Uxío, el ‘enfant terrible’ regresa al Helmántico con el Bergantiños

- en Deportes
Uxio en el Salamanca UDS

Si algo tiene la afición del Helmántico  es la generosidad. Crítica como pocas, también es de las que lo da todo cuando nota que un futbolista se entrega. El idilio con Uxío da Pena no tardó en llegar hace dos temporadas.

El delantero gallego llegaba hace dos campañas con su casi 1,90 centímetros. Llegaba del Fabril donde si bien es cierto que el filial gallego descendía, también lo es que él había cuajado una etapa importante (el año anterior al descenso, el Fabril disputaba fase de ascenso). Además, le acompañaba el defensa central One. Era un año ilusionante y la afición lo notó enseguida. Sin embargo pronto comenzó a torcerse. El lío con los entrenadores influyó sobremanera en el comienzo del curso. Tanto que Rafa Dueñas, actual director general del club, tuvo que tomar las riendas. Sin embargo, todas estas circunstancias parecieron no afectar a Uxío. El futbolista se hizo con el cariño de la afición por su entrega y por su compromiso con el escudo, un compromiso que ha trascendido su etapa como futbolista blanquinegro, algo que ha dejado bien claro en cualquier manifestación pública posterior. Reconoce que “terminé bien. El Salamanca es mucho más que personas. Representa muchísimo, y con todo, lo que me han dado es imposible acabar de otra forma que agradecido”, señala el futbolista.

Esa relación con la afición se volvió todavía más intensa después del fatídico partido en el Municipal de Guijuelo. Tras liderar al equipo charro  y marcar un gol se rompía los ligamentos y se veía obligado a estar varios meses fuera de los terrenos de juego. Sin embargo, el club decidió renovarlo una temporada más para que tuviera tranquilidad en la recuperación y pudiera dar todo aquello por lo que se le fichó.

Aun en la sombra de su recuperación silenciosa, el cariño de la afición era enorme hacia él. Y así llegó la pasada temporada, una nueva temporada llena de ilusiones y esperanzas. Pero, además de otros problemas internos, apenas hicieron falta sólo un par de meses para que comenzaran los retrasos en el pago. Una situación insostenible tanto a nivel interno como externo hizo dudar, incluso de su continuidad en el mercado invernal. A nivel personal confesó que tuvo que prestar dinero a varios de sus compañeros. Lo cierto es que no sólo no volvió a ser lo mismo sino que se convirtió en una temporada para olvidar.

Así llegaba la ruptura contractual de ambas partes. Uxío puso rumbo a Galicia para defender los colores del Bergantiños. “Lo cierto es que necesito volver a disfrutar jugando al fútbol. Desde que me lesioné no lo he podido hacer, por muchos motivos, y aquí estoy convencido de que se puede hacer un buen año. Comparto vestuario con amigos y vivo en mi ciudad. ¿Qué más puedo pedir?”, confiesa a www.noticiassalamanca.com.

Aun así el comienzo no está siendo fácil (llevan un punto de seis). “La categoría es nueva, de momento no se ha podido apreciar el nivel de la misma, pero si el Pontevedra con la plantilla que tiene no ha podido ganar ninguno de sus dos partidos, significa que no va a ser una categoría fácil para nadie”, declara el ariete, que tiene buenas palabras para el inicio deportivo del Salamanca: “Han empezado muy bien, y por mi afición por el equipo y por la amistad que me liga a alguno de los jugadores de la plantilla sigo al Salamanca a diario. Les deseo lo mejor. Ojalá la ciudad pueda disfrutar pronto de un Salamanca en categoría profesional”.

Precisamente Salamanca será su próxima escala. El fin de semana se sentará en el vestuario visitante del Helmántico, atravesará el túnel de vestuario que durante dos temporadas atravesó vestido de blanco y negro, se verá las caras con sus excompañeros y se reencontrará con una afición que, sin duda, volverá a darle el cariño que durante estos dos años le ha dado. Él prefiere ir paso a paso y no pensar en ese plano emocional en el que sabe que Salamanca y él están ya unidos para siempre. Ahora se debe al Bergantiños, pero en su corazón sigue brillando también el blanco y negro. “Llegamos muy bien. Somos un equipo con mucha ilusión, y estoy convencido de que haremos un gran año. No creo ni pienso en lo que voy a sentir, solo quiero hacer una buena semana para disfrutar el momento. Ojalá haya mucho público y disfrutemos”, sentencia el futbolista.

 

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios