Concierto en honor a los tres siglos del órgano de Santa María la Mayor de Béjar

- en Provincia
Organo de Santa Maria la Mayor 6

La ocasión lo merecía. Cumplir tres siglos emitiendo música en un templo religioso merece una celebración y el Centro de Estudios Bejaranos así lo consideró cuando el gaitero y tamborilero José Ramón Cid Cebrián y el organista Manuel José Gutiérrez propusieron organizar un concierto en honor a los tres siglos del órgano de Santa María la Mayor de Béjar. Construido en 1723 por el maestro organero Antonio Pérez, en su teclado aprendió a tocar de niño el que un día sería director de la capilla del Palacio Real de Madrid José Lidón, músico de Carlos III, Carlos IV, José Bonaparte y Fernando VII, además de compositor obra sacra y zarzuelas. Las fechas festivas en honor a la Virgen del Castañar fueron las escogidas para un concierto de órgano, gaita y tamboril.

El acto comenzó con una introducción a cargo del párroco de la iglesia de Santa María la Mayor de Béjar, don Félix Pérez López, quien recordó la existencia del Cabildo Eclesiástico de Béjar y la fiesta de Santa María las Huertas con la lectura de un fragmento transcrito del siglo XVIII, de las décadas en las que se construyó el órgano de Santa María. A continuación intervino la presidenta del CEB, Josefa Montero García. Recordó un concierto anterior de José Ramón Cid y Manuel José Gutiérrez precisamente en el mismo lugar a principios de 2022, en ocasión de la apertura de los treinta años de la creación del Centro de Estudios Bejaranos. Presentó a los intérpretes y comentó el programa que iban a desarrollar a continuación.

El concierto propiamente dicho lo abrieron con unas partituras del compositor de Luis XIV, Jean Baptiste Lully, adaptadas para la ocasión con un José Ramón Cid Cebrián partiendo de la capilla del Nazareno. El concierto fue una delicia conjugación de sones tradicionales charros con música culta de órgano, una combinación que sería habitual en la música sacra y civil de otros siglos en nuestra provincia. La gaita, el tamboril, las castañuelas y otros instrumentos fueron alternados para que las composiciones sonaran con rotundidad, transportándonos a las celebraciones de otros tiempos. Entre las piezas interpretadas, destacó una “Charrada a la Virgen del Castañar”.

Este concierto es un buen exponente de las excelentes relaciones entre los tres centros de estudios locales: José Ramón Cid Cebrián es miembro del Mirobrigenses, Josefa Montero, del Bejaranos y Salmantinos, y también estuvo presente José María Hernández, miembro de los tres centros provinciales.

El acto fue grabado y será colgado en el canal Youtube del Centro de Estudios Bejaranos en breve. Este mismo concierto de gaita, tamboril y órgano, será repetido de nuevo en la Catedral de Salamanca el sábado 9 de septiembre a las 20:30 con entrada libre.

Autor

Miembro del Centro de Estudios Bejaranos desde 2011, donde desempeña el cargo de secretaria desde 2016. Es licenciada en Historia por la Universidad de Salamanca y realiza trabajos de investigación sobre el arte y la historia de Béjar. Su labor de difusión le llevó a fundar en 2008 el blog “Pinceladas de Historia Bejarana” o a colaborar con la cadena Ser Béjar con su sección radiofónica “La bitácora de la historia”. Ha publicado artículos de investigación en Béjar en Madrid, revista de folclore “Joaquín Díaz” de Valladolid, Revista de Ferias y Fiestas de Béjar, revista Estudios Bejaranos, Revista Cultural de Gibraleón (Huelva), Catálogo de Las Edades del Hombre (Ponferrada, Soria y Plasencia) o Revista electrónica de Historia “El futuro del pasado” de la USAL. Ha coordinado las Actas Universitarias de la Revolución de 1868 en Béjar (2018), un congreso organizado por la USAL, el CEB y la Asociación “Béjar 68”, y ha escrito capítulos en los libros colectivos El Fuero de Béjar, editado por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, las Actas del V Centenario de la Catedral Nueva de Salamanca y la Historia de Béjar, volumen II, editado por el CEB y Diputación de Salamanca. Ganó en 2020 el Concurso Literario del Casino Obrero de Béjar con su relato “El aliento de la brisa”.