Despedir 2021 y empezar el nuevo año bien (al menos deportivamente)

- en Deportes

Qué mejor manera de despedir el año que con una salida de bici por los caminos de la comarca en una tarde que podría haber sido perfectamente de abril si no hubiera sido porque a las seis y media anochece y hay que tener cuidado con la vuelta.

No me gusta hacer deporte sin que pasen por lo menos tres horas desde la comida porque tengo una digestión lenta, pero no había mucho más margen por las horas de luz, así que lo puse en el grupo del club ciclista y Angel y Manolo se animaron.

Por cierto, a partir de ahora este último será `Macnolo´ porque llevaba la equipación de Escocia y fue objeto de mis gracias, por supuesto que con mucho respeto porque al fin y al cabo tengo familia política allí. Recuerdos a Jose, David y Wendy.

Siguiendo con la ruta, fuimos hasta Gajates por Pedraza (no conocía ese enlace por caminos y me gustó) y de vuelta por Turra y Aldeaseca.

Una tarde preciosa de bici, con 20 grados y en mi caso de corto y con el maillot de Andalucía porque realmente parecía que estábamos allí con esa temperatura y porque me apetecía llevarlo ya que estas vacaciones no podemos bajar a ver a la familia y a los compañeros del CD Cádiz Costa de la Luz.

En Pedraza y Gajates aproveché a saludar a varias alumnas que he tenido en los programas de gimnasia de mantenimiento `depende de ti´ de la diputación de Salamanca con las que nos cruzamos.

Solo una pega, pinché delante y paramos un par de veces para hinchar la rueda. A la tercera y saliendo de Aldeaseca, decidimos que lo mejor era cambiar la cámara porque cada vez tardaba menos en perder aire y así no llegaba a casa.

Al desmontarla encontramos el problema y era un `abrojo´ que no vimos antes por el barro. Situación, en un momento dado me llamaron por teléfono y yo hablando y ellos terminando de montar la rueda, así cualquiera.
Rozando la falta de luz llegamos a casa, y es que por muy buena temperatura que hiciera sigue siendo invierno y además ahora es cuando los días son los más cortos de luz.

Nos despedimos felicitándonos el año nuevo y ya en casa con tranquilidad, aproveché a volver a desmontar la rueda, limpiarla bien y colocar de nuevo la cámara que había quitado porque es nueva y solo se deshinchaba por culpa del abrojo. De hecho a la mañana siguiente la comprobé y perfecta.

La despedida formal al 2021 y la entrada al año nuevo la hicimos Ana y yo en casa, solos o como ella diría, `en amor y compañía´ y muy tranquilitos, tanto, que el exceso mayor que hicimos fue esperar hasta las 12 para tomar las uvas (por cierto, lo de las uvas sin pepitas, pequeñas o incluso peladas de hoy en día, le quitan toda la gracia al momento, así no).

El domingo tocó la quedada que habíamos pospuesto el anterior debido a la lluvia y la verdad es que contento porque nos presentamos 25 para la primera salida del año. Nos juntamos corredores de iniciación, la escuela de atletismo, Alba Running, Salamanca Raids & Trails, otros por libre y también dos componentes del club ciclista Alba de Tormes, Miguel y Florián (muchísimas gracias y por eso los nombro) para echar una mano en los cruces y en la parte que tocábamos carretera.

Habíamos planteado un recorrido con una primera parte de 3,5 kilómetros igual para todos y que después variaba dependiendo de lo que cada uno quisiera correr, 5, 8 ó 10 aproximadamente.

Supongo que a todos les gustó la idea de llegar hasta la plaza mayor, aprovechando que a esas horas no había gente por las calles y después continuar dando la vuelta al pueblo y sus alrededores. Así que una mañana de carrera en grupo, cumpliendo, por supuesto, las normas sanitarias y disfrutando de una temperatura ideal.

A la llegada tocaba comentar que tal nos había ido y la sensación general era de satisfacción y ganas de volver a quedar cuando sea posible. La idea es que un domingo al mes nos juntemos para salir y que a unos nos sirva como tirada larga y a otros como reto para ir superándose. Propósitos de año nuevo que espero podamos cumplir.

Y para comenzar bien la semana, ayer lunes tocó ponerme la tercera dosis de la vacuna. Esta vez `Moderna´ para reforzar las dos dosis de `AstraZeneca´ anteriores. Por mí y por los demás. A ver si se lo terminan de meter en la cabeza algunos, que es por uno mismo y por todos los demás. Y me callo lo que haría con los que se niegan a ponerse la vacuna porque ahí sí que soy muy radical e intransigente.

Cuando el año no acaba bien en otros aspectos más importantes que el deportivo y sabes de antemano que este que ha comenzado va a ir por el mismo camino, no hay mucho margen para los buenos deseos típicos de estas fechas. Pero tampoco es cuestión de ser un `aguafiestas´ y a pesar de los pesares, `la procesión va por dentro´ e intento poner buena cara y hasta llegado el momento echar unas risas para evadirme un poco de lo demás, como les toca también hacer a otros, algunos conocidos, en parecida situación y a los que mando mucho ánimo y fuerza desde aquí. ¡Feliz 2022!

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios