Las cinco claves para ahorrar energía este invierno y reducir el gasto

- en Sociedad
contador de calefaccion
  • Elegir el sistema de calefacción más adecuado, su temperatura y regulación, los aislamientos térmicos y la inversión en energías renovables son algunas de las medidas que los expertos de Brico Depôt proponen para ahorrar hasta en un 50% el gasto de energía sin renunciar al confort

Con la llegada del nuevo año, llegan también las bajas temperaturas, el hielo y la nieve. Tanto es así, que la segunda quincena de enero destaca por tenerlas mínimas más frías del año. Los expertos, señalan que el próximo 21 de enero va a ser el día más frío de todo el año.

En esta época toca abrigarse e intentar estar lo más calentito posible, pero durante los últimos años, el consumo y el coste de la energía ha ido en aumento, a la vez que nos encontramos ante un consumidor exigente con un auge en la demanda de productos sostenibles que les ayuden a reducir su consumo de energía.

En este contexto, los expertos de Brico Depôt Iberia, compañía especialista en construcción, reformas y bricolaje, dan algunas de las claves para que el consumidor pueda contribuir a la eficiencia energética de un modo sencillo y práctico, manteniendo una temperatura idónea en el hogar y reduciendo hasta en un 50% el ahorro energético anual.

Así, es necesario conocer cómo podemos cambiar los hábitos de consumo a nivel doméstico e ir mejorando los sistemas e instalaciones del hogar para ahorrar tanto energía como costes, aumentando así la calidad, el confort y la eficiencia en el domicilio.

1. Temperatura de la calefacción y regulación del termostato

Debemos establecer como base unos tiempos de utilización de la calefacción lógicos y la temperatura correcta para gastar menos en calefacción. Durante el día en invierno, es recomendable mantener el hogar a una temperatura de entre 19ºC y 21ºC, mientras que por la noche la temperatura debería estar entre 15ºC y 17ºC.

Es importante tener en cuenta la regulación de los termostatos ya sea de manera manual o programada, ya que permiten fijar la temperatura deseada en cada momento. Desde Brico Depôt, los expertos recomiendan tenerlos activados mientras haya alguien en el domicilio e inactivos cuando el hogar esté vacío. Además, es conveniente cerrar los radiadores de las habitaciones que no se usan y aclimatar aquellas estancias en las que se vaya a pasar la mayor parte del tiempo (como el salón o el dormitorio, por ejemplo).

2. Aislamientos térmicos

Según la Secretaría General de Energía, un buen aislamiento puede reducir hasta en un 50% el gasto de energía anual. Así, proteger las paredes con paneles de lana mineral, roca y poliestireno extruido (XPS), además de proporcionar aislamiento térmico y acústico, aportarán un toque decorativo a la estancia.

Por otra parte, las ventanas son los lugares de la casa por donde se pierde la mayor parte del calor que se acumula en el hogar. Para evitarlo, una de las soluciones es instalar ventanas con doble cristal. Gracias al PVC y al doble acristalamiento, la hermeticidad del hogar aumentará y, además, se oirá menos ruido y hará menos frío dentro del domicilio. Con esto, se podrá economizar hasta un 30% el consumo.
Las puertas también son objeto de filtraciones del frío. De esta manera, las puertas aislantes con un sellado adecuado disminuirán la pérdida de calor a través de la hoja y, además, aumentarán la eficiencia térmica, suponiendo hasta un 35% de ahorro.

3. El calor en el hogar

Si bien es cierto que existen diferentes sistemas de calefacción (calderas, bombas de calor, suelo radiante, estufas de leña o pellet, o la aerotermia), para aprovechar al máximo el combustible y generar unas emisiones mínimas, es recomendable instalar estufas de leña o de pellet. Las estufas de pellet son las más eficientes: se autorregulan, no contaminan y, además, el combustible es más barato. Esto permitirá economizar hasta un 40% en combustible y en gasto.

Brico Depôt cuenta con la gama de estufas de pellet Next, con un diseño elegante y moderno que permite calentar un área de hasta 200m3. Además, dispone de una clasificación de eficiencia energética A+, gracias a su fabricación siguiendo la normativa Ecodesign cumpliendo con los límites de niveles de gases emitidos para lograr ser menos contaminantes con el planeta.

4. Inversión en energías renovables

La energía solar térmica, la fotovoltaica y la biomasa pueden marcar un antes y un después en la factura energética mensual, pues las renovables pueden ayudar a ahorrar entre un 50 y un 80%, ya que no recurren a la red eléctrica.

5. Iluminación LED, la más sostenible del mercado

Es importante disponer de iluminación LED, ya que ofrece una doble rentabilidad, un menor gasto energético, y dispone de hasta 25.000 horas de vida útil sin reemplazarlas durante años. Así, con la instalación de este tipo de iluminación, el consumidor reducirá gastos en tu factura de la luz, pero también ganará hasta un 80% de ahorro en su consumo.

Autor

Equipo de redacción de NOTICIAS Salamanca. Tu diario online. Actualizado las 24 horas del día. Las últimas noticias y novedades de Salamanca y provincia.