiertos de lunes a sábado de 10.00 a 19.00 horas, y los domingos de 10.00 a 15.00 horas, excepto El Zurguén, de lunes a viernes de 10:00 a 16:00 horas, se pueden depositar diversos tipos de residuos de origen doméstico que, por diversas razones, exigen una gestión diferenciada del resto de los residuos urbanos.

Por motivos medioambientales y de gestión de la recogida, existe un límite por usuario y tirada en cada uno de los materiales: vidrio y cristal, hasta 20 unidades o 30 kilos; papel y cartón, hasta 15 kilos; baterías de automóvil, electrodomésticos, teléfonos móviles, aparatos electrónicos y eléctricos, y cochones, hasta dos unidades; aceites usados, hasta 15 litros; muebles, residuos de construcción y demolición, residuos de parques y jardines, hasta 50 kilos o tres unidades; pilas, hasta 20 unidades; fluorescentes y bombillas de mercurio, hasta 5 unidades o 2 kilos; aerosoles, hasta siete unidades; radiografías, hasta 10 unidades; plásticos, residuos textiles y ropa, hasta 15 kilos; residuos de metal y chatarra, hasta 50 kilos; pinturas y disolventes, hasta 10 kilos; y plaguicidas con el envase original, hasta 2 kilos.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios