ALBA DE TORMES: Iglesia de San Juan de la Cruz

- en Provincia
18
Alba de Tormes - Iglesia de San Juan de la Cruz

Construida entre los años 1692 y 1695 siendo general de la Orden de los Padres Carmelitas Descalzos, Fray Alonso de la Madre de Dios. La iglesia está realizada según el más puro estilo barroco carmelitano bajo el mecenazgo de la Casa Ducal de Alba.

En la fachada, con forma de cruz, se encuentra el escudo de los Carmelitas Descalzos en la cabecera. En la hornacina, la imagen de San Juan de la Cruz, flaqueada por sendos escudos de los Álvarez de Toledo.

Es la primera iglesia dedicada en todo el mundo a San Juan de la Cruz. Este templo forma parte del Convento de los Padres Carmelitas Descalzos, de la misma época y estilo artístico, junto al que se encuentra el Centro Teresiano Sanjuanista.

Restauración de la imagen escultórica de Santa Teresa de Jesús

En la Iglesia de los Padres Carmelitas Descalzos de Alba de Tormes se encuentra esta imagen escultórica que representa a Santa Teresa de Jesús y está ubicada en el retablo lateral izquierdo del crucero de esta misma iglesia.

La imagen que representa a Santa Teresa está dispuesta en posición erguida con la pluma en su mano derecha y un libro con la inscripción “Nada te turbe” en su mano izquierda. Vestida con hábito carmelita y sobrepuesta una capa blanca, toda ella sobre una nube plateada y peana octogonal dorada con molduras en su parte superior e inferior.

Esta escultura se concibe como imagen de bulto redondo, con estructura de madera ensamblada y labrada para definir todos los detalles volumétricos. Este alma de madera, posteriormente fue aparejado con estuco y policromada según las características iconográficas de la orden. Además destaca especialmente el tratamiento con lámina de oro a modo de estofado y brocado en las zonas perimetrales del hábito y de la capa pero también en la peana, alternando los paños marmoleados. De igual calado es el empeño de la lámina de plata en la nube sobre la cual está dispuesta la Santa y destaca la técnica por la cual la imagen de la Santa tiene sus ojos vidriados realizados a modo de cáscara; una técnica mucho más realista que la talla directa sobre madera. Es posible que la imagen presentara además alguna especie de aureola dorada soportada en la parte posterior de la cabeza, aunque ésta no se conserve.

Las características técnicas que definen esta imagen de la Santa nos llevan a pensar en un estilo representativo típico de las tipologías existentes en el siglo XIX. Aunque no existen firmas, encontramos un acercamiento estilístico a otras imágenes situadas en el mismo templo o en la iglesia de Santa María Magdalena, también de la Orden de los Padres Carmelitas Descalzos, de Salamanca.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios