El rector reivindica que el nuevo modelo de financiación reconozca las cifras de matrícula de la USAL

- en Educación
  • Ricardo Rivero destaca el incremento de estudiantes y pide a las administraciones públicas un esfuerzo para impulsar el crecimiento del Estudio
  • La lección inaugural del curo, a cargo de Alberto de Miguel, se centró en la nueva economía financiera y los cambios asociados al desarrollo tecnológico

El rector, Ricardo Rivero, ha presidido este mediodía en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca el solemne acto de inauguración del curso académico 2022-2023, en el que ha estado acompañado en la presidencia por la consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, y los rectores de las universidades de Valladolid, Antonio Largo; León, Juan Francisco García; Burgos, Manuel Pérez, y Miguel de Cervantes, David García.

En su intervención, el rector Rivero ha destacado cómo los registros de matrícula de la USAL en los dos últimos cursos han crecido de manera notable en estudios de grado y postgrado, con unas cifras todavía no cerradas que anuncian más de 5.500 estudiantes de primera matrícula y un incremento total de 1.000 más que en el curso 2021-22. “¿Acaso no merece una sonrisa comprobar que la universidad de esta tierra convence a las familias de Castilla y León, de todas las regiones de España y del resto de países del globo?” se ha preguntado al comienzo de su discurso.

Tras agradecer el trabajo del personal docente e investigador (PDI) y del personal de administración y servicios (PAS), el rector ha calificado deacertadas las medidas sobre tasas y becas anunciadas por el presidente de la Junta de Castilla y León el viernes pasado”, y ha reivindicado la necesidad de que el nuevo modelo de financiación de la Junta “reconozca los resultados de los indicadores que he señalado”, en referencia al mayor número de alumnos y a los resultados de investigación conseguidos por los grupos de la USAL.

“Necesitamos más inversión de la Junta y del Estado”, ha planteado el máximo responsable de la Universidad de Salamanca, recordando el papel de liderazgo de la USAL en capacidad de atracción nacional e internacional, y el trabajo desarrollado para presentar proyectos al PERTE de la Nueva economía de la lengua y el de Salud de vanguardia, incluyendo la petición para el Gobierno central de “reconocer la singularidad de la Universidad de Salamanca en la imagen exterior”.

Con referencias a la mesa de negociación con el PAS para mejorar las condiciones laborales, y el trabajo que se lleva a cabo para fortalecer la carrera docente e investigadora del PDI en el desarrollo de las leyes que les afectan, como la LOSU y la Ley de la Ciencia, Ricardo Rivero cerró su intervención recordando el legado de Santa Teresa de Jesús, Fray Luis de león y Miguel de Unamuno como vínculo con el pasado glorioso de la Universidad de Salamanca.

Por su parte, la consejera de Educación, Rocío Lucas, ha destacado la acción de su gobierno para continuar con el crecimiento del sistema universitario de Castilla y León, con la bajada de las tasas académicas y el aumento del umbral de renta para acceder a becas, reivindicando una prueba de acceso única al sistema universitario a nivel nacional, haciendo referencia a una nueva convocatoria para investigadores de alto impacto “Andrés Laguna” y la creación de una oficina de apoyo a las start ups y el emprendimiento.

Memoria del curso 2021-22

La secretaria general, María José García, ha ofrecido un resumen de la memoria del curso anterior. En su informe ha aportado los datos y las cifras más destacadas respecto al número de estudiantes, que ha experimentado un crecimiento en grado, máster y doctorado, recordando cómo el curso 21-22 comenzó bajo el influjo de la pandemia, a pesar de lo que se ha desarrollado de una manera satisfactoria.

También recordó algunos de los eventos más significativos, como la entrega del Premio Reina Sofía de Poesía, el V Centenario del fallecimiento de Nebrija y el centenario del doctorado honoris causa otorgado a Teresa de Jesús, entre otros.

La recuperación de las cifras de estudiantes de movilidad, a través de los programas Erasmus y SICUE, la presencia en los principales rankings nacionales e internacionales y un recuerdo a los universitarios fallecidos completaron su exposición.

La nueva economía financiera

Alberto de Miguel Hidalgo, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad, ha sido el encargado de impartir la lección inaugural, bajo el título “La economía financiera del futuro: Los retos de las finanzas”. A lo largo de su exposición, profesor De Miguel analizó los cambios que la pandemia de COVID-19 y la Guerra de Ucrania han obligado a replantearse la forma en que se adoptan las decisiones en el seno de las empresas, incluyendo las relativas a las finanzas, que diferenció en tres tipos: Finanzas corporativas, de los mercados y personales.

El desarrollo de la inteligencia artificial y su aplicación al ámbito empresarial fue uno de los ejes de su lección. La transformación digital de todo el sistema económico, con la incorporación de las tecnologías blockchain, los procesos de actualización robótica, el machine learning, y la analítica de datos fueron otros de los aspectos que analizó el profesor De Miguel, quien incidió en la necesidad de que las universidades asuman la responsabilidad de transmitir a los estudiantes esta nueva realidad.

“Si bien la implantación de las Finanzas 4.0 es todavía muy escasa, hay quienes piensan (sobre todo a nivel institucional) que la implantación de las herramientas tecnológicas puede conducir a una cierta deshumanización de las empresas. Otros, también argumentan que tales aplicaciones no serían tan eficaces como prometen. Unos y otros, abogan por caminar hacia un nuevo modelo de Finanzas 5.0, donde las competencias y habilidades de los directivos estén más entrelazadas con los sistemas de producción inteligentes, generando así una nueva jerarquía donde en primer lugar se situarían las personas, luego los procesos y, por último, la tecnología”, concluyó el catedrático de la USAL.

Autoridades destacadas

Con el aforo sin restricciones por primera vez tras el desarrollo de la pandemia de COVID-19, asistieron al acto los rectores de las universidades de Valladolid, León, Burgos y Miguel de Cervantes, además del vicerrector de Investigación e Innovación Educativa de la Universidad Pontificia de Salamanca, Pedro Sangro.

A ellos se unieron el equipo de Gobierno de la Universidad de Salamanca al completo, así como autoridades políticas y académicas, entre ellas el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; las senadoras por Salamanca Esther del Brío y Elena Diego; la subdelegada del Gobierno, Encarna Pérez; la diputada por Salamanca María Jesús Moro; la directora general de Universidades e Investigación de la Junta de Castilla y León, Blanca Ares, y el vicepresidente 1º de la Diputación de Salamanca, Carlos Javier García, entre otros.

La ceremonia de apertura del curso académico concluyó con la interpretación del “Gaudeamus Igitur” a cargo del coro universitario, dirigido por Bernardo García-Bernalt.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios