Ya basta: detecta las 30 causas más comunes del fracaso

- en Firmas

Leyendo por tercera vez, el libro Piense y hágase rico de Napoleon Hill, donde ha estudiado  por más de 25 años las actitudes y acciones de cientos de millonarios, encontré este listado que te propongo que analices con sinceridad y detenimiento.

La única forma de cambiar algo que está mal es tomando conciencia de lo que ocurre e implementando al menos una acción para cambiarlo. Te enumero las 30 causas más comunes del fracaso; estas son las razones por las que el 99% de las personas fracasan en sus vidas.

El propósito de presentar y explicar estas «causas principales del fracaso» dentro de este artículo, es mostrarte por qué la gente fracasa, y cómo puedes evitar hacer lo mismo en tu propia vida.

Te invito a reflexionar en cada una de ellas y evaluar si está influyendo en tu vida en este momento; de ser así ¿Qué esperas para cambiarlo?… ya basta de fracasar.

  1. Antecedentes hereditarios desfavorables.

La razón por la que esto fue puesto en primer lugar en la lista, fue porque Hill dice que es uno de los problemas más difíciles de superar para las personas.

Esto significa básicamente que alguien no es naturalmente inteligente y carece de cierta capacidad cerebral. Pueden tomar todas las medidas necesarias para mejorar sus conocimientos y ser más inteligentes, pero siguen estando en desventaja.

  1. Falta de un propósito bien definido en la vida.

Si no tienes una meta definitiva que te propongas alcanzar, un propósito que intentes llenar, no tienes ninguna posibilidad de tener éxito. No tienes nada que alcanzar, nada a lo que apuntar. Y por lo tanto tu dirección no está identificada y no puedes enfocar tus acciones..

  1. Falta de ambición para superar la mediocridad.

Hay muchas razones por las que la gente puede no tener la ambición de apuntar por encima de la mediocridad. Ya sea porque son demasiado perezosos, demasiado cómodos, demasiado mimados o porque no creen en el «éxito».

Si nunca tienes la ambición de apuntar más alto, nunca apuntarás más alto que la media. Esto significa, lo has adivinado, que nunca alcanzarás más que la media.

  1. Educación insuficiente

Otra de las principales causas de fracaso es la educación insuficiente. No hay que equivocarse. No se trata únicamente de la falta de educación formal hasta la edad adulta.

Un gran problema es que muchos individuos dejan la escuela y deciden que ya han hecho todo el aprendizaje que necesitaban. Cuando se trata de tu carrera, los conocimientos especializados son imprescindibles, y sólo pueden aprenderse a través de la experiencia en el trabajo, y estudiando fuera del horario laboral. No basta con ir a trabajar todos los días.

  1. Falta de autodisciplina.

Tener éxito no es fácil. Se necesita mucha disciplina y una estrategia clara para trabajar constantemente en algo hasta que finalmente empiezas a lograr el éxito de ello.

Hay un montón de hábitos productivos que hay que adoptar para sacar el máximo partido a tu día, y por tanto a tu semana, mes y año.

  1. La mala salud.

Nadie puede disfrutar de su éxito sin una buena salud, y de hecho la mala salud puede impedirle alcanzarlo en primer lugar, porque para triunfar hace falta energía y un cuerpo y mente sanos.

  1. Influencias ambientales desfavorables durante la infancia.

Esto significa esencialmente que muchas personas fracasan debido al entorno en el que crecieron y las creencias limitantes que les transmitieron desde pequeños. Una mala crianza, malos barrios, haber nacido en familias pobres, etc.

No es insalvable, pero requiere un esfuerzo extra.

  1. Procrastinación.

Todo el mundo tiene un sueño, pero cuando se trata de pasar a la acción, la mayoría lo posterga. Esperan a estar «preparados» o al «momento perfecto».

El tiempo pasa, pero no han llegado a ninguna parte. La verdad es que nunca será el momento perfecto para empezar a trabajar en tus sueños. Tienes que dejar de procrastinar y crear un sentido de urgencia en tu vida.

  1. Falta de persistencia.

No llegarás a ningún sitio sin persistencia. Y la persistencia puede ser difícil cuando no ves resultados inmediatos de todo el trabajo duro que estás haciendo.

La verdad es que. La persistencia es la clave de todo. Todas las personas de éxito han tenido sus propios fracasos a lo largo de su vida, pero la persistencia hizo que se volvieran a levantar y no tuvieran que seguir siendo un fracaso.

  1. Personalidad negativa.

¿Conoces a esas personas que siempre parecen quejarse de las cosas, pero nunca las cambian? ¿Qué tal las personas que siempre te dicen que no pueden hacer algo?

Pensar negativamente sólo te traerá una vida negativa. Esta es una de las mayores causas de fracaso, entrénate para ver el vaso medio lleno… es cuestión de percepción.

  1. Falta de control del impulso sexual.

La mayoría de las personas negarán que ésta les afecte, pero lo hace. El estímulo sexual tiene el poder de influir en las personas para que actúen más que cualquier otro tipo de energía.

Esto significa que es probable que pases mucho de tu tiempo persiguiendo esto, distrayéndote y perdiendo de vista tus objetivos.

  1. Deseo incontrolable de conseguir algo “a cambio de nada”.

¿Te has encontrado alguna vez con personas que quieren algo a cambio de nada?

Creen que pueden intentar conseguir lo que quieren sin ayudar a los demás a conseguir lo que quieren. Y eso es un gran error.

Verás, sólo empiezas a conseguir las cosas que quieres en la vida cuando eres capaz de ayudar a otras personas. Todo negocio que tiene éxito, lo hace porque está ayudando a suficientes personas para ser rentable.

  1. Falta de un poder de decisión bien definido.

La decisión es lo que impulsa a la accion. Debes ser capaz de tomar decisiones rápidas y luego cambiarlas lentamente, y no tardar mucho en tomar una decisión y cambiarla al primer problema.  La capacidad de tomar decisiones rápidas es increíblemente importante para el éxito.

La indecisión y la postergación, son hermanas gemelas. Si no eres capaz de tomar decisiones, entonces no vas a ser capaz de construir un negocio.

  1. Uno o más de los seis miedos básicos.

En Piense y hágase rico, Hill también describe los miedos básicos que todos los humanos tienen en la vida. Los miedos básicos son:

Miedo a la pobreza (escasez), a la mala salud, a las críticas de los demás, a la pérdida del amor de alguien, a la muerte y a la vejez.

Poseer uno de estos seis miedos básicos puede ser también una de las principales causas de fracaso. Es importante recordar en esta circunstancia, que todos acabamos muriendo. Por lo tanto, no tenemos nada que perder, y el miedo anterior no debería impedirnos vivir la vida de nuestros sueños.

  1. Selección errónea de la pareja en el matrimonio.

Tu matrimonio va a afectar a tu carrera. Eso es un hecho. Si estás en un matrimonio en el que tu pareja te apoya, y ambos sois felices, entonces será beneficioso para tu carrera.

Si, por el contrario, siempre estáis discutiendo, eso va a afectar a tu rendimiento en el trabajo. Elige bien a tu compañero de vida. El primer equipo que vas a tener es tu familia.

  1. Exceso de precaución.

Para llegar lejos en la vida, hay que asumir riesgos. El que no arriesga, ni gana ni pierde. Sólo llegarás lejos si tomas decisiones y para ello no puede existir la “parálisis por exceso de análisis”.

Los que son demasiado precavidos y tienen miedo de aventurarse en lo desconocido, suelen fracasar.

  1. Selección desacertada de socios.

La elección de las personas con las que se hacen negocios puede ser otra gran causa de fracaso. Elegir a alguien que no comparte tus valores y que carece de las cualidades adecuadas a menudo puede hacer que tome las decisiones equivocadas y arruine todo el trabajo que ha realizado en el negocio.

  1. Superstición y prejuicios:

La superstición es miedo a lo desconocido e ignorancia que no te permite tener amplitud de miras.

  1. Selección equivocada de una vocación.

Ningún individuo puede triunfar si se esfuerza en algo que no le gusta. Mucha gente comete este error tan común. Escoger la línea de trabajo equivocada y no tener claro su propósito de vida.

El 95% de las personas odian ir cada día a sus trabajos. Sólo están allí para conseguir ese cheque de pago, sin atreverse a buscar otras opciones y reinventarse si es necesario.

  1. Falta de concentración del esfuerzo

Debes concentrar todos los esfuerzos en relación a tus objetivos ¿Sabes cuánto dura la capacidad de atención del ser humano?

En estos tiempos es muy poca. Esto significa que concentrarse en algo durante un largo periodo de tiempo es ridículamente difícil. Y es aún más difícil si tratas de concentrarte en algo que no te gusta.

  1. El hábito del gasto indiscriminado.

Los derrochadores no pueden tener éxito, porque viven con miedo a la escasez. Tener dinero en el banco te proporciona el coraje para tomar mejores decisiones.

Desperdiciar el dinero en lugar de invertirlo en uno mismo, es lo que separa a los ricos de los pobres. Cuida tu dinero, es un recurso indispensable para los negocios.

  1. Falta de entusiasmo.

El entusiasmo es la clave para alcanzar el éxito con cualquier cosa que hagas. Sin entusiasmo o sin una verdadera pasión por tu trabajo, no podrás llegar hasta el final.

La pasión por algo significa que quieres hacerlo todos los días, independientemente de la cantidad de dinero que ganes o de los contratiempos que sufras.

Esta es la misma razón por la que las personas que persiguen el dinero nunca lo encontrarán. Cuando el dinero es la fuerza motriz, en lugar de la pasión, abandonarás la actividad mucho antes de tener éxito en ella.

  1. Intolerancia.

Ser abierto de mente es algo que todo buen empresario debe ser. Abierto a nuevas ideas, nuevas formas de pensar, nuevos tipos de personas.

La intolerancia hacia los demás, y sus ideas, va a dañar tu reputación. Especialmente cuando la gente con la que eres intolerante es gente con la que trabajas o haces negocios.

  1. La intemperancia.

La intemperancia, similar a la intolerancia en muchos aspectos, es otra de las principales causas de fracaso. Si eres alguien que tiene tendencia a enfadarse, vas a acabar molestando a mucha gente. También vas a acabar arruinando tu productividad; porque derrocharas tu energía y salud.

  1. Incapacidad para cooperar con los demás.

La colaboración con los demás es inevitable. Si no eres capaz de cooperar con otras personas, no llegarás muy lejos.

La única manera de conseguir lo que quieres es ayudar a otras personas a conseguir lo que quieren; y eso no lo conseguirá nadie que se niegue a cooperar con los demás.

  1. Posesión de poder heredado sin noción de esfuerzo.

Las personas a las que se les ha dado poder y no se lo han ganado por sí mismas están destinadas al fracaso; porque en la mayoría de los casos no habrán adoptado y dominado los hábitos y habilidades esenciales que se requieren para ganar este poder en primer lugar.

También es muy probable que carezcan de la experiencia y los conocimientos necesarios para utilizar su poder adecuadamente. Las riquezas rápidas son más peligrosas que la pobreza.

  1. Deshonestidad intencionada.

No importa si te mientes a ti mismo o a otras personas. La falta de honestidad se volverá en tu contra al final. La gente no confiara en ti y no querrá trabajar contigo. No serás sincero contigo mismo. La desconfianza genera alto grado de inseguridad.

  1. Egoísmo y vanidad.

El ego a menudo se interpone en el camino de la gente para mejorar sus conocimientos y su educación. También se interpone en la colaboración.

Me he encontrado con muchas personas que son demasiado tercas para entender por qué se equivocan o colaboran con otras personas porque se creen más grandes que los demás.

  1. Adivinar en lugar de pensar.

Si eres culpable de esto, sólo estás pidiendo el fracaso. ¿Adivinar en lugar de pensar?  Si no te basas en hechos y piensas con precisión, es imposible que tomes buenas decisiones.

Hay mucha gente que empieza a discutir porque tiene este tipo de mentalidad. Se limitan a suponer, y luego se olvidan de investigar realmente antes de formarse una opinión.

  1. Falta de capital.

Por último, la falta de capital ocupa el puesto 30 en la lista de las principales causas de fracaso. El dinero es obviamente un problema para muchas personas que tienen sueños e ideas, en la mayoría de los casos para construir el negocio que desean.

A menudo, si su plan de negocio es lo suficientemente bueno, podrán buscar inversores o podrán empezar con un tamaño más pequeño y con menores costes e ir creciendo paulatinamente.

Te invito a valorar del 1 al 5 cuanto tienes de cada una de estas causas del fracaso y ponerte a trabajar de inmediato en minimizarlas o eliminarlas directamente.

Si necesitas ayuda profesional, estoy a tu disposición a través de mis servicios de alto valor en www. diamantinacenteno.com



0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios