Un temporal invernal trae descenso térmico generalizado, fuertes vientos y nevadas destacables

- en Sociedad
nevadas salamanca
  • Mañana martes será una jornada complicada en el norte con nieve por debajo de 500 metros en el norte y vendaval

Esta semana será la primera verdaderamente invernal en España, tras un mes de diciembre de récord por las temperaturas anormalmente altas, que dejó paso a un arranque de enero con un panorama similar. Sin embargo, el pasillo de noroestes se ha abierto en estas últimas horas, y se recrudecerá a mediados de semana.

Según tal y como explica Samuel Biener, experto de Meteored (tiempo.com), en las próximas horas el aire polar marítimo será dirigido a la Península por el anticiclón de las Azores y un gran sistema depresionario en Europa (asociado a una vaguada planetaria cargada de aire frío en capas medias-altas). Primero la borrasca Gérard y después Fien, ambas secundarias que experimentarán un rápido proceso de ciclogénesis, intensificarán el flujo de noroestes.

Hoy la borrasca Gérard irá cruzando el Canal de La Mancha y el mar del Norte. El viento aumentará en la Península, sobre todo en la mitad norte y en el este con rachas que localmente superarán los 80-90 km/h, mientras que en zonas altas podrían pasar puntualmente de los 120 km/h. Atención a la situación marítima en Galicia y en el Cantábrico, con olas que superarán los 8 metros.

La situación meteorológica estará muy complicada en la vertiente cantábrica, Macizo Galaico y en puntos de Galicia, con acumulados de precipitación que superarán los 100 l/m² hasta el día de mañanaTambién en puntos localizados del Sistema Central y del Ibérico podrían pasar del centenar. Serán más dispersas en la mitad sur, mientras que no se esperan en Baleares. Las temperaturas bajarán en el sureste. La cota de nieve subirá hasta los 1500 metros en el norte.

Nieve por debajo de 500 metros en el norte y vendaval

Mañana será una jornada bastante complicada en el norte, con el centro de Fien transitando por las islas británicas y la Bretaña. En el litoral cantábrico las lluvias serán localmente fuertes y acompañadas de tormenta, y serán persistentes en el sector occidental de la Cordillera Cantábrica y en puntos de Galicia. Se reactivarán en el Sistema Central, Pirineos, Sistema Ibérico y en las Béticas.

Las precipitaciones alcanzarán a prácticamente toda la Península y Baleares, aunque no se esperan en algunas zonas del litoral este. La cota de nieve se desplomará por debajo de los 500 metros en el extremo norte, mientras que en el centro y resto de la mitad norte bajará hasta los 500-800. En las Béticas rondará los 1200-1400. Los espesores ya comenzarán a ser considerables en la Cordillera Cantábrica y en el sector central y occidental del Pirineo.

El viento seguirá soplando con mucha intensidad, con rachas que superarán los 80-90 km/h en muchas zonas de la mitad este, Baleares, Sistema Central y en el extremo norte. Será en definitiva un día desapacible. La situación marítima seguirá muy alterada en Galicia y la costa cantábrica, y también empeorará bastante en Andalucía oriental y en el archipiélago balear. Las temperaturas subirán en el litoral mediterráneo.

El temporal se recrudecerá a mediados de semana

Para el miércoles habrá cambios en la situación sinóptica. La vaguada «engullirá» el continente europeo, donde encontraremos varios centros de bajas presiones en superficie que, junto al ascenso de las altas presiones atlánticas, favorecerá que el viento entre más de componente norte, aunque finalmente parece que la irrupción de aire ártico será más breve y algo menos intensa en Españade lo esperado en un principio.

Con el viento del norte-noroeste las precipitaciones serán localmente intensas y persistentes en la vertiente cantábrica, donde además podrían ir con tormenta. También afectarán a otras zonas del centro, sur y del Pirineo, reactivándose sobre todo en las Béticas y en algunos sectores del Sistema Central.

Posibles desplomes en la cota de nieve

Las nevadas seguirán siendo destacables en la Cordillera Cantábrica y Pirineos, con una cota de nieve en torno a 500-700 metros en la Península y Baleares, y no se descarta que ocasionalmente pueda nevar en el litoral norte.

Atención a los desplomes, ya que a unos 5.500 metros tendremos una temperatura de hasta -36 ºC, algo muy destacable (a 1500 metros, en cambio, no se esperan valores excepcionales), por lo que probablemente tendremos sorpresas con la cota de nieve, y también harán acto de presencia el granizo y la nieve granulada.

Las temperaturas caerán de forma generalizada en la Península y Baleares, con registros anormalmente bajos para las fechas, con heladas intensas en el Pirineo. El temporal marítimo irá mejorando algo en el norte y Baleares, y el viento ya no será tan intenso, aunque todavía las rachas serán intensas en el este y Baleares.

La situación tenderá a estabilizarse a partir del viernes

Entre el jueves y el viernes la dorsal empujará hacia el Mediterráneo central la masa de aire frío, por lo que la inestabilidad irá a menos, aunque las precipitaciones seguirán siendo persistentes en el extremo norte. La cota de nieve tendrá a subir progresivamente. Las lluvias y nevadas serán de carácter más disperso en el centro, sur y Baleares.

Según nuestro modelo de referencia, hacia el fin de semana tenderán a imponerse las altas presiones, por lo que volverá el ambiente estable a casi todo el país, aunque con heladas importantes en bastantes regiones del interior y en áreas montañosas.

Más de un metro de nieve en las sierras septentrionales

Las nevadas serán significativas en el Pirineo y en la Cordillera Cantábrica está semana, aunque al final parece que entre miércoles y jueves no va a haber una componente norte tan marcada como la que se preveía hasta hace unas horas, por lo que hay algunos cambios en los espesores previstos: los mayores se esperan en el Pirineo aragonés y en la Cordillera Cantábrica, donde podría acumularse más de metro y medio de nieve.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios