Artesanía, arte y tradición entretejidas en la exposición “21g 36h”

- en Cultura
603
Exposición artesanía Salamanca

La “Filigrana” es el punto de partida de esta exposición que ha quedado inaugurada en la Galería Luis Méndez, situada en la Calle Meléndez 8. En ella, 18 artistas de Salamanca se dejan interpelar por esta técnica de joyería que por azares de la historia se afincó en este rincón del mundo y se convirtió en seña estética de las identidades populares salmantinas.

La muestra trata de reflejar la “Filigrana” a través de los ojos y manos de creadores de las más diversas disciplinas artísticas. Hasta 18 miradas heterogéneas instigadas por El Cuchitril se dan cita, para trenzar y enredar hilos a propósito de este patrimonio inmaterial. Desde expresiones tan arcaicas como la impresión con humo o la forja en hierro, hasta el collage digital y la ilustración cyber-punk, pasando por el grabado y la fotografía.

No hay diálogo, la técnica de la filigrana interroga a los artistas que responden con más preguntas, retorciendo los límites entre el arte y la maestría artesana, evidenciando la huella de la mano que se esconde detrás de la figura y haciendo suya la herencia que el oficio ha dejado en esta tierra.

El título: 21 gramos 36 horas hace referencia a las anotaciones del orfebre en su cuaderno. Veintiún gramos de oro y treinta y seis horas de trabajo. A su lado, como una promesa, el boceto de un bellísimo pendiente realizado con esta técnica artesanal que ha sobrevivido a todo tipo de contratiempos, refleja la tradición y las raíces de nuestra tierra.

En manos del artesano este oro que es para él, algo así como un hijo. Un hijo que tardará 36 horas en venir al mundo. Pero lo que no sospechaba él, es que esa página de su cuaderno se convertiría, años después, en el hilo conductor de una exposición sobre el arte de la filigrana que colgaría de las paredes de su propio taller.

Esta exposición nace auspiciada por “El Cuchitril”, galería y tienda, situada en la Plaza del Corrillo que ha unido a más de veinte artistas, y que desde 2019 ha realizado varias muestras colectivas, entre ellas la del espacio Artilugio o la que tuvo lugar en la Casa de las Conchas.

Con esta propuesta artística se trata de congregar a un colectivo que se hallaba disperso y de promocionar y revitalizar esta zona a través del arte, en estos complicados momentos que se sufren por la situación epidemiológica que vivimos.

En la inauguración se respiraba alegría entre los asistentes, muchos de ellos los creadores de estas obras que ahora se exhiben en la galería Luis Méndez, ante la posibilidad de una “vuelta a la normalidad” que les permita exponer después de tanto tiempo en que han permanecido recluidos en sus estudios, eso sí, sin dejar de trabajar.

Los artistas que han sufrido las consecuencias de la pandemia, se muestran optimistas e inmersos de nuevo en proyectos que pronto verán la luz. Entre ellos propuestas que podremos disfrutar en el DA2 o en la Biblioteca Torrente Ballester.

En 21 g 36 h el público no encontrará respuestas, sino nuevas preguntas acerca de nuestra identidad, nuestro origen y las tradiciones, que han hecho posible que este modo de artesanía perviva a través de los siglos, y que han permitido que su discurso tenga vigencia en la actualidad.

La exposición se puede visitar desde ya, hasta el próximo 30 de julio. Y si se acercan hasta allí les recomiendo que pasen por “El Cuchitril” que ha conseguido crear un proyecto, nacido del deseo de crear un espacio común desde el que impulsar la labor de todos estos creadores que habitan “la dorada Salamanca”, y que con ilusión y tesón, permiten que la vida artística de nuestra ciudad permanezca viva.

Desde aquí, queremos dar las gracias a este colectivo que no ceja en su objetivo de dinamizar la vida cultural y artística, y que muy pronto volverá a llenar las salas de exposiciones, permitiendo así, enriquecer la vida de los salmantinos, que ya desde hoy pueden disfrutar de este renacer de la vida cultural de la capital salmantina en 21 g 36 h, esta llamativa propuesta que nos conduce a la raigambre de nuestra cultura.

Fotografía de cabecera: Raquel Barbero

Autor

Virginia Seguín
Periodista licenciada en la Universidad Pontificia de Salamanca. Máster en Comunicación en entornos digitales por la Universidad Camilo José Cela.

Noticias relacionadas

4.7 3 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios