Detenido un joven de 26 años por conducir bajos los efectos del alcohol y amenazar a la Policía

- en Sucesos
  • Quería agredir a la persona a la que acusaba de haber fracturado el espejo retrovisor del vehículo que conducía
  • Además, los agentes encontraron en su coche sustancias estupefacientes, concretamente hachís, para consumo propio

La Policía Nacional de Salamanca ha detenido a un joven de nacionalidad española de 26 años por amenazar gravemente a los agentes de Policía y conducir bajo los efectos del alcohol. Se le imputa un delito amenazas y otro contra la seguridad vial.

Según informa la Policía Nacional, se recibió en comisaría una llamada en la que se informaba de que en la puerta de un establecimiento de copas de la zona centro se encontraba un varón en bañador, sin camiseta, muy alterado y discutiendo con otros clientes de ese local.

A la llegada, los policías a un joven que se encontraba en un estado de gran agresividad y alteración y que no atendía a los requerimientos de los agentes, manifestando continuamente que quería agredir a la persona que al parecer le había fracturado el espejo retrovisor del vehículo que conducía, mientras que lanzaba amenazas e insultos a quien consideraba autor de los daños y a los policías por impedir que se acercara.

Los funcionarios preguntaron a la persona que supuestamente había causado los daños, dando una versión totalmente distinta y manifestando que estaba en la acera esperando para acceder al local cuando ha observado cómo el vehículo subía a gran velocidad por la calle, con una conducción errática, golpeando en su cadera el espejo retrovisor y que por tal motivo el mismo se había fracturado.

Los agentes al suponer que el conductor pudiera encontrarse bajos los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes por los signos externos que observan, solicitan la colaboración de la Policía Local. Mientras los actuantes esperan la llegada piden al conductor que se identifique, para lo cual abre el vehículo, ya que la documentación la tenía en el interior, pudiendo los funcionarios percibir un olor intenso a hachís, por lo que se procede al registro del vehículo, encontrando sustancia estupefaciente para consumo propio, por lo que se le propone para sanción administrativa por incumplimiento de la LO 4/2015 de Seguridad Ciudadana.

Al comunicarle que se le iba a levantar un acta por tal motivo, el varón se alteró todavía más y siguió amenazando gravemente a los agentes que procedieron a su detención, ofreciendo resistencia activa a la misma.

Una vez que es trasladado a dependencias policiales, se le práctica por parte de la Policía Local las pruebas de alcoholemia dando como resultado positivo, por lo también se le imputa un delito contra la seguridad del tráfico.

El detenido, tras los trámites realizados en dependencias policiales, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios