Lentes intraoculares

- en Salud
46
Lentes intraoculares - Insadof

Cuando hablamos de lentes intraoculares nos referimos a aquellas lentes que colocamos en el interior del globo ocular para sustituir al cristalino. Se utilizan en caso de que haya cataratas, es decir una opacificación del cristalino, o también cuando un paciente mayor de 50 años decide operarse para evitar llevar gafas ya sea de lejos, o de lejos y de cerca.

No es necesario esperar a tener una catarata para plantear retirar gafas.

Es cierto que cuando quitamos la catarata, introducimos una lente intraocular cuya potencia calculamos para que el paciente además de ver, pueda hacerlo sin llevar gafas. Pero también es cierto que podemos prescindir del cristalino cuando tenemos más de 50 años y desarrollamos la vista cansada. La presbicia o vista cansada es debida a la esclerosis del cristalino. En estos casos se retira el cristalino, aunque esté transparente, para introducir la lente intraocular con la potencia adecuada para que el paciente no precise corrección óptica.

De este modo el paciente no podrá desarrollar ya catarata puesto que hemos retirado el cristalino y ya no va a ser posible que se opacifique.

Hay muchos tipos de lentes intraoculares. Básicamente las podemos dividir en monofocales y multifocales. Las monofocales son aquellas que nos permiten ver de lejos sin gafas pero tenemos que llevar gafas para cerca. En cambio las multifocales Permitirán que el paciente pueda prescindir de gafas de lejos y de cerca.

En la actualidad existen también lentes monofocales de rango de enfoque extendido (EDOF). Estas lentes permiten que el paciente vea bien de lejos y a distancia intermedia, es decir de brazo extendido, de tal modo que si bien necesita gafas para visión próxima, no depende de ellas para la mayor parte de las actividades que se desarrollan diariamente.

Además de estos tres tipos de lente, ya sean monofocales, multifocales, o monofocales de rango extendido, pueden ser esféricas, o tóricas. Las esféricas son aquellas que utilizamos en aquellos pacientes que no tienen un astigmatismo elevado y que por tanto no es preciso corregir. Pero cuando el astigmatismo es mayor de una dioptría, el uso de lentes tóricas permite corregirlo, de modo que no solo eliminaremos la miopía o hipermetropía sino también el astigmatismo asociado.

Por lo tanto las posibilidades son muchas y es función del oftalmólogo el asesorar al paciente y comunicarle todas las opciones disponibles, intentando explicar bien al paciente las ventajas e inconvenientes de cada caso. Esta información es crucial para que el paciente pueda alcanzar sus expectativas visuales tras la intervención quirúrgica.

La cirugía de catarata, o de cristalino transparente es una cirugía sencilla que se realiza en un tiempo no superior a 10 minutos. Es una técnica rápida y muy eficaz y se realiza bajo anestesia tópica y con una leve sedación. A través de una pequeña incisión corneal de unos 2 mm se incide en la cápsula anterior del cristalino y retiramos un área circular de la misma. A través de esta apertura vaciaremos y aspiraremos el contenido de la lente orgánica, dejando la cápsula o “piel” de la lente como bolsa en la que introduciremos la lente intraocular. Este proceso se realiza normalmente con métodos de ultrasonidos o láser. Es indoloro y presenta pocas complicaciones que en cualquier caso se suelen resolver sin mayor problema.

Es importante para los oftalmólogos estar habituados en el manejo de las distintas opciones que nos ofrece el mercado y saber transmitir al paciente cuál es la elección mejor en cada caso. De ello va a depender el éxito de la cirugía y alcanzar el mayor grado de satisfacción de nuestros pacientes.

Lentes intraoculares - Insadof

Autor

Ernesto Alonso Juárez
Director Médico de la Clínica INSADOF.
0 0 voto
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios