Marketing de contenidos: Cómo atraer audiencia sin perseguirla

- en Empresas
Marketing de contenidos

“Se atrapan más moscas con una gota de miel que con un barril de hiel”

Si me pidieran una explicación simple sobre el Marketing de contenidos o Inbound Marketing lo definiría como una estrategia comercial en donde las empresas se dieron cuenta que era más fácil y fructífero crear contenido atractivo para captar y fidelizar clientes que “perseguirlos” continuamente con miles de promociones o invirtiendo grandes sumas de dinero en publicidad.

Seguramente alguno se preguntará: ¿cuánto tiempo lleva el marketing de contenidos entre nosotros? ¿Es algo nuevo o lleva ya años entre nosotros?

Para fijar una fecha y un hecho significativo, consideraría el 2005 el año donde empezó a tener una base el marketing de contenido con la publicación del libro Inbound Marketing: Get Found Using Google, Social Media and Blogs, en donde se cuenta el éxito de una campaña de relaciones públicas y que posteriormente implementaron un gran número de empresas.

No obstante, también habría que resaltar otro libro, The New Rules of Marketing and PR, escrito por David Meerman Scott y publicado en 2007, en donde se explica cómo había evolucionado el marketing y las relaciones públicas con la aparición en Internet de nuevas herramientas.

Ahora que ya sabemos cuándo empezó todo esto hay que dejar una cosa clara. Inbound marketing y marketing de contenidos no es lo mismo. Pero el marketing de contenidos sí se encuentra dentro del Inbound marketing, pero no necesariamente al revés. El Inbound marketing implica todas las acciones, como la publicidad tradicional, para atraer nuevos usuarios a tu negocio. Principalmente en este artículo me centraré más en el marketing de contenidos.

¿Qué elemento hace diferente a esta técnica comercial de otras?

El rasgo más característico del marketing de contenidos es que los clientes encuentren la empresa a través de contenido útil creado por la marca, y que ese contenido sea relevante para el consumidor. El objetivo de esta acción sería atraer e involucrar a las personas con la marca.

El primer ejemplo sencillo que se me viene a la cabeza sobre Marketing de contenido sería: Maybelline perteneciente al Grupo L’Oreal. Maybelline es una empresa de cosméticos, cuidado de la piel, fragancias y cuidado personal en general. ¿Cuál fue una de sus mejores decisiones? Algo tan simple como crear un blog de maquillaje donde escriben regularmente sobre las tendencias actuales, consejos, tips, etc. Y también abrir un canal de YouTube donde te enseñan de una manera más sencilla cómo imitar estilos y looks de personas influyentes.

¿De qué le ha servido abrir estos canales a esta empresa? Lograron más tráfico en su sitio web, se han posicionado como un referente en su sector y además han incrementado sus ventas, ya que al final de cada publicación dejan los productos de los que han estado hablando.

Sí, el ejemplo que he escogido es de una empresa grande y con una historia previa. Pero siendo sinceros cualquier empresa puede conseguir grandes logros con el marketing de contenidos. Lo más importante es ser creativo y CONSTANTE, los resultados no llegan de manera inmediata. Ganar la confianza de los clientes no es un proceso rápido.

¿Qué herramientas se pueden utilizar para poner esto en práctica? Los blogs, podremos estar cansados de escuchar sobre su existencia pero siguen siendo una opción preferente a la hora de consumir contenido. Newsletter, para ello necesitarás previamente una buena base de datos de usuarios interesados en tu marca o producto; ofrecerles un contenido especial y diferente a lo que pueden encontrar en tu blog es una forma de éxito de este canal. Informes, estudios, infografías, vídeos…genera contenido propio de gran interés para tus clientes que lleven el sello de tu marca, seguramente tus consumidores decidan compartirlo a través de sus redes sociales si les resulta atractivo. Esto último te ayudará a posicionarte como un referente en tu sector y a alcanzar cierta autoridad entre la audiencia que consuma tus contenidos.

Para terminar me gustaría dejar cuatro consejos a base de resumen aunque me repita en algunas cosas pero lo considero necesario.

  • Primero de todo, poned gran parte del esfuerzo por crear un contenido de atractivo y útil, es más importante la calidad que la cantidad.
  • A continuación, invierte en SEO, es importante tener conocimiento de marketing digital y saber cómo funciona, de esta manera los navegadores posicionarán mejor tu web corporativa y tu contenido utilizando las palabras clave adecuadas (keywords), publicando contenido regularmente, optimizando tu página web, etc.
  • El penúltimo consejo sería no obsesionarse solo con el tráfico que recibe tu sitio web, es más importante la conversión o leads: que dejen su contacto, que se subscriban, que se registren…
  • Finalmente, paciencia, el marketing de contenidos lleva tiempo y dedicación. Planea las publicaciones delante de un calendario y sé constante, piensa y ponte metas a medio-largo plazo.
0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios