El rector de la USAL asegura que “no ha habido relación entre la actividad universitaria y la incidencia del covid”

- en Educación
102
Rector en el Claustro Universitario
  • Ricardo Rivero destaca ante el Claustro Universitario la promoción de la plantilla PDI y PAS y la captación de fondos de investigación

El rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, ha presentado este jueves ante el Claustro Universitario su informe de gestión del curso 2020-21, cuyo desarrollo ha estado condicionado por la evolución de la pandemia motivada por la Covid-19.

La apuesta por la promoción de la plantilla del personal docente e investigador, que permitió por ejemplo la eliminación de la bolsa de acreditados preexistente debido a las plazas convocadas y resueltas en 2018 y 2019, y del personal de administración y servicios, así como los buenos resultados conseguidos en las convocatorias en la captación de fondos de investigación (más de 24 millones de euros en el año 2020), fueron algunos de los temas resaltados en su discurso.

La puesta en marcha y desarrollo del modelo de presencialidad segura en la docencia, unido al esfuerzo realizado por todos los miembros de la comunidad universitaria, ha permitido mantener, a juicio de Rivero, todos los niveles de calidad y excelencia, con un grado de presencia en las aulas “sobresaliente”, y concluir que a lo largo de todo el año académico “no ha habido ninguna relación de causalidad entre la actividad universitaria y la incidencia en los contagios por coronavirus”.

“Los buenos indicadores se han alcanzado gracias al esfuerzo de toda la comunidad universitaria, pero es necesario mantener la prudencia. La prioridad ahora debe ser la evaluación del segundo cuatrimestre para después, una vez completado el curso académico y una vez que la situación epidemiológica se haya confirmado como óptima, podemos volver a pensar en una Universidad de Salamanca de plena presencialidad en las aulas”, subrayó.

Durante la sesión ordinaria del Claustro, celebrado en formato bimodal, el rector resaltó la buena salud económica de la Universidad de Salamanca, “cuya política de rigor, solvencia y fortaleza de sus resultados”, ha sido avalada por todos los informes de la Intervención y Consejo de Cuentas.

A pesar de las dificultades con las que se afrontó el nuevo curso, el rector resaltó los buenos datos de matriculación con la estabilización de los estudiantes de Grado (21.585 en el 2017-2018 hasta alcanzar los 21.644 en el curso 2020-2021), el incremento del 24,4% de los alumnos y alumnas en Máster (1.570 en el curso 2017-18 y 1.953 en 2020-21), del 14,4% en Doctorado  (2.336 en el curso 2017-2018 y 2.672 en el 2020-21) y del 56,1% en Títulos Propios (1.637 en el curso 2017-18 y 2.555 en el 2019-20).

1 1 voto
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios