Entrevista a Esther Vaquero: “Me siento muy afortunada por haber crecido en Salamanca”

- en Gente

La periodista Esther Vaquero manifiesta con orgullo que “soy salmantina de cuna, de sangre y de corazón” y asegura que “no recuerdo haber tenido en la vida otra vocación que no fuera la de contar historias”, algo que ahora hace cada noche para una numerosa audiencia desde Antena 3 Noticias. Desde que se licenció en la Universidad Pontificia de Salamanca ha trabajado en los canales de radio y televisión más importantes del país: Telecinco, la Cadena SER, Cuatro, La Sexta, TVE y hasta la delegación de la BBC en Londres, trabajos que ha desarrollado siempre “con humildad y honestidad”, algo que, según reconoce, “hago desde que empecé como becaria en Salamanca”.

En los últimos años se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de la televisión. ¿Ha sido duro el camino?

Bueno, desde luego nuestro oficio de periodistas suele ser de largo recorrido y de mucho esfuerzo. Yo llevo 16 años trabajando y lo he hecho en muchos medios distintos, pasando por prensa, radio o televisión. Ahora estamos viviendo un momento dulce porque las audiencias nos acompañan, pero lo importante, en todo caso, es hacerlo siempre con humildad y honestidad. Es algo que  hago desde que empecé como becaria en Salamanca.

Antes de llegar a los informativos de Antena 3 ha pasado por otros programas de la cadena y por otras televisiones. ¿Cuál ha sido el proyecto más enriquecedor como profesional?

Creo que cada experiencia te aporta algo en cada momento concreto y te hace crecer y aprender. No podría haber llegado a donde estoy ahora sin alguno de los pasos previos… Recuerdo con mucho cariño mis años en ‘La Gaceta de Salamanca’, en la ‘BBC de Londres’, mi época como reportera con Concha García Campoy o la primera Navidad que presenté ‘Espejo Público’. Pasé unos nervios terribles, pero eso me hizo crecer muchísimo.

Reportera o presentadora, ¿en qué faceta se siente más a gusto?

Las dos tienen muchos pros y algún que otro contra. Echo de menos reportajear, viajar y conocer cada día a gente y lugares nuevos, pero ahora mismo también me encuentro muy a gusto en el plató. Es un trabajo que disfruto mucho, que supone una gran responsabilidad y que además me permite conciliar como madre trabajadora –por el hecho de viajar menos-.

Alguna vez ha comentado que es una persona tímida. ¿Cómo supera esa timidez para enfrentarse a una cámara?

Más que tímida, soy una persona muy reservada. Soy consciente de que tengo un perfil público porque puedo ser un rostro conocido para quienes ven la televisión, pero fuera del trabajo soy muy discreta. Quizá por eso hay quien lo entiende como timidez, pero no es el caso. Para ponerme delante de las cámaras o de un micrófono, lo que más seguridad da siempre es conocer a fondo aquello que vas a contar.

La pandemia nos ha cambiado la vida a todos. ¿Cómo ha vivido este último año profesional y personalmente?

He tenido la suerte de que nadie de mi círculo más cercano se ha visto contagiado. Y cuando estalló la pandemia me encontraba de baja por maternidad. Mi hija pequeña tenía 4 meses cuando nos confinaron y tuve que adelantar unas semanas mi vuelta al trabajo. Ha sido un año duro para todos.

Tanto su compañero Vicente Vallés como usted han sido protagonistas en varias ocasiones en las redes sociales. ¿Le afectan las críticas?

A quien me critica con criterio y de forma constructiva, intento escucharle con humildad. Pero no dejo que me afecte quien critica porque sí, sin conocerme y ocultando su identidad. Las redes sociales están llenas de usuarios que se esconden detrás de un nombre y una foto falsa, y me parece de lo más cobarde, porque se están dirigiendo a mi con mi nombre y apellido, ¿no?

¿Ha tenido que sacrificar algo importante para llegar a donde está ahora?

¡Muchas horas de sueño! Jajaja… He pasado muchos años madrugando –o más bien trasnochando- porque cuando presentaba ‘Las Noticias de la Mañana’ me levantaba a las 2 de la madrugada. Además, soy de prepararme mucho cada programa que hago y eso a veces pasa por robar horas al sueño.

¿Qué recuerdos tiene de su etapa de estudiante y de sus inicios como periodista en los medios locales de Salamanca?

Fue una etapa maravillosa. Estudié la EGB en el colegio Virgen de la Vega, -en el Teso de la Feria-, la Secundaria y el Bachillerato en el I.E.S. Torres Villarroel y de ahí fui a la hasta la Facultad de Comunicación de la UPSA. De cada lugar tengo muy buenos recuerdos y me parece mentira que hayan pasado ya ¡20 años! desde que empecé la carrera de Periodismo, por ejemplo. Fui de vocación temprana, desde los 14 ó 15 años tenía claro que quería ser periodista y he tenido la suerte de poder dedicarme a ello.

A pesar de vivir fuera, Salamanca sigue siendo importante para usted. ¿Visita a menudo la ciudad?

Claro, allí viven buena parte de mi familia y amigos. Mis padres, mi hermano… No perdono unos días en las fiestas de septiembre, en las casetas. Y cada Lunes de Aguas o cada noche de San Juan me entra una morriña tremenda.

Aparte de estar con la familia y los amigos, ¿qué es lo que más le gusta hacer cuando está en Salamanca?

Me encanta dar paseos por la zona fluvial con mis niños, salir de pinchos, dar un paseo por el centro… En cada rincón tengo recuerdos de mi infancia y primera juventud, me siento muy afortunada por haber crecido allí.

 ¿Qué supuso ser la pregonera de las Ferias y Fiestas en 2015? ¿Qué recuerdos guarda de ese día?

Fue un día muy especial que guardo en el corazón para el resto de mi vida. Recuerdo el día en que me llamó el entonces alcalde –Alfonso Fernández Mañueco- para proponérmelo, y el shock inicial al pensar que no era “digna” de ese honor porque habitualmente los pregoneros son gente mayor con mucho más recorrido… Pero mi familia y amigos me animaron y me propuse escribir el pregón más emocionante posible. Creo que lo conseguí, jaja.

 ¿Qué consejo le daría a quienes están empezando en el periodismo?

Cada vez que me entrevista algún estudiante de Periodismo –que son muchos- siempre les aconsejo que hagan todas las prácticas posibles. Porque en la facultad se aprenden muchas cosas, evidentemente, pero el oficio se hace trabajando. Y también trabajando es donde se conoce a gente y donde puedes demostrar que vales para este oficio, que tienes ganas y te esfuerzas.

 ¿Cuál es su referente en los medios de comunicación?

Concha García Campoy, Vicente Vallés, Susanna Griso, Carlos Alsina…

¿Practica algún deporte?

Siempre me ha encantado la bicicleta, pero ahora mismo tengo muy poco tiempo, porque cuando no estoy trabajando estoy con mis hijos, que son pequeños. Y es un ‘no parar’, así que ellos son ahora mis como entrenadores personales, jaja…

¿Cuál es su canción favorita?

Tengo muchas, muchísimas. Ahora mismo se me ocurre ‘Nothing else matters’ de Metallica.

¿Cuál es su grupo musical favorito?

¡También tengo muchos! M-Clan, Aerosmith, Bruno Mars, Adele…

 ¿Cuál es su libro favorito?

‘Aquitania’, el último Premio Planeta, me ha encantado. Le guardo un cariño especial, además, porque yo presento la gala en la que se entrega este premio y siempre es muy emocionante.

¿Cuál es su comida preferida?

El salmón en papillote con verduras me chifla. Pero soy de buen comer, en los últimos años me he hecho muy amante de la cocina japonesa y tailandesa. Con un buen pad thai se me hace la boca agua.

Tres ciudades que le gustan

Londres, Cambridge y Amberes.

Y sobre Salamanca, ¿en qué zona se ha criado y crecido?

En el barrio de El Tormes.

0 0 votos
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios