PBPCYL: Respuesta a los desmotivados de Ledesma

- en Provincia

Por más que lo explicamos, mandamos los comunicados a los medios de prensa y los ponemos en redes sociales, parece una tarea inútil…pero como no lo es (aunque quieran hacerlo creer) seguiremos en lo que respiremos.

El 13 de Agosto, la Gaceta de Salamanca, publica este artículo (enlace) 

  1. Ledesma no se puede quedar sin bomberos, porque nunca los ha tenido (tampoco pueden estar en dique seco, porque ese barco, aún no está ni en el astillero)
  2. Solo la mención del seguro de responsabilidad civil ya deja claro que cualquier gasto público destinado a «permitir» la actividad de estas personas como bomberos, es un fraude de ley, estamos seguros que no es nada barato (las compañías de seguros no son tontas) y por eso entendemos y apoyamos al Ayuntamiento para que no lo abone, en cumplimiento de la normativa vigente.  Otra cosa sería el seguro,´- si fuera para las actividades de los miembros de la agrupación de voluntarios, cuando fueran conforme a la normativa vigente,  en el caso de las emergencias, de colaboración con los Servicios Profesionales de Bomberos (Servicios Esenciales) No nos extraña que la Alcaldesa argumente que deba pagarlo la asociación de voluntarios de PC, cada quien que se haga responsable de sus ilegalidades.
  3. El parón que menciona el artículo, no es otro que su negativa a actuar, cuando el ayuntamiento, con buen criterio se negó a firmar un convenio que le obliga a una competencia que no le corresponde y por el  que recibe un dinero que debe gestionar, abonando los «servicios prestados»  a estas personas, que reciben los importes de manera fraudulenta y vulnerando diversas leyes entre ellas las fiscales, no extrañándonos si en algún momento la AEAT les haya impuesto o les imponga alguna sanción.    
  4. La alcaldesa Patricia Martín, tiene más razón que un santo cuando argumenta que el Servicio de Bomberos, no es competencia municipal, sino que es de la Diputación de Salamanca…¡desde hace mas de 37 años! y no será porque esto, no lo hayamos dicho 37 millones de veces, es sencillamente,  porque ni las personas tan hartas y desmotivadas, ni la propia Diputación, lo quiere escuchar. Les interesa  mantener esa situación ilegal que les beneficia económicamente, y que dificulta, por enmascarar la situación, vistiendo a voluntarios de bomberos, la implantación de un Servicio Profesional y con agentes de autoridad que se merecen y pagan  los Ledesminos y el resto de los ciudadanos de la provincia de Salamanca.
  5. Sr. Hernández (diputado de área) por mucho que usted y su compañeros de gobierno se empeñen en hacer lo contrario que los jueces dictan en sus sentencias:
    1. Les recordamos que ustedes  defendían que la gestión indirecta era legal… ¡y no lo es! 
    2. Los voluntarios, en su gran mayoría (en el caso de los «desmotivados» de Ledesma, empezando por el que además es concejal, todos) no son tales, ya que reciben retribuciones económicas y en el caso de Ledesma, además coaccionan cuando no se las pagan.  No existe por tanto, el carácter altruista que marca la ley de voluntariado
  6. Sr. Hernández, en relación a lo que ha hecho el Ayuntamiento de Peñaranda…desconozco su edad, pero a la mía, el profesor de EGB me decía…»entonces, si Pedro se tira a un pozo, ¿Tu también lo haces?
  7. Sr. Hernández,  no existe el Parque de Bomberos de Vitigudino, ni ninguno otro que ustedes mencionan en su Web, la red de de supuestos parques de bomberos que financian con convenios con ayuntamientos no se ajustan a lo que dice la Ley, para empezar la figura bombero voluntario no existe, son «voluntarios extinción de incendios» que son colaboradores » no pueden hacer funciones de bomberos profesionales agentes de la autoridad» sino colaborar con éstos y no al revés. Solamente existen, Villares y Béjar, pese a no ser funcionarios agentes de la autoridad y en el primer caso, ser de gestión indirecta (ilegal) que si son bomberos profesionales. 

Fdo. PBPCYL

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios