A Valladolid representando a Salamanca y Alba de Tormes en el campeonato regional de pista

- en Firmas
campeonato valladolid alba de tormes

Pues se va acabando la temporada de la Escuela de Atletismo pero el sábado tocó madrugar más de lo normal para estar a las siete y media esperando al autobús y poner rumbo a Valladolid, haciendo antes parada en Carbajosa para recoger al resto de equipos que íbamos a representar a Salamanca en el campeonato autonómico de edades infantiles y cadetes.

En nuestro caso íbamos con el equipo cadete femenino formado por Carla, Salome, Valeria, África, Alejandra y Lara.

Debería haber viajado con nosotros también Elisa, pero a una lesión producida en la final provincial se le sumó que hace unos días tuvo que ser intervenida de urgencia para operarla de apendicitis, así que no pudo acompañarnos ni siquiera como reserva y disfrutar de la jornada, pero por lo menos todo va bien en su recuperación. En su lugar viajaba Silvia, del VelSalamanca porque cuando supe que Elisa no podría participar me puse en contacto con la federación y la primera atleta reserva en la prueba de 1000, con el visto bueno de su club por supuesto, pudo competir en su lugar. Gracias a Casimiro y Rafa Iglesias por todas las facilidades y hacer que Silvia pudiera disfrutar de un campeonato regional.

A falta 50 kilómetros empezó a sonar el teléfono de Juan luís, el representante de la junta que viajaba con nosotros, y es que un autobús de los que llevaba a los atletas que participaban a título individual había sufrido una avería y estaban tratando de solucionar el problema y que por lo menos los atletas que competían a primera hora llegaran a sus pruebas. La solución, en lo que se acercaba un autobús nuevo, fue que los coches de padres que iban pasando a la altura del autobús averiado fueran llevando a los atletas que podían hasta Valladolid. Además esto era factible porque el autobús se averió en un tramo de carretera nacional ya que había obras en la autovía y nos tocó ir bastantes kilómetros por la carretera. Aún así y todo los primeros en competir llegaron bastante justos de tiempo y les agilizaron los tramites de la cámara de llamadas para que no perdieran más tiempo y pudieran calentar un poco y competir en sus pruebas.

Hablando de calentar, gracias desde aquí (por supuesto que es ironía pura y dura) a una tal Ana Pérez, que según ella era cargo de la Federación y que sacó a nuestras atletas de relevos de la pista interior de las instalaciones cuando lo único que estaban haciendo era calentar y entrenar un poco la entrega de testigos antes de la prueba final de la competición.

Había visto como sí dejaron calentar en esa zona a los atletas de 1.000 y pedí permiso a la persona que estaba organizando todo dentro para poder practicar un poco ya que el resto de la instalación estaba llena de niños debido a que fuera hacia frio y fuera en las pistas no hay zona de calentamiento. Me dio permiso y a esa señora le debió parecer muy mal ver a cuatro niñas calentando, se acercó a ellas y las hizo salir. Al verlo le pregunté quién era y me dijo con muchos aires de superioridad que Ana Pérez de la federación.

Qué yo sepa las instalaciones son de la junta y me gustaría saber que poder tenía para echarnos y que la persona que me dio permiso agachara la cabeza y me mirara como diciendo `lo siento, con ella no puedo hacer nada´.

Por cierto, esa señora estaba con un chándal de un equipo participante C.A. Valladolid y sin ninguna acreditación como responsable de la federación que decía que era, pero se ve que de fomento del deporte y de trato con los deportistas no entiende nada de nada, así nos va.

Al llegar a casa no me quedé con la duda y buscando en internet resulta que esta señora ha sido atleta, es la presidenta del club de atletismo de Valladolid, forma parte del organigrama del centro de tecnificación deportiva y hasta tiene una prueba de atletismo que lleva su nombre (el próximo fin de semana allí mismo) y habla en algún reportaje del papel de las mujeres en el deporte, etc. Pues el sábado se lució usted bien, Ana Pérez Carnicero. Se ve que 4 niñas de una escuela de atletismo entrenando a pasar los relevos para ella son…  Cómo hubiera dicho mi abuelo, `y tanto se arremangó que se le vio hasta el culo´.

Pero volvamos a lo nuestro. Una mañana deportivamente hablando emocionante, que las niñas recordarán (y yo también) en la que participaron con las niñas de más nivel de la Comunidad y no lo hicieron mal, aunque los resultados, importantes, para mí eran secundarios a la experiencia vivida por las niñas.

Pude saludar a otros tres atletas descendientes de albenses que estaban en el campeonato, Héctor y Adriana por Salamanca y Rut por Palencia (me hizo ilusión ver allí a su madre, Noemí, con la que tengo buena relación de las veces que coincidimos en la marcha Teresiana)

Cuando acabaron las pruebas esperamos a la entrega de trofeos, repartí los avituallamientos entre las componentes del equipo y para casa de vuelta y de nuevo yo solo del equipo porque los padres aprovecharon a pasar el día con los niños. Nada más montar en el autobús me quedé dormido y cuando desperté ya estábamos a 15 minutos de Salamanca, la tensión y el estrés de la mañana es lo que tiene.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre

0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios