El salmantino Teófanes Egido recibe el Premio Castilla Y León de Humanidades 2020

- en Educación
52
Teófanes Egido - Salamanca

El historiador carmelita salmantino Teófanes Egido López (Gajates 1936) ha obtenido el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades , en su Edición 2020. El Jurado ha acordado por unanimidad concederle el galardón “por su permanente y brillante dedicación a la docencia e investigación histórica, que ha proporcionado a la historiografía del siglo XVIII hispano, unas vanguardistas líneas de investigación con una especial incidencia en la historia de las mentalidades

El Jurado señaló, asimismo, que «sus estudios han sido determinantes en la identificación de los orígenes judeoconversos del linaje familiar de Teresa de Jesús o en el acercamiento crítico a la obra de Martín Lutero, proporcionando la primera traducción al castellano de sus obras, abriendo nuevos cauces de estudio e interpretación de la religiosidad del Barroco, lo que le ha convertido en uno de los grandes maestros de historiadores de Castilla y León».

Teófanes Egido, que pertenece a la Orden de los Carmelitas Descalzos y que cumple 85 años este jueves, se mostró ayer “sorprendido, aunque agradecido”  y afirmó que hubiera sido mejor reconocer a gente más joven.

Cronista oficial de la ciudad de Valladolid durante 17 años, Egido fue amigo del escritor y director de El Norte de Castilla en los primeros 90 José Jiménez Lozano, fallecido el año pasado, de quien se consideraba discípulo y con quien escribió ‘Sobre Teresa de Jesús’ (2015), obra que recorre la vida de la santa abulense publicada a propósito del quinto aniversario de su nacimiento.

Especialista en Historia Moderna, Teófanes Egido jugó un papel decisivo como asesor de Miguel Delibes en la creación de ‘El Hereje’ (1998), la última novela del escritor de cuyo nacimiento se conmemora un centenario. A los 76 años, Delibes «ya está para aprobar», le dijo el insigne profesor Egido –su instructor– a Germán Delibes, quien le había encomendado la formación «ad hoc» de su padre. El carmelita, catedrático emérito y cronista de Valladolid, siempre se ha restado méritos en este capítulo. Pero en la peripecia vital de Cipriano late su conocimiento del mundo de los expósitos, de las relaciones filiales en un momento en el que al padre no se le presume amor natural por el hijo, del comercio de lana (Burgos -Flandes), de lo que cobra un vendimiador, un obrero o un podador (20, 40 y 60 maravedíes respectivamente), en definitiva, lo que se ha dado en llamar microhistoria, saberes indispensables para la verosimilitud de la narración.

Teófanes Egido que se “siente castellano desde niño” afirma que su vocación de historiador está ligada a Salamanca, a cuando estudiaba teología en la Universidad Pontificia, donde contaba con Luis Sala Balust como profesor de Historia de la Iglesia, un docente que destacaba por “su modernidad” a la hora de estudiar los colegios mayores de Salamanca en el siglo XVIII.

El historiador salmantino considera que el momento actual es un “hecho histórico insólito” que se recordará y estudiará con el tiempo “con más motivo que antes”. Y es que, mientras que las anteriores “pestes” se limitaban a regiones, provincias o países, la pandemia del coronavirus se ha extendido a nivel mundial trastocando prácticamente todo. “Yo soy muy mayor y esto es lo más trascendente, triste y extraño que he vivido” afirma el galardonado.

El jurado del Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 2020 estuvo compuesto por Nuria Belloso, catedrática de Filosofía del Derecho de la Universidad de Burgos; Félix Martínez, catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Valladolid; Rafael Cruces, doctor en Antropología Social y Cultural, profesor colaborador del Ostelea, School of Tourism and Hospitality y miembro del grupo de investigación Culturdes de la Universidad Miguel Hernández de Elche; Ramón Andrés, ensayista y poeta, y Carlos Travesí como secretario del jurado.

Elías Diaz García, jurista especializado en filosofía del Derecho,  Luis Sánchez Granjel,  médico e historiador de la Medicina, o Araceli Mangas Martín, Catedrática especializada en derecho Internacional y Europeo son algunos de los salmantinos que ya han recibido el premio que ahora se otorga a Teófanes Martín.

0 0 voto
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios