Recuperando sensaciones

- en Firmas

Se pasó la resaca del triatlón y he vuelto a la rutina deportiva más pura y dura, que hacía tres semanas entre unas cosas y otras tenía abandonada o mejor dicho ella me tenía abandonado a mí, porque yo quería pero no había sido posible porque no me encontraba bien.

Ahora que ya ha pasado sí puedo contar que Ana no quería que hiciera el triatlón porque sabía que no estaba físicamente para ello por la conjunción del resfriado que había sufrido y por la alergia. Le prometí que lo haría tranquilo y sin forzar en ningún momento y así hice o casi, porque he de reconocer que la parte de carrera me costó mucho y la sufrí bastante, aunque tuve el aliciente de encontrármela tres veces en el recorrido y sus ánimos me hicieron seguir adelante.

La semana pasada descansé un par de días y el miércoles prontito y antes de trabajar hice media hora de trote suave para ir recuperando sensaciones y sobre todo para saber si me iba recuperando físicamente del bajón que había tenido estas semanas atrás. No es que el resultado fuera para tirar cohetes, pero por lo menos ya no me asfixiaba en las cuestas.

También he vuelto a salir el sábado con la bici de carretera en un recorrido de un par de horas. Llegué hasta Horcajo Medianero y después en la vuelta me desvié por Santa Inés para casa. Un `pero´ y es que en las dos horas de recorrido me llamaron por teléfono cinco veces, sí, con lo que ya llegó un momento que hasta me enfadé porque no hay cosa peor que parar cada poco y después tener que recobrar de nuevo la marcha. Pero en fin, me parece que esto no va a cambiar.

Al día siguiente, domingo, me levanté pronto y como hacía buena mañana y el recorrido de bici del día anterior había sido tranquilo, decidí que tocaba correr y probar que tal en un recorrido largo. Tenía una espina clavada y era que en el último recorrido de una hora, hacía ya 15 días, si recordáis conté que me había tenido que parar a caminar tres veces porque en cuanto subía el desnivel no respiraba bien. Pues hice ese mismo recorrido y el reto era no pararme, así que cuando pasaba por los lugares donde eso sucedió iba animándome a mí mismo y me decía que una parada menos. Casi a mitad de recorrido me encontré con Merce y Jose que van a mis sesiones de gimnasia y de aquagym y que estaban dando un paseo por esa zona de caminos entre Alba y Aldeaseca. Me saludaron diciéndome que haría un buen recorrido porque estaba un día muy bueno para correr. Sí, el día podía estar muy bien, pero el que debía estar bien era yo y tenía mis dudas después de tanto tiempo y con un recorrido que se puede decir que es duro. Al final logré no pararme en ningún momento y acabar la hora de carrera haciendo lo que había previsto. Bien, parece que voy olvidando las malas semanas pasadas.

Y como me gusta tener retos a la vista, me he liado y quería preparar una prueba de nado larga, 6 kilómetros, para septiembre en el lago de Arcos de la frontera (Cádiz), así que habrá que ir pensando en volver al río con el neopreno. Me quedan 8 semanas para entrenar y volver a coger fondo nadando, que esa es otra.

Ana, dentro de unas semanas cuando te lo recuerde no digas que no te lo he dicho porque ya lo lees en el artículo. Es que me echa en cara que no le cuento lo que tengo en mente, deportivamente hablando, hasta que llega el momento previo y así no me puede decir nada. El día de la carrera nocturna de Alba, cuando por la noche le dije que al día siguiente me tocaba en Coca de Alba me miró muy raro y me dijo que era la primera noticia que tenía de que iba a hacer dos carreras seguidas. Yo juraría que se lo había comentado, pero…

Y la foto es de un momento bonito, la entrega de diplomas de los primeros cursos de natación de esta temporada. 47 niños, muchos más de los previstos inicialmente pero no hemos querido dejar a nadie fuera, que han aprendido o perfeccionado durante tres semanas en los cursos que el ayuntamiento de Alba de Tormes organiza a través del programa «natación para todos» de la Diputación de Salamanca. La asistencia ha sido tan numerosa porque hace dos años no hubo cursos y el pasado muchos padres no inscribieron a los niños por el temor a los contagios. Por eso se han acumulado los niños este año y era importante que sobre todo los que no saben nadar hayan tenido su primer contacto con el agua y hayan aprendido, al menos, a defenderse.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios