Los niños de mi tendido

- en Toros
Corrida de toros 16 de septiembre 200

Apenas cuatro butacas me separan de la postal de la feria. Una tierna e inolvidable estampa, dudas e ilusión. Custodiados por un guía excepcional al que llaman papá. Un cuestionario eterno y excepcional. Los primeros
pasos de este veneno indomable que nos absorbe estos días. 20 kilos de inocencia contra 500 de bravura, y por un momento ambos conectan con una magia pura e incomprensible. El brillo de la infancia acapara las miradas de los que preferimos tandas cortas, pero muy buenas. La condición de niño va incrustada en el alma de los que nos negamos a decirle adiós. A vivir cada paseíllo como si fuera el primero. Esperar en la puerta de cuadrillas a los que siempre serán héroes. Pedirle una foto más al mozo de espadas para seguir empapelando el cuarto. Sentarse y respirar la tarde sin prejuicios y estar siempre a favor. Pegar voces solo para elogiar y levantar la mano para premiar. Mirar hacia arriba sin disimular. Me guardo para siempre a los niños de mi tendido, y su vuelta al cole. Bendita feria, bendito recreo.

Juan José Díez – Revista Lances de pluma y pincel – 16 de septiembre de 2022.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios