¿Qué son los polvos de talco y cuáles son sus principales usos?

- en Empresas
comprar polvos de talco salamanca

El polvo de talco es uno de los productos más vendidos en la sección de bebés de tiendas especializadas en cosmética, salud y belleza, aunque —tal como explican los profesionales— sus usos son de lo más variados y el público al cual está dirigido este artículo es muy amplio.

El polvo de talco es un producto que está fabricado con minerales naturales en forma de polvo, concretamente del tipo silicatos, o combinado con almidón de maíz. Este es de color blanco y muy fino, generalmente carente de olor, y se obtiene de depósitos selectos en lugares certificados. Además, se trata de un mineral que resulta antitranspirante, absorbente y blanqueante, sin olvidar su función antiséptica y calmante gracias al ácido bórico de su composición. Según explican los expertos, el uso más habitual del polvo de talco es para evitar las irritaciones en la piel, sobre todo, en el caso de los bebés, como puede verse en el catálogo de productos de la tienda especializada en la venta de perfumes, todo tipo de productos cosméticos, belleza, parafarmacia y bebé Pacoperfumerias.com; ahora bien, también resulta muy popular en el sector de la cosmética. En este caso puede ser empleado para evitar la sudoración y neutralizar malos olores, para el cabello, para la depilación y para el baking make-up o difuminado (y para mejorar la fijación).

Y es que se trata de un componente que cuenta con una gran cantidad de beneficios y propiedades, motivo por el cual es tan popular en la actualidad y ha sido utilizado desde hace tantos años, resaltan los profesionales del sector. Los polvos de talco son un clásico de los remedios tradicionales, especifican, además están recomendados para todo tipo de pieles, incluidas las pieles sensibles.

Polvo de talco para bebés

El polvo de talco para bebés cumple una función destacada al evitar la rozadura del pañal en la piel del pequeño o, lo que es lo mismo, la dermatitis del pañal, aclaran los profesionales del sector. Esta última suele verse reflejada en forma de manchas rosadas o rojas y otras erupciones que afectan tanto a la porción inferior del abdomen, los genitales y la porción superior de los muslos durante el primer año de vida del bebé. Para prevenir la dermatitis del pañal, los polvos de talco deben aplicarse después del baño y en cada cambio de pañal. Este debe verterse sobre la palma de la mano para después deslizarla suavemente en la piel limpia y seca del recién nacido, aclaran los profesionales. El producto cuenta con ácido bórico que cumple con un destacado efecto antiséptico y calmante frente a las irritaciones cutáneas, además las propiedades del polvo de talco ayudan a mejorar la higiene de la piel del recién nacido.

Ahora bien, los profesionales aconsejan no hacer un uso abusivo del producto para evitar que los polvos de talco resequen en exceso la piel del bebé teniendo en cuenta que se trata de un componente que destaca por sus propiedades absorbentes. Por supuesto, recalcan, se debe extremar el cuidado durante su aplicación para prevenir los riesgos de inhalación del producto por parte del recién nacido en caso de accidente o descuido. No debe estar al alcance de los niños, matizan.

Polvo de talco para usos cosméticos

Para usos cosméticos, el polvo de talco también ha ganado mucha popularidad con el paso del tiempo, e incluso han surgido nuevas técnicas y remedios que resultan igual de efectivos que los de otros cosméticos, aclaran los profesionales del sector. Uno de los usos principales es el de absorber la humedad de la piel. Gracias a ello, así como a su propiedad antitranspirante, el polvo de talco se emplea en muchas ocasiones como desodorante evitando de esta forma la irritación de la epidermis, el picor o el ardor ocasionado por el sudor. En la misma línea, el polvo de talco se utiliza para eliminar los malos olores del calzado y evitar la sudoración excesiva de los pies.

Pero no solo eso, este polvo también puede emplearse para el cabello, aclaran. Esto es así debido a que absorbe el sebo que puede haber en él, sobre todo en el caso de las personas con piel grasa. Los profesionales del sector resaltan que los polvos de talco funcionan de manera muy similar a los champús en seco, de esta manera el cabello se mantiene más tiempo limpio antes de ser lavado y con un toque de frescor durante todo el día. Para ello, aconsejan espolvorear directamente el talco sobre el cabello y masajearlo bien en el momento de esparcirlo. Por último, recomiendan hacer uso de una toalla para quitar los excesos que puedan haber quedado del producto. De hecho, gracias a esta misma función absorbente del sebo el talco puede ser aplicado sobre la piel del rostro, evitando así la aparición de espinillas y eliminando la grasa.

Otro de los usos de este producto es para la depilación. Concretamente para evitar los problemas posteriores, como el enrojecimiento de la piel y la foliculitis y para reducir el dolor. De hecho, los expertos en belleza recomiendan hacer uso del producto antes y después de esta. Aclaran que en el primero de los casos se eliminará el exceso de humedad debido al sudor o al agua de la ducha y mejorará el agarre de la cera, ya que así se adhiere al vello y no a la epidermis. Por último, destacan su uso como maquillaje, concretamente porque ayuda a fijarlo y para prevenir brillos, pero también por su función como baking. Esta técnica se basa en la creación de un efecto horneado en algunas zonas concretas del rostro, como las ojeras, la nariz, la barbilla y los pómulos; el polvo de talco se mantiene durante mucho tiempo, aclaran, y reduce los elevados costes del maquillaje en sectores como el teatro donde se emplean grandes cantidades.

Otros usos del polvo de talco

Además de los usos convencionales para tratar irritaciones en la piel y prevenir los problemas de la dermatitis del pañal (o los usos cosméticos del polvo de talco), destacan, también, otros usos alternativos. Uno de ellos es el de eliminar las manchas de aceite y la grasa en la ropa gracias a la función absorbente de este mineral, para ello lo único que hay que hacer es espolvorearlo sobre la zona afectada en cuestión y dejarlo actuar durante un par de horas. Después hay que retirarlo con un cepillo o sacudiendo el tejido firmemente. Los polvos de talco, finalmente, pueden ser utilizados para evitar la presencia de insectos, como las hormigas. Basta con espolvorearlos sobre los puntos de acceso para disuadir su paso ya que las hormigas no pasan por superficies polvorientas.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios