Macotera, los primeros pasos

- en Historia
31
Macotera

Al mirar por la ventana, veo un sol sonriente dibujado en la fachada de la casa de enfrente. Paso las hojas de un periódico y leo que se cumplen 800 años desde que Macotera aparece, por primera vez, en un documento histórico, que data de 1220, (pero no dice cuál), y  que, por lo tanto “Turismo del Reino de León” se suma a la efeméride.

Como soy macoterano me he adentrado más en el asunto y di con Macotera histórico mucho antes. Lo vi, por primera vez, en el mapa de Julio González, en el que describe la repoblación de la Armuña en el siglo XII, durante el reinado de Alfonso VII. Y existe otro testimonio de que Alba y su tierra fueron repobladas durante ese reinado (Alfonso VII) en 1144, pues donó al obispo de Salamanca el diezmo de las rentas reales de Alba y su  tierra, y, dentro de esa tierra, se encontraba Macotera.

En 1196, Macotera se encontraba del lado de acá de la linde de los reinos de León y Castilla. La raya seguía la ruta de Zorita y Aldeaseca de la Frontera y continuaba por la Huelga hasta el valle del Jerte. En este período histórico, Alfonso IX era el rey de León, y Alfonso VIII, el de Castilla. Estos monarcas se disputaban la propiedad de ciertos castillos, motivo por el que mantuvieron serios enfrentamientos. Con el fin de solventar estos conflictos, ambas cortes se citaron en Tordehumos; y, allí, se firmó un tratado por el que Alfonso VIII tenía que devolver varios castillos al rey leonés. El rey castellano no respetó lo pactado y, entonces, aquél le declaró la guerra.

En abril de 1197, se inició, de nuevo, la lucha. Alfonso IX recobró Castro de los Judíos y asoló el reino castellano. La venganza de Alfonso VIII y de su aliado el rey aragonés se reprodujo de inmediato, y con el apoyo de los portugueses, decidió adentrarse en la tierra de Salamanca. Devastaron sus tierras y la villa y aldeas de la tierra de Alba de Tormes. Entre los pueblos, que sufrieron tamaño asolamiento, se encontraba Macotera.

Tras la guerra, Alba y su tierra quedó declarada “zona catastrófica” y había que recomponerla de algún modo. Alfonso IX se comprometió, personalmente, a rehabilitar el territorio. Trae nuevos colonos de las provincias norteñas (Galicia, Burgos, Santander, Vizcaya, Logroño, Ávila (los Blázquez) y mozárabes. Incrementó la tierra de labor, talando parte de los montes, ordenó reparar las viviendas destruidas y levantar otras nuevas.

Los nuevos repobladores eran gentes sin recursos y sometidos al yugo de algún señor o de abad de monasterio, a quienes el rey prometió tierra propia, casa y ganados, exención de impuestos y el reconocimiento del derecho de libertad. Una inmigración azuzada por la necesidad como todas. Este nuevo asentamiento supuso, para Macotera y su entorno, mayor bienestar y desarrollo económico.

En otros parajes próximos, el rey ordenó la fundación de nuevos pueblos de colonización donde pudiesen asentarse los nuevos pobladores como es el caso de Gómez Velasco, Tordillos, Fresnillo, Pedrosillo, Galleguillos…

En diciembre de 1224, Alfonso IX confirma el reparto de heredades a los nuevos colonos. Para llevar a efecto la voluntad real, en cada aldea se nombra un jurado. El jurado, que se encarga de la distribución en Macotera, lo integran: Moro García, Sancho, Pero Gonzalvo, Peidro Serrano y Johanes Diago.

La adjudicación quedó como sigue:

Peidro Serrano, le asignan XV obradas; filios de Domingo Gordo, I juga (*) e XII obradas; dona Sancha,  II obradas e media; Michael, media juga; mulier (mujer) de Johan Fagu(n), XV obradas; Peidro Cunado, I juga; la heredat Descarga Maria, I juga; Sancho García, VI obradas; Bienayazo, media juga; Domingo Lobo, media juga; Domingo Michael, XL e V obradas; Mari Cara, I juga; Mari Martín, I juga e V obradas; nieto Nuño ( en blanco), VII obradas; Mari Gomiz, XVI obradas; la sobrina de Sancho Pero, VIII obradas e I ferren (*); filios de Posado, XL obradas; dona Oria, XV obradas e media; Fernand Panadero, IIII obradas; dona Amuna, VI obradas.

Archivo Municipal de Alba de Tormes

Macotera pudo haber surgido antes, pero no tenemos datos, solo el nombre, que data de la época prerromana. Lo que sí son fiables los datos escritos que nos han llegado.

Autor

Eutimio Cuesta Hernández
Maestro. Escritor e investigador. Realizó estudios de Historia del Arte en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca. Ha publicado varios libros sobre Macotera y comarca.

Noticias relacionadas

0 0 voto
Valoración
Subscríbete
Notifícame sobre
0 Comentarios
Feedbacks en línea
Ver todos los comentarios