Un bocado de foie

- en Toros
Corrida de toros 17 de septiembre 226

La trinchera infinita. Un muletazo por bajo en el que el vuelo es sutil, casi inerte. Mirar para decir adiós con el dorso. Cintura encajada y mirada firme. Esbozar sin ejecutar, solo soñar. Ritmo desde el cite, leve. Barbilla al pecho, y temple. Tomar la tela en una embestida dulce. Parar el tiempo mirando el encuentro, saborearlo. Las izquierdas mandan, paso adelante y mano en cintura. Un equilibrio imposible ante el balanceo. Una explosión pura frente a la suavidad. Un pasaje efímero, eterno. Cuerpo escondido esperando el encuentro. Ese momento por el que el boleto ya ha merecido la pena. Tres segundos de gloria. Medio pase y a la vez completo. Nunca tan breve, nunca tan pleno. El rojo arrastrando y el negro entregado. Enroscarse, mezclarse, fundirse. Pasar y llegar el desplante. Una suerte que revive, y que te parte. Un quejío sordo. Geometría y estética, arte. Una danza de los dioses hecha carne. La belleza de una suerte que es y será mil veces cartel. La aparente facilidad en un remate que a veces parece no tener final. Un recuerdo para el alma. Un bocado de foie.

Juan José Díez – Revista Lances de pluma y pincel – 17 de septiembre de 2022.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios