Mi Media Maratón de Salamanca 2023

- en Deportes
media maraton salamanca 2023 lourdes

Casi siempre he asociado el sufrimiento físico cuando compito en una carrera a la falta de capacidad aeróbica (me ahogo subiendo cuestas), o a la falta de fuerza muscular (me hundo en los últimos kms de una carrera de fondo), relacionadas ambas con el incumplimiento del entrenamiento sistematizado; pero este año en la MM Ciudad de Salamanca mi calvario ha sido sufrir dolor físico desde la primera zancada, constante desde la Salida hasta la Meta, sin que me haya dado ni un solo instante de tregua, punzante, lacerante, refinado, exquisito y con un componente neurítico que limitaba y acortaba mi zancada, alterando el gesto normal de carrera e impidiéndome alcanzar un ritmo propicio.

Yo fui consciente de que mi dolor mermaría mis facultades físicas, pero a pesar de ello me atreví a enfrentarlo y con una buena dosis de humildad, muy necesaria para marchar un poco por delante del coche escoba, he corrido como he podido hacia la meta, recibiendo en cada tramo los vítores de ánimo de propios y extraños, que notaban el drama en mi cara y en mi cuerpo envarado.
Y al avanzar por el circuito urbano con ese trote lento que me ha mantenido a cola de pelotón, he podido ir disfrutando de los detalles que en otras muchas ocasiones por ir concentrada en la carrera me pasan desapercibidos.

El día amaneció ideal: fresco, sin viento y nublado, pero no pesado. Lloviznó durante el recorrido por el casco histórico.
He reconocido esas calles, parques, templos y monumentos de esta ciudad milenaria, mi ciudad, Salamanca, que tantas veces he recorrido como atleta popular. Y a mis amistades al borde de la calzada. He saludado con mi mano y una sonrisa a mis amigos y a los fotógrafos que se apostan expectantes para captar nuestra mejor imagen recortada sobre un fondo de belleza sin parangón.
Me he empapado de esa música que impregnaba el recorrido y he sentido en mi cara el frescor del chirimiri y en mi boca el sabor dulce de los geles y salado de las lágrimas de quien por mucho que quiera no puede dar más.

Hay carreras que las disfrutas y otras que te enseñan, fundamentalmente sobre ti mismo y sobre tus posibilidades. Ésta ha sido un compendio de ambas.

Salamanca, cómo tiras de mí, qué poder de atracción tienes, cómo me “enhechizas”.

Muchas gracias a todos cuantos hacen posible esta carrera y a los que esperan para animar a quienes más lo necesitan.

Autor

Cirujana Ortopédica y traumatóloga. Runner popular.